Saturday, August 30, 2014

EL ORIGEN DEL ACROSTICO DEL T.U.L.I.P.



El acrónimo del TULIP es desconocido para la gran mayoría de los evangelicos Hispanos, y los que lo han visto tampoco saben de su origen y lo que significa. Aunque muchos lo relacionan a Calvino o la Reforma, la verdad es diferente y es bueno saber su origen. El acrónimo TULIP se deriva del Ingles 

Total Depravity
Unconditional Election
Limited Atonement
Irresistable Grace
Perseverance of the Saints


Y traducido al Español sería:


Depravación total
Elección Incondicional
Expiación Limitada
Gracia Irresistible
Perseverancia de los Santos


Es cierto que el acrónimo TULIP se usa para enseñar los principios fundamentales de la Reforma, [muchos lo llaman “calvinismo”]. Pero se ha preguntado alguna ¿de dónde viene?  ¿Quién lo utilizó primero? El profesor del Covenant College Ken Stewart publicó un artículo en 2009 en el que investigó el origen de este dispositivo y el declara lo siguiente:

     "La única fuente clara extraída por Steele y Thomas referente a cuando se empleó el acrónimo TULIP es de Loraine Boettner autor de la obra de la doctrina reformada de la predestinación (1932). Evidentemente entonces, Steele y Thomas no fueron los creadores de TULIP pero sólo sus divulgadores más exitosos; el acrónimo tiene una historia no muy clara que se remonta a la utilización de Boettner de ella, y tal vez más allá ... Sin embargo Boettner  no reclama ninguna originalidad en la introducción de [el acrónimo]. Puede ser más justo inferir que él lo había encontrado ya en circulación ".

Y de hecho el TULIP había estado ya en uso como un dispositivo de enseñanza, tal vez por lo menos tan temprano como 1905, cuando el Rev. Cleland Boyd McAfee utiliza las siglas en una conferencia ante la Unión Presbiteriana, reunida en Newark, Nueva Jersey. De acuerdo con William H. Vail, escribiendo en “The New Perspectivas” [vol. 104 (1913), p. 394], en un artículo titulado "Los Cinco Puntos del Calvinismo Históricamente Considerado," Vail establece que:

     "Hace unos ocho años, tuve el privilegio de escuchar una conferencia por el Dr. McAfee, de Brooklyn, sobre los Cinco Puntos del Calvinismo, rendido ante la Unión Presbiteriana de Newark, Nueva Jersey, que fue de lo más interesante, así como instructivo. Para ayudar a la mente a recordar los Cinco Puntos, Dr. McAfee hizo uso de la palabra TULIP, que, poseyendo cinco cartas, se presta muy bien para el tema que nos ocupa, especialmente en lo que termina con la letra P, como se verá más adelante. "

Cleland Boyd McAfee nació el 25 de septiembre de 1866, y bien pudo haber sido el autor del famoso acróstico TULIP utilizado para enseñar a algunos los principios fundamentales del calvinismo. Se desempeñó como capellán durante casi veinte años. Al mismo tiempo, durante estos años, también se desempeñó como pastor asociado de la iglesia presbiteriana en Parkville.

En 1901, el Dr. McAfee aceptó una llamada al servicio de la Primera Iglesia Presbiteriana de Chicago. Tres años más tarde se trasladó a la Iglesia de la Avenida Lafayette Brooklyn, Nueva York. Habría sido durante este último pastorado que la conferencia anterior fue llevada a cabo, en donde el señor Vail oyó al Dr. McAfee utilizar el acróstico TULIP. 


Palabras para vivir: 


El acróstico del TULIP, aunque útil, es sólo un resumen inadecuado de la teología discutida y establecida en el Sínodo de Dort como respuesta a los seguidores de Arminio; y no es como muchos erroneamente asumen contiene la totalidad de la teología conocida popularmente como “calvinismo,” mejor propiamente dicho Reformada. Bien entendida, la teología conocida por el apodo del “calvinismo” es simplemente un entendimiento completo y total de lo que enseña la Biblia. Bajo esa luz, sólo “cinco puntos” no pueden resumir el conjunto, o incluso la esencia de la doctrina bíblica. ¿Es usted un estudiante de la Palabra de Dios, la Biblia? Entonces si es así, aparte un tiempo regular, todos los días para el estudio serio y de la Biblia, esto es crucial para su salud espiritual. 



Por Caesar Arevalo


TEMA RELACIONADO:  LA CONTROVERSIA ARMINIANA, EL SINODO DE DORT


FUENTE:

¿Quién fue el originador del acrostico TULIP?  http://www.thisday.pcahistory.org/tag/park-college-press/

Friday, August 29, 2014

EL NOMINATIVO ARTICULAR VOCATIVO Y LA DIVINIDAD DE CRISTO




[HEBREOS 1:8 en Griego]

Hebreos 1:8 es un texto en donde demuestra que Jesús es Dios, el autor de los Hebreos cita del libro de los Salmos de la versión de la Septuaginta. El texto esta cargado con elementos teológicos acerca de la naturaleza de Cristo. El autor a los Hebreos claramente muestra que Dios el Padre se dirige al Hijo como “Dios.” Sin embargo muchos que rechazan esta interpretación ofrecen justificaciones gramaticales para “probar”  que el texto no dice que Jesús es Dios. Vamos a la evidencia escritural.

El nominativo vocativo es un sustantivo en el nominativo que se usa en lugar de un vocativo, y se usa para dirigirse directamente al destinatario. En este caso de Hebreos 1:8, el nominativo vocativo es ὁ θεός [Oh Dios], y el destinatario es Jesus, a quien Dios el Padre llama “Dios.”


El nominativo por vocativo puede ser dividido en dos estructuras: anartrous [no artículo] y articular. Hoy nos enfocaremos en el articular. El nominativo articular vocativo envuelve el uso de dos formas: el dirigirse a un inferior y el sustituto simple por un sustantivo Semítico sin importar si el destinatario es inferior o superior. La clave para saber si el nominativo vocativo es articular es saber si es atribuido a una fuente semítica de la Septuaginta (LXX).
Usaremos el texto de Hebreos 1:8 para aplicar esta parte gramatical y veamos lo que nos enseña:


“Pero del Hijo dice: TU TRONO, OH DIOS, ES POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS, Y CETRO DE EQUIDAD ES EL CETRO DE TU REINO.” (Hebreos 1:8)


πρὸς δὲ τὸν υἱόν, Ὁ θρόνος σου, ὁ θεός, εἰς τὸν αἰῶνα τοῦ αἰῶνος• ῥάβδος εὐθύτητος ἡ ῥάβδος τῆς βασιλείας σου


LEXICO


Ὁ =el (Articulo nominativo masculino singular)


θρόνος =tronos (sustantivo nominativo masculino singular)


ὁ = Oh (articulo vocativo masculino singular)


θεός =Dios (Sustantivo nominativo masculino singular)


SINTAXIS


Existen tres posibilidades sintácticas para θεός en el pasaje anterior: primero, como sujeto (“Dios es tu trono”); como predicado nominativo (“Tu trono es Dios”);  y el nominativo articular vocativo (como en la traducción de arriba). La mayoría de las traducciones, comentarios y gramáticos mantienen la tercera posición la cual usa el nominativo articular vocativo por sobre las otras dos.
Entre los argumentos están los siguientes a favor de la tercera forma sintáctica:


1.    Es una exageración el argumentar  [como lo hacen los que están en contra de que Hebreos 1:8  se refiere a Jesús como Dios] que si el escritor quisiera dirigirse a Dios el pudo haber usado el vocativo  “θεέ”, el problema es que no existe este caso excepto en Mateo 27:46. Por lo tanto el nominativo articular vocativo es generalmente aceptado por elección universal.


2.    Esto es especialmente el caso cuando citamos de la Septuaginta LXX, pues la Septuaginta es igualmente reticente para usar la forma vocativa, ya que en el Hebreo no existe semejante forma.


3.    La acentuación en el Hebreo del Salmo 45:7, del cual Hebreos 1:8 cita, sugiere que existe una pausa entre “trono” y “Dios”, y por lo tanto el nominativo articular vocativo es el objeto de la frase en donde “tu trono” es el sujeto, haciendo de Cristo Dios.


CONSIDERACIONES TEOLOGICAS


Hebreos 1:8 es un dolor de cabeza para los racionalistas y heréticos que niegan la deidad de Cristo. Pero la evidencia gramatical y sintáctica muestra que Jesús es Dios. 


George H Guthrie dice referente a este pasaje, “ el nominativo articular vocativo  ὁ θεός de 1:8 se entiende que proclama la deidad de Cristo, y al mismo tiempo la distinción entre el Hijo y el Padre.” Esta construcción léxica también es apoyada por el Texto Masoretico el cual dice “Tu Trono, Oh Dios.”



por Caesar Arevalo




FUENTES:


-Beale, G.K and Carson, D, A, “Commentary on the New Testament use of the Old Testament.” (2007) Baker. Grand Rapids, Michigan
-Wallace, D, “Beyond the Basics: Exegetical Syntax of the New Testament.” (1996) Zondervan, Grand Rapids, Michigan

Wednesday, August 27, 2014

EL PRONOMBRE DEMOSTRATIVO EN 1 JUAN 5:20


[1 Juan 5:20]

El Pronombre Demostrativo

El pronombre demostrativo es un señalador que aísla un objeto en una forma especial. Los tres pronombres demostrativos usados en el Nuevo Testamento son οὗτος [este],  ἐκεῖνος [ese],  y ode, este último es rara vez usado, siendo registrado solo diez veces en el NT. οὗτος se refiere generalmente al objeto cercano (este), mientras que ἐκεῖνος  se refiere al objeto lejano (ese). Existen excepciones a esta regla en que ambos pronombres demonstrativos funcionan como pronombres personales. Así como también, estos violan las reglas que los pronombres personales siguen. 


REGLA GENERAL


La forma de saber cuando οὗτος o ἐκεῖνος  se refiere a lo que está cerca o lejos es en base al contexto y lo que el escritor tiene en mente, o en el espacio tiempo del escritor. Sin embargo hay situación en donde ambos están en conflicto. Por ejemplo, lo que esta “cercano” de acuerdo al contexto, no necesariamente indica que es lo que el autor tiene en mente. 


Veamos cómo se aplica el pronombre demonstrativo de proximidad Ουτος  al texto de 1 Juan 5:20.


“ καὶ ἐσμὲν ἐν τῷ ἀληθινῷ, ἐν τῷ Υἱῷ αὐτοῦ Ἰησοῦ Χριστῷ. οὗτός ἐστιν ὁ ἀληθινὸς Θεὸς καὶ ζωὴ αἰώνιος.


“…y nos ha dado entendimiento a fin de que conozcamos al que es verdadero; y nosotros estamos en aquel que es verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios y la vida eterna.”


Este texto es problemático exegéticamente por una variedad de razones. Lo que aquí nos interesa es saber cual sustantivo es el antecedente. Muchos eruditos y académicos bíblicos consideran θεος [Dios]  en vez Χριστῷ [Cristo] como el antecedente aun cuando Χριστῷ [Cristo]  es el más cercano. Winer argumenta a favor de θεος [Dios]  diciendo que “en primer lugar αληθινος  θεος [verdadero Dios] es un epíteto constante y exclusivo que se refiere al Padre; y segundo, de ello sigue una advertencia en contra idolatría, y que  αληθινος  θεος es siempre contrastado con la idolatría [Winer-Moulton 195].


Sin embargo, existen buenos argumentos que el antecedente es Cristo:
1.    Aunque es verdad que αληθινος  θεος no se refiere en ninguna otra parte, 


ἀλήθεια [vedad] si lo es, y eso lo vemos en la literatura Juanina (Juan 14:6). Además αληθινος θεος no es un epíteto constante como Winer supone, y que también se encuentra en Juan 17:3 y 1 Juan 5:20. 


2.    A Cristo se le dice ζωη [vida] en los escritos de Juan (11:25; 14:6; 1 Juan 1:1-2) y no se usa ningún epíteto referente al Padre. 


3.    El pronombre demonstrativo ουτος [este]   en los evangelios y las epístolas es usado en una rica forma teológica: Especificamente de las aproximadamente 70 veces en que se usa ουτος en referencia personal, al menos 44 de ellos se refiere al Hijo. De los otros sobrantes, muchos de ellos implican una conexión positiva con el Hijo. Lo que es más significativo es que nunca es al Padre a quien se hace referencia. Esto es totalmente valioso pues aumenta la probabilidad que Iησοῦ Χριστῷ  es el antecedente de 1 Juan 5:20, y por lo tanto, existe razones gramaticales para concluir que Juan usa el pronombre demostrativo  ουτος  para referirse a Cristo como Dios al usar  el sustantivo calificativo  “αληθινος  θεος.”



Por: Caesar Arevalo


FUENTE:

-Wallace, D, B "Greek Grammar: Beyond the Basics" (1996) Grand Rapids, Michigan, Zondervan

Tuesday, August 26, 2014

JUAN 1:21: LO QUE EL GENITIVO DE APOSICION NOS ENSEÑA ACERCA DE CRISTO




 [Juan 2:21 en Griego: "EKEINOS DE ELEGEN PERI TOU VAOU SOMATOS"]


EL GENITIVO DE APOSICION Y LA DIVINIDAD DE CRISTO

INTRODUCCION

Una buena exégesis, significa el seguir las reglas de la correcta interpretación, hermenéutica. En este caso, el estudio de los idiomas originales nos muestra cuanta necesidad existe el aprender la gramática, léxico, sintaxis y el contexto histórico para entender el significado original del texto. Unos de los temas más importantes en el estudio del léxico Griego es el estudio de los sustantivos. Existen cuatro casos de sustantivos en Griego: Nominativos, Genitivos, Acusativos y Dativos. De estos cuatro casos, el genitivo hace el 25 por ciento de los sustantivos en el Nuevo Testamento!

El estudio del sustantivo genitivo está dividido en cinco partes y cada una de esas partes están subdividas en otras categorías. Es dentro de estas categorías que se estudia el genitivo de aposición.

El genitivo de aposición a su vez, se divide en dos partes, la aposición simple y el genitivo de aposición.  Es la estructura gramatical del segundo, genitivo de aposición, que nos demuestra que el Nuevo Testamento presenta a Cristo como Dios y la verdad de la doctrina de la Trinidad, pero no solo esto, también confirma que la Gloria de Dios [Shekinah], la cual se apartó de Israel [Iacaboh] regresa y habita en su plenitud en Cristo! El VERDADERO ISRAEL.

Lo que vamos a estudiar no solo nos enseñará lo que el NT dice acerca de Cristo, sus enseñanzas y naturaleza, pero tambien nos dará un fuerte argumento teológico fundado en la Biblia contra los que niegan la divinidad de Cristo y la doctrina implícita de la Trinidad.

EXEGESIS DE JUAN 2:21 

El sustantivo en el caso genitivo de aposición se refiere a la misma cosa al igual que el sustantivo al que está relacionado, existen muchísimos casos en el Nuevo Testamento, recuerde el 25 por ciento de los casos en sustantivo están en genitivo. La forma de identificar un sustantivo de aposición es reemplazar la preposición “de” + el sustantivo genitivo con el parafraseo, “el cual es” o “especialmente”; o si es una persona “quien es.” Si el reemplazo no tiene sentido, entonces es probable no que exista un sustantivo de aposición; pero si el reemplazo tiene sentido entonces es muy probable que el sustantivo de aposición exista. 

Veamos cómo se aplica este sustantivo de aposición en Juan 2:21 y lo que nos enseña el texto en Griego:

“21 Más él hablaba del templo de su cuerpo.”

Vemos que el verbo “hablaba” [ἔλεγεν] está en el imperfecto indicativo activo, tercera persona singular. Es decir el autor del evangelio, Juan, narra la historia mientras esta llevándose a cabo en ese  momento. Luego cuando hacemos el análisis lexicográfico vemos que cada palabra de la forma gramatical esta en el genitivo:

El = τοῦ [Articulo Genitivo Masculino Singular]

templo =  ναοῦ  [Sustantivo Genitivo masculino singular]     

del =  τοῦ    [Articulo Genitivo neutral Singular]   

cuerpo =  σώματος  [Sustantivo Genitivo neutral singular]

su =  αὐτοῦ   [Pronombre posesivo personal-Genitivo Masculino, tercera personal]    

Apliquemos la regla del reemplazo para ver si existe la posibilidad de que sea un sustantivo genitivo de aposición:

“Mas él hablaba del templo de su cuerpo,” si reemplazamos la palabra “de” con “el cual es” tenemos lo siguiente:
“Mas el hablaba del templo, EL CUAL ES su cuerpo”

Este texto nos muestra, por lo tanto, claramente que el genitivo de aposición [CUERPO] está relacionado a otro genitivo [TEMPLO].

SIGNIFICADO TEOLOGICO

La exégesis anterior nos muestra tres doctrinas importantes relacionados a la resurrección de Cristo, su divinidad y la Trinidad.”
1.     Claramente indica que los escritores del Nuevo Testamento vieron la resurrección de Cristo como una resurrección física del cuerpo.

2.     Jesús es presentado aquí como el agente de su propia resurrección.  Además, el Nuevo Testamento también habla del Padre y el Espíritu Santo como participantes de la resurrección de Cristo:  “el cual obró en Cristo cuando le resucitó de entre los muertos” (Efesios 1:20);   “Porque también Cristo murió por los pecados una sola vez, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, muerto en la carne pero vivificado en el espíritu” (1 Pedro 3:18). ¿A dónde nos lleva estas evidencias? A la doctrina de la Trinidad.

3.     La colocación de dos sustantivos “templo” y “cuerpo” relacionados a la resurrección de Cristo, también nos muestra la culminación de las profecías Bíblicas de que  el “Shekinah” [la Gloria de Dios] que se había apartado del templo (Ezequiel 9-11), ahora habita en Cristo, el verdadero templo (Juan 1:14).

Ezequiel 9: 3 nos dice que la gloria de Yahve comenzó a apartarse de Israel lentamente, pasando de su morada en medio de las querubes en el arca hasta el umbral de la casa, en Ez.10: 4 se pasó de la casa a la corte. En Ez.10: 18-19 va desde la corte a la puerta oriental y en Ez.11: 22-23 va desde la puerta del este hacia el Monte de los Olivos. Como veremos esto es significativo. Pues es entonces que Israel fue capaz de decir en verdad "Ichabod" la gloria se ha apartado, pero no iba a ser un abandono permanente.
 
En Hageo 2: 9 dice el profeta esta promesa, "La gloria postrera de esta casa será mayor que la primera, ha dicho Jehová de los ejércitos. Y en este lugar daré paz, dice Jehová de los ejércitos."

¿Cómo podría esta segunda gloria ser mayor que la primera?

Leamos Juan 1: 14: "La palabra se hizo carne y habitó entre nosotros y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre." Aquí Jesús se refiere a la gloria  del Padre. Juan comienza su evangelio a demostrar que la Palabra era igual a Dios y es Dios (Jn. 1, 1), en el v.14 esta Palabra se hizo carne, se une con humanidad de Jesús.  Juan 1: 14 describe este evento como la palabra (logos) se hizo carne (tabernáculo). Esta gloria de Dios ahora se hace visible de un modo nuevo "La palabra se hizo carne y habitó entre nosotros." La palabra traducida del Griego parahabita”  (tabernáculo) es skeinei que es del Hebreo Mishkhan, (shachan, significa "permanencia), que es de la misma raíz que Shekinah. Su significado- hacer un tabernáculo como Dios lo hizo en el Antiguo Testamento. "La palabra se hizo carne y habitó entre nosotros." Dios tomó sobre sí la carne humana y vivió en el planeta tierra.

Hemos visto como el sustantivo genitivo aposicional en Juan 2:21 nos enseña que la resurrección de Cristo fue corporal, que Cristo es Dios y que la doctrina de la Trinidad es Bíblica.

Caesar Arevalo 


FUENTE:

-Wallace, D, B. (1996) Greek Grammar: Beyond the Basics. Grand Rapid, Michigan. Zondervan.

Saturday, August 23, 2014

1 TIMOTEO 2:12 ¿PUEDEN LAS MUJERES ENSEÑAR?



INTRODUCCION

Uno de las confusiones dentro del evangelicalismo está en el hecho de mujeres con "ministerio" pastoral entre otros. En este artículo responderé a la pregunta de si es legímimante bíblico que la mujer deba predicar o enseñar dentro de la iglesia. 
La existencia dentro del evangelicalismo pentecostal de supuestos “ministerios” de mujeres, auto proclamadas “pastoras” “profetizas”  “apóstalas”  “sanadoras”  “visionarias”..etc…no es nuevo, en los años 20 en los Estados Unidos una de las más famosas y tristes “evangelistas” fue Aimee McPherson (1980-1944), fundadora de la denominación pentecostal Foursquare Church o “Iglesia Cuadrangular”quien fue la primera que usó los medios de comunicación para sus cruzadas de sanidad, siendo así la precursora de los modernos evangelistas de “milagros.” 

Su templo en Los Angeles, California “Angelus Temple” fue el centro de atención mundial de ese entonces. Hoy en día, mas de 40 años después, los Estados Unidos está lleno de mas “profetizas” mujeres “evangelistas” como nunca antes en su historia que compiten con los más populares evangelistas y “personalidades” evangélicas como Warren, Osteen y T., D. Jakes, y otros.

Sin duda, que este fenómeno no se limita al evangelicalismo pentecostal carismático, sino también dentro del protestantismo con una teología liberal humanista, se considera  a la mujer con títulos como “Reverenda” “Obispa” etc. 

Muchos de los que justifican esta práctica proveen una lista de mujeres en la Biblia que de una u otra manera estuvieron envueltas en las cosas de Dios, tanto en el Antiguo como en Nuevo Testamento. Aunado a esta justificación, tratan de re-interpretar textos en donde específicamente y claramente enseña el papel de la mujer en la congregación y como debe conducirse en ella, con una hermenéutica situacional en donde, conscientes o no, cometen eiségesis [introducen en el texto Bíblico algo diferente a lo que el texto dice], y por consiguiente hacen de las Escrituras, solo un libro de sugerencias sujetas al capricho del que lo lee y así atacan la inspiración misma de las Escrituras.

Veamos la evidencia Escritural, y para esto iremos a lo que enseña Pablo en 1 Timoteo 2:12:

γυναικὶ δὲ  διδάσκειν οὐκ ἐπιτρέπω, οὐδὲ αὐθεντεῖν ἀνδρός
[gunaiki   de   didaskein    ouk     epitrepo       oude    authentein       andros] 

Sin embargo, No permito enseñar a la mujer ni usar autoridad sobre el hombre  [1 Timoteo 2:12]

En Griego existe el tiempo “verbo gnómico presente” el cual puede ser usado para hacer una afirmación general, o un hecho atemporal, o que no está limitado a un tiempo específico  y que indica su vigencia en todas partes sin límite de duración

Existen dos situaciones de semántica en donde el "presente gnómico" ocurre, pero que lleva la idea general. El primero tiene que ver con situaciones de la naturaleza y de Dios. Por ejemplo, la frase “el viento sopla de donde quiere” encaja esta categoría, pues indica la naturaleza independiente del viento con referencia al hombre, situación cultural y temporal. 

El segundo ejemplo se atribuye a la naturaleza de Dios, la frase “Dios es amor” es verdad hoy, así como lo fue en el pasado y lo será en el futuro y para siempre. Por lo tanto vemos que el tiempo gnómico caracteriza a estas afirmaciones. Vea el siguiente gráfico:


                                        TIEMPO GNOMICO 
----------------------------------------------------------------
PASADO               PRESENTE                FUTURO


 Existe cantidad de ejemplos en las Escrituras de verbos en donde caen en la categoría de "tiempos gnómicos," y un correcto  y cuidadoso análisis de la gramática y léxico en cada caso es necesario para distinguirlos de otros verbos también importantes. 

Uno de estos textos en donde el tiempo gnómico está presente es 1 Timoteo 2:12. De acuerdo a Wallace, “si este [texto] estuviera en tiempo presente descriptivo como muchos otros popularmente lo interpretan, esto significaría que el autor podría en el futuro permitir que la mujer enseñe…sin embargo existen diferentes argumentos en contra de esta interpretación:

1. La afirmación es demasiada sútil, pues en ausencia del indicador temporal “ARTI”=ahora mismo, o “NUN”=ahora, este argumento cae en la falacia de “rogar por la pregunta” es decir fuerza una situación que no se requiere.

2. Si fuéramos a hacer esto mismo con otros mandamientos en el tiempo presente, nuestros resultados exegéticos serian lúdicros y caprichosos. Por ejemplo ¿se diría que Efesios 5:8 significa que “no seamos llenos con vino por el momento, pero en el tiempo presente seamos llenos con el Espíritu Santo” Con la implicación que tal mandamiento cambiaria en el futuro? Vemos entonces que el verbo en Efesios 5:8 no es un verbo descriptivo sino más bien un precepto general que tiene implicaciones gnómicas. 

3. Gramaticalmente, el tiempo presente es usado con un objeto genérico (GUNAIKI=mujer) sugeriendo que debería tomarse como tiempo presente gnómico: "La mujer no enseñe en la Iglesia hoy y en el futuro."

4. Contextualmente, la exhortación parece estar enraizada en el tema de la creación Bíblica, véase v. 13 y su introducción con la conjunción causativa GAP="porque," indicando que no se trata de una situación temporal para cierto lugar cultural de ese entonces solamente. [Fuente: Wallace, Daniel “An exegetical Syntax of the New Testament,” Present Tense  p. 525] 

El análisis lexicográfico y gramatical según las reglas del Griego por Dr. Wallace es afirmado:

“Pablo da instrucciones en como una mujer debería de conducirse en la iglesia. Note que el sujeto ha cambiado de plural (mujeres) a singular (mujer), indicando que Pablo se dirige al género mujer en general. Pablo habla en términos fuertes, el no permite que la mujer enseñe o “usurpe la autoridad” sobre el hombre. Esto no debería ser interpretado como menospreciar a la mujer.” [The Complete Biblical Library].

CONCLUSION

Lo que Wallace esta diciendo, en base a la evidencia léxica y gramátical, que las mujeres no pueden enseñar en la iglesia ni ejercer autoridad por sobre el hombre. El uso del tiempo del verbo presente gnómico, que 1 Timoteo 2:12 no está limitado entonces, como erroneamente dicen los apologistas de "ministerio" de mujeres, al contexto cultural del tiempo de Pablo en Israel bajo el tiempo de los Romanos. Al contrario, los verbos que Pablo emplea están en el presente activo infinitivo [enseñar] y el presente activo indicativo [autoridad] indicando que la mujer no debe enseñar en la Iglesia ni ejercer autoridad por sobre el hombre bajo ninguna circunstancia, y por estar en el modo infinitivo, el cual trabaja como sujeto de la oración dirigiéndose al objeto, la mujer; e indicativo el cual se refiere a una acción certera y verdadera,  se concluye entonces que se refiere a un mandato de orden divino que se aplica a la iglesia en todos los tiempos sin interrupción ni cambio. 
La razón del mandato de Pablo esta en el versículo siguiente: “Porque Adán fue formado primero, después Eva;” el cual enfatiza el fundamento de orden de la creación. Los que promueven esta práctica de "ministerios" de mujeres ignoran deliberadamente el hecho que en el siguiente capítulo de la misma carta, Pablo establece quienes deben ser los oficiales de la Iglesia y sus requisitos.


Por Caesar Arevalo

Sunday, August 17, 2014

LA HEREJIA DEL ANTINOMIANISMO



Una de los legados del dispensacionalismo dentro del evangelicalismo Americano del siglo 19 es lo que se conoce como antinomianismo. El Dispensacionalismo es más conocido por su postura innovadora del “rapto secreto” [ la segunda venida de Cristo en dos etapas], pero se ignora su carácter antinominiano que caracteriza a todo el evangelicalismo en general: pentecostalismo, grupos y sectas independientes, etc. 

QUE ES ANTINOMIANISMO

Literalmente significa "contra la ley," antinomianismo es la opinión de que la ley moral resumida en los Diez Mandamientos ya no es vinculante para los cristianos. Generalmente, antinomianismo puede ser visto como característico de la rebelión humana contra cualquier autoridad externa. En este sentido, irónicamente, somos por naturaleza antinomianos y legalistas desde la caída de Adan: el rechazo de la orden de Dios, mientras búscamos nosotros mismos de justificarnos por nuestros propios criterios. La edad moderna se identifica especialmente por la demanda de la libertad de todas las limitaciones. "tu eres tu propia ley" “si esto es bien para ti, entonces hazlo,”  es el credo moderno. El rechazo a cualquier autoridad por encima del mismo, incluyendo las normas bíblicas es tan evidente en las denominaciones evangélicas como en la totalidad de la cultura. Antinomianismo también puede entenderse en relación con su opuesto, neo-nomianism, que es la opinión de que el evangelio es básicamente una nueva ley que presenta nuevos requisitos para la vida cristiana, incluso necesario para ganar el favor de Dios. 

LA LEY DE DIOS

La ley de Dios es Suprema, universal e integral, y todo ser humano está obligado a obedecerla. La Biblia insiste en que toda acción humana, el derecho y las políticas públicas estén totalmente, y de forma global sujetas a la norma divina de las Sagradas Escrituras. En lo que se refiere a la ley moral y la legislación, la pregunta no es " ley o sin ley", sino ¿Cuál ley? Esta pregunta necesita ser contestada. La humanidad ya sea sigue la ley de Dios o una ley de su propia creación. El tema es uno de  “Teonomía”  [ley de Dios] o “autonomía”  [auto-ley humana.] 

Si bien es cierto que ningún hijo de Adán puede guardar perfectamente la santa ley de Dios, ellos son comisionados y mandados a que guarden totalmente la ley de Dios, en todos los ámbitos y aspectos de la vida. Esta obligación se da a todos, sin excepción, Cristianos y no Cristianos. Todos los que son creados a imagen de Dios son totalmente responsables de dar cuentas y de obedecer. El hecho de que, por naturaleza, no lo harán, ni pueden obedecerlo no los exime de la adhesión a los mandamientos divinos. Este concepto nunca se enseña dentro del evangelicalismo popular y por lo tanto la gran mayoría lo rechaza tildándolo de “legalismo.”
Por otro lado, aquellos que son regenerados por el último Adán, Cristo el Señor, están facultados por el Espíritu Santo, a ejercer adecuadamente la comisión de la obediencia a la Ley de Dios totalmente. Sin embargo, incluso los hijos de Dios, no puede guardar la ley perfectamente. Ellos, no obstante, se esfuerzan por mantener con el poder de Dios su ley. Todo cristiano esta en el reino de Dios, y la ley de este reino es la ley de Dios. Todo verdadero cristiano es ama la ley de Dios y se deleita en ello. 
La humanidad se divide en dos grupos distintos cuando se trata de la ley de Dios. Están los que apoyan de la ley de Dios, o los que están en rebelión contra la ley de Dios. Son “pro-Ley” o “anti-Ley,”  es decir, “pro-nomos,” o “anti-nomos.” Los que están en contra de la ley de Dios son llamados anti-nomianos. (Literalemente en contra la ley de Dios).

Muchos son los que profesan ser cristianos, sin embargo, en la realidad se encuentran en abierta rebelión contra la Ley de Dios. Al aplicar erróneamente  las Escrituras, estos reclaman la “libertad” de la Ley, usando textos como Romanos 6:14:  "... pues no estáis bajo la ley sino bajo la gracia." (Romanos 6:14). 

Cuando el apóstol declara que los santos son libres del poder de la condenación a las demandas de la ley, los antinomianos interpretan este pasaje como si el cristiano esta exento de obedecer la perfecta norma de obediencia de la ley. En consecuencia se convierten en ley para sí mismos, y practican una forma de piedad sin el poder de la norma legal de Dios. Los antinomianos no pueden reconciliar las palabras del salmista con su doctrina errónea. 

"¡Oh, cuánto amo yo tu ley ..." [ Salmo 119 ]. 

Los antinomianos no aman  la Ley de Dios, sino que tratan de cambiarla para que se ajuste a sus deseos autónomos. 
Sin embargo, el Cristiano Bíblico no encuentra la ley moral y Judicial de Dios una carga. La Ley para él es una delicia y una herramienta de empoderamiento para el dominio personal y cultural. Los Cristianos aman la Ley porque les gusta el Legislador, el cual es Dios. Ellos obedecen la ley por amor y con una fe infantil [no simplista]. 

El principio de la vida cristiana practica es  "Si me amáis, guardad mis mandamientos." [Juan 14:15]. No existe ningún principio más claro que pueda ser establecido que esto. Amor y una  obediencia [fe] cuidadosa están unidos juntos. 

LA REFORMA Y LA LEY DE DIOS

La razón detrás del éxito de la Reforma Europea del siglo 16 se puede rastrear directamente a los principios de la ley Bíblica. Esto es especialmente evidente en el ámbito de Escocia. John Knox es considerado por muchos como el más consistente bíblica y teológicamente de entre todos los grandes reformadores. Su postura sobre el principio regulador de adoración y vida provocó un gran despertar y avivamiento entre los reformadores que siguieron a través de muchas generaciones. 

De todos los reformadores, Knox sigue siendo el más ardientemente amado y odiado con fiereza. Ningún líder Reformado vio tan claramente la necesidad de aplicar la Ley de Dios totalmente a todos los aspectos de la vida - político, social, económico, eclesiástico, familiarmente (es decir, a la familia), y personalmente, de Knox. 

Knox, junto con muchos de los otros grandes reformadores de su época vio el Antiguo Testamento como un libro de las Leyes de estudio de casos. Estos fueron los casos reales, históricos de precedencia legal que se iban a utilizar como libro de fuente del derecho y la política. Estas leyes también iban a ser vinculantes para todas las naciones en la misma medida en que se vinculan a Israel y Judá. Este poder vinculante de la ley de Dios era simplemente debido al hecho de que, como Dios mismo, también lo eran sus leyes inmutables y universales a todas las naciones y los pueblos, independientemente de su ubicación geográfica o afiliación religiosa. 

La aplicación de la ley Bíblica entre los magistrados está sobre el papel de las autoridades que rigen Civilmente; esto es una doctrina completa que interviene en todos los ámbitos de la vida. Principios éticos y legales para el hogar y la familia tanto como lo es el estándar para el Gobierno, por no hablar de la iglesia y el individuo. 

Esto no es legalismo, como sus críticos evangélicos y anabautistas dicen – esto es obediencia. Es una obediencia que no tiene fronteras, es decir, la obediencia tiene que ser practicada todos los días en todas las áreas de los reinos de la vida, sin excepción, y sin demora.

JESUS Y LA LEY DE DIOS

En Su Sermón de la Montaña, Jesús no dejó ninguna duda acerca de la relación entre su ministerio y la ley de Dios. Él le dice a su pueblo de no pensar siquiera que Él vino a acabar con la ley (Mateo 5:17). En el versículo 18, el Señor enseña que el más mínimo detalle de la ley se mantendrá en efecto hasta que el cielo y la tierra pasarán. Jesús nos advierte en el versículo 19 que cualquier persona que anula el menor de los mandamientos, y enseñe a otros a hacerlo será pequeño en el reino. Leamos Sus palabras: 

“17 No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir.
18 Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido.
19 De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos.”

En Juan 14: 15,21 y 23 Jesús define el amor en términos de obediencia a la ley de Dios. 

15 Si me amáis, guardaréis mis mandamientos. 
21 El que tiene mis mandamientos y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama será amado por mi Padre; y yo lo amaré y me manifestaré a él. … 23 Jesús respondió, y le dijo: Si alguno me ama, guardará mi palabra; y mi Padre lo amará, y vendremos a él, y haremos con él morada.

De acuerdo con nuestro Señor, la marca de un verdadero discípulo es la obediencia a su ley. No hay absolutamente ninguna evidencia de que Jesús se refiere a otra cosa que a la ley mosaica y El Nuevo Testamento aún no había sido escrito! No hay nada que sugiera que Jesús mide el amor del hombre hacia El conforme a alguna ley natural subjetiva aparte de la ley de Dios. 

Jesús enfáticamente dice "Si me amáis, guardad mis mandamientos." Y sus mandamientos no son distintos de la ley de Dios.

Jesús enseñó la validez permanente, no sólo de los Diez Mandamientos en general, sino que también enseñó a las sanciones penales de las leyes de caso para ser válido también. Un ejemplo de que Jesús defiende ley está en Mateo 15: 4, diciendo: "Porque Dios mandó diciendo: Honra a tu padre ya tu madre, y: El que maldiga al padre o a la madre, muera de muerte”. En contexto, Jesús condena a los fariseos por transgredir la ley de Dios por el bien de sus tradiciones. Jesucristo, por medio de sus propias palabras, sostiene el mismo punto en el que muchos critican la ética teonómica! 

LAS CONFESIONES REFORMADAS

Los reformadores entendieron perfectamente que el fruto de una vida cristiana en santidad es por la obediencia en amor a Dios de sus mandamientos. Ellos pelearon y refutaron abiertamente a los antinomianos en sus confesiones. Leamos algunas de ellas en donde claramente expresan el deber del cristiano de obedecer la ley de Dios, no por justificación, pues ellos entendían perfectamente más que nadie que la justificación es solo por la fe, pero por amor a Dios y agradecimiento de su salvación.

La Fórmula Luterana de Concordia defiende el "tercer uso" (es decir, la ley que impulsa a los pecadores a Cristo.): 

“Incluso después regeneración, los cristianos no están abandonados a sí mismos, sino que tienen la ley como regla fija para regular y dirigir sus vidas (VI.1).

 Las siguientes conclusiones son vale la pena citar en extenso: 

“Creemos, enseñamos y confesamos que, aunque los hombres verdaderamente creen [en Cristo] y verdaderamente convertidos a Dios han sido liberados y eximidos de la maldición y la coacción de la ley, sin embargo no sin Ley, pero han sido redimidos por el Hijo de Dios a fin de que deban ejercitarse en ella día y noche [que deberían meditar sobre la Ley de Dios día y la noche, y constantemente ejercitarse en su observancia, Salmos 1: 2], Salmos 119. . . Creemos, enseñamos y confesamos que la predicación de la Ley debe ser instado con diligencia, no sólo a los incrédulos e impenitentes, sino también de los verdaderos creyentes, que están verdaderamente convertidos, regenerados, y justificados por la fe (VI.2- 3). 

El Catecismo de Heidelberg comienza su sección "Gratitud" preguntando por qué debemos todavía hacer buenas obras si somos justificados solo por gracia en Cristo mediante la fe. Contesta: Lo hacemos "porque Cristo por su Espíritu también nos renueva para ser como él, de modo que en toda nuestra vida, podemos demostrar que somos agradecidos a Dios por todo lo que ha hecho por nosotros, y para que él sea glorificado por medio de nosotros . y lo hacemos bien, así que podemos estar seguros de nuestra fe por sus frutos, y para que por nuestra piadosa forma de vivir nuestros vecinos sean ganados para Cristo "(P. 86). 

La conversión implica arrepentimiento y la fe: morir al hombre viejo y vivir a Cristo (P. 87-90). Entonces, ¿qué define a una "buena obra"? "Sólo lo que surge de la verdadera fe, que se ajusta a la ley de Dios, y está hecho para su gloria, y no la que se basa en lo que creemos que es correcto o en la tradición humana establecida" (P. 91). 

El mismo punto de vista se encuentra en los artículos 15 a 18 de la Iglesia de Inglaterra de los Treinta y nueve artículos de Fe. Sin embargo, los debates de las décadas siguientes trajeron refinamiento a la confesión reformada y finalmente aparecieron en forma sofisticada en los “Estándares de Westminster de la Fe” en 1647. 

Capítulo 19 de la Confesión, "De la Ley de Dios," distingue claramente entre la forma en que funciona la ley en un pacto de obras (prometiendo vida de obediencia y muerte por desobediencia mortal) y en el pacto de la gracia. 

"Aunque los verdaderos creyentes no están bajo la ley, como un pacto de obras, para ser por ella justificados o condenados; sin embargo, es de gran utilidad para ellos, así como a los demás; en que, como regla de vida les informa de la voluntad de Dios, y de su deber, que dirige y los ata a caminar de acuerdo a la voluntad de Dios; descubriendo también la contaminación pecaminosa de su naturaleza, sus corazones y vidas; así como, examinándose a sí mismos de ese modo, y puedan llegar a una mayor convicción de humillación, y el odio contra el pecado, junto con una visión más clara de la necesidad que tienen de Cristo, y la perfección de su obediencia." (19.6)

En conclusión, aunque la ley es en ningún sentido una base para la justificación ante Dios, y aunque la ley no tiene poder para limpiarnos del pecado, ello sirve como el estándar permanente y absoluta del bien y el mal.


Por: Caesar Arevalo

Monday, August 11, 2014

LOS 144,000 SELLADOS: ¿QUIENES SON?



INTRODUCCION

¿Quiénes son los 144,000 sellados que menciona Juan en su libro de Revelaciones?  ¿Se refiere solo a Judíos étnicos que saldrán al final después de la llamada “gran tribulación” dispensacionalista?  ¿Qué significado tiene el “sello”? la hermeneutica errada de los Arrianistas interpreta el número de los 144,000 literalmente al igual que los dispensacionalistas y lo limita a Judíos étnicos. La confusión dentro del evangelicalismo referente a este tema específico a llevado a muchos grupos a dar las mas descabelldas interpretaciones.

"1 Después de esto vi a cuatro ángeles en pie sobre los cuatro ángulos de la tierra, que detenían los cuatro vientos de la tierra, para que no soplase viento alguno sobre la tierra, ni sobre el mar, ni sobre ningún árbol.
2 Vi también a otro ángel que subía de donde sale el sol, y tenía el sello del Dios vivo; y clamó a gran voz a los cuatro ángeles, a quienes se les había dado el poder de hacer daño a la tierra y al mar,
3 diciendo: No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios.
4 Y oí el número de los sellados: ciento cuarenta y cuatro mil sellados de todas las tribus de los hijos de Israel." [Apoc. 7:1-4]


EL SELLO

 Σφραγίσωμεν ( hallamos sellado) en verso 3 puede también ser traducido como “autenticar” y “designar a un propietario” los cuales están relacionados con la idea de “protección”. Asi como las Escrituras muestran que los santos están habilitados con poder para preservar en la adversidad, la genuinidad de su profesión de fe es autenticada verdaderamente de pertenecer a Dios. El hecho que los que son sellados son llamados δούλους (“esclavos/siervos”) enfatiza la idea de propiedad, ya que era la práctica común en el mundo antiguo de marcar la frente de los esclavos para mostrar que somos esclavos y a quienes pertenecemos.

Esto es evidente en la mente de Juan, pues lo iguala con el nombre de Jesucristo y Dios en 14:1 y 22:4, el cual la marca está escrita en las frentes de los cristianos.

Pablo lo menciona en 2 Timoteo 2:19 “nombre” y “Sello” para identificar a los que pertenecen a Dios: "No obstante, el sólido fundamento de Dios permanece firme, teniendo este sello: El Señor conoce a los que son suyos, y: Que se aparte de la iniquidad todo aquel que menciona el nombre del Señor."

 Esto también está de acuerdo con 14:1 cuando Juan escribe que aquellos que poseen el nombre son 144,000 (lo mismo que en 7:4), mientras que en 22:3-4 son llamados “siervos de Dios,” igual que como en 7:3 “δούλους τοῦ Θεοῦ.”

Para confirmar esto, sabemos que en 2:17 la identificación con el nombre de Cristo comienza cuando Cristo se revela a sí mismo a la gente que confiesa Su Nombre.

De aquí que el sello capacita con poder a los 144,000 para realizar el trabajo dado por Jesús al verdadero Israel (Lea Isa. 42:6-7; 49:6; 51:4-8). De manera que se puede concluir en base a la exégesis bíblica que el “nombre” y “sello” son las marcas genuinas de la membrecía en la comunidad de los redimidos, sin la cual es imposible tener entrada a la ciudad de Dios. 

Observemos también que la comunidad de los redimidos en 7:3-8 es la misma que la de 14:1-4 pues el paralelismo lexicográfico así lo demuestra. El paralelismo de 14:4 y 5:9b es tan relacionado uno al otro que ambos grupos en ambos textos son el mismo grupo. 

Veamos:

"Estos han sido rescatados de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero." 

"con tu sangre compraste para Dios a gente de toda tribu, lengua, pueblo y nación."

Esto significa que los 144,000 en 14:1-3 no es un remanente pequeño de Judíos étnicos pero más bien es una forma figurativa de hablar de una larga comunidad de humanos a quienes el Cordero a redimido de todas partes del mundo. Y si esto es correcto, entonces también se concluye que los 144,000 de 7:3-8  debe representar al mismo remanente redimido de toda la tierra. 

Ambos textos 7:3-8, 14:1-4 y 5:9b se refieren al mismo grupo de personas: los redimidos por el Cordero de toda tribu, lengua y pueblo y nación, la Iglesia de Cristo, el verdadero Israel de Dios, los 144,000 sellados. 


LOS “144,000” SELLADOS

Muchos comentadores correctamente entienden los “144,000 sellados” como un número figurativo, ya que otros números en la Escritura también tienen significados figurativos. Este número representa el grupo completo sellado del pueblo Dios. El número 144,000 es el resultado de la multiplicación del numero 12 de las tribus de Israel por sí mismo, más probablemente multiplicado por los apóstoles. El capitulo 21 confirma esta interpretación, en donde el número de las doce tribus y de los doce apóstoles forman parte de la estructura figurativa de la ciudad de Dios: “la Nueva Jerusalén.”  

Esta ciudad representa la totalidad del pueblo de Dios (21:9-10) en medio de la cual, Dios y el Cordero habitan (21:12-22:5). Observemos que la nueva Jerusalén tiene 12 puertas, las cuales son las doce perlas, en donde están escritos los nombres de las doce tribus. La ciudad también tiene doce piedras de fundamento en donde están escritos los nombres de los doce apóstoles.

Es claramente deducible del contexto de Apocalipsis que los creyentes Gentiles son identificados con las “doce tribus de los hijos de Israel” como parte de la nueva Jerusalén (21:12, 14; 22:2-5), esto es confirmado de la observación previa en  7:2-3 en donde el “sello” es equivalente a los creyentes recibiendo un “nombre” (3:12).  

Observe la relacion que Juan hace de los que reciben el sello del nombre de Dios con la nueva Jerusalén:

"Al vencedor le haré una columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, que desciende del cielo de mi Dios, y mi nombre nuevo. "

Y es claro que uno de los nombres escritos en los Cristianos gentiles es “el nombre de la Nueva Jerusalén” (3:12), el cual es una referencia a los Cristianos como el “nuevo” Israel. Sin embargo, las Escrituras nos muestran que este nombre, “La nueva Jerusalén”, no está escrito en aquellos “que dicen ser Judíos y no son” (3:9). Esto esta de acuerdo exactamente con lo que Pablo escribio en Romanos 2:28-29:

"Porque no es judío el que lo es exteriormente, ni la circuncisión es la externa, en la carne; 29 sino que es judío el que lo es interiormente, y la circuncisión es la del corazón, por el Espíritu, no por la letra; la alabanza del cual no procede de los hombres, sino de Dios."

Otro detalle importante que nos muestra el texto es que estos sellados han sido “redimidos de cada tribu de los hijos de Israel.” De manera que este grupo de redimidos son Israelitas,  pero debemos observar que la nación entera no es salva. Esto es que los sellados son el numero de de Israelitas redimidos quienes salieron de las doce tribus de Israel, y no representa a la nación entera. 

También es importante notar que la tribu de Judá es el primero de la lista, y esto es impresionante pues en el AT, Judá es raramente el primero de la lista ( véase Num. 2:3; 34:19; Jos. 21:4; 1 Cron. 12:23-27 en donde Judá ocupa el primer lugar debido a la influencia de la profecía de Gen. 49:10). La prioridad de la tribu de Judá en este pasaje enfatiza la precedencia del rey Mesiánico de la tribu de Judá (Gen. 49:10; 1 Cron. 5:1-2) y así de esta manera se refiere al cumplimiento de la profecía en Génesis 49:8 que las otras 11 tribus se inclinaran a Judá. Lea Ezequiel 37:15-19 en donde desarrolla Génesis 49:8 al afirmar que al tiempo de la restauración, todas las tribus se incorporaran dentro de la tribu de Judá y será Judá su cabeza representativa. Consecuentemente, Ezequiel 37:24-25 dice que un David de los últimos días de Judá reinara como rey sobre todas las naciones. 

Según la evidencia contextual, esto  es una continuación de Apoc. 5:5 en donde Jesús es identificado como el cumplimiento del “León de Judá.” Además la prioridad de Judá es totalmente apropiada porque Génesis 49:10 predice la venida del líder de Judá  y que su venida traerá “la obediencia de las naciones”; la Septuaginta de Génesis 49:10 dice “el es la expectación de las naciones,” y Pablo alude a Génesis 49:10 en Romanos 1:5 al referirse como “ para la obediencia a la fe entre todas las naciones” (RV antigua), el cual ha sido cumplido por Cristo, “la semilla de David de acuerdo a la carne” (Rom. 1:3; 16:26).  Esta es la razón por la cual Judá es mencionada primero porque a través de su rey [Jesús, Hijo de David], se ha convertido en la puerta de bendición a todas las naciones (Rev.5:5; 9). Un descendiente real y natural vendría de David y así seria el medio de entrada para todas las naciones en las bendiciones de Israel porque David no fue un Israelita étnicamente puro, pero un descendiente mismo de una Gentil quien se había convertido a la fe de Israel (Ruth 4:13-22).

Por lo tanto, los 144,000 sellados no fueron solo el remanente de todas las tribus de Israel, pero también los Gentiles creyentes. Esto es otro ejemplo de cómo los Cristianos son presentados en Apocalipsis bajo la sombra del AT como el verdadero pueblo de Dios, el verdadero Israel. Esto se ve en los siguientes textos:

 Ex. 19:6 en Apoc. 1:6 y 5:10: 

"y vosotros seréis para mí un reino de sacerdotes y una nación santa. Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel. "

" e hizo de nosotros un reino y sacerdotes para su Dios y Padre, a El sea la gloria y el dominio por los siglos de los siglos."

"Y los has hecho un reino y sacerdotes para nuestro Dios; y reinarán sobre la tierra."

Dan. 7:18, 22 en Apoc. 5:9:

``Pero los santos del Altísimo recibirán el reino y poseerán el reino para siempre, por los siglos de los siglos daniel "

"hasta que vino el Anciano de Días y se hizo justicia a favor de los santos del Altísimo, y llegó el tiempo cuando los santos tomaron posesión del reino. "

"Y cantaban un cántico nuevo, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos, porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre compraste para Dios a gente de toda tribu, lengua, pueblo y nación."


Isaías 62:2 y 65:15 en Apoc. 2:17 y 3:12; 

"Entonces verán las naciones tu justicia, 
          y todos los reyes tu gloria, 
          y te llamarán con un nombre nuevo, 
          que la boca del SEÑOR determinará. "

"Y dejaréis vuestro nombre como maldición a mis escogidos; 
          el Señor DIOS te matará, 
          pero mis siervos serán llamados por otro nombre. "

"El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al vencedor le daré del maná escondido y le daré una piedrecita blanca, y grabado en la piedrecita un nombre nuevo, el cual nadie conoce sino aquel que lo recibe." 

`Al vencedor le haré una columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, que desciende del cielo de mi Dios, y mi nombre nuevo." 


Isaías 43:4; 45:19; 49:23 y 60:14 en Apoc. 3:9. 


 "Ya que eres precioso a mis ojos, 
          digno de honra, y yo te amo, 
          daré a otros hombres en lugar tuyo, 
          y a otros pueblos por tu vida. "

"No he hablado en secreto, 
          en alguna tierra oscura; 
          no dije a la descendencia de Jacob: 
          ``Buscadme en lugar desolado. 
          Yo, el SEÑOR, hablo justicia 
          y declaro lo que es recto."

"Reyes serán tus tutores, 
          y sus princesas, tus nodrizas. 
          Rostro en tierra te rendirán homenaje 
          y el polvo de tus pies lamerán. 
          Y sabrás que yo soy el SEÑOR, "

 "Vendrán a ti humillados los hijos de los que te afligieron, 
          se postrarán a las plantas de tus pies todos los que te despreciaban, 
          y te llamarán Ciudad del SEÑOR, 
          Sion del Santo de Israel."


`He aquí, yo entregaré a aquellos de la sinagoga de Satanás que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten "

Otro detalle del texto bíblico que apunta al hecho que la iglesia es el verdadero Israel, es la función que los apóstoles juegan en la nueva Jerusalén. Sabemos que existe un enlace en la función de los apóstoles (Apoc. 21:14) con los Israelitas que son salvos en Apoc. 7:4-8. El hecho que los apóstoles tienen una parte integral con las doce tribus en la construcción de la nueva Jerusalén nos lleva a considerar que los apóstoles son parte del verdadero Israel. Esto es señalado por el hecho que la presentación de la ciudad en 21:10-2:5 es basada en Ezequiel 40-48. Esto está en línea con la norma en el Nuevo Testamento en donde la nueva comunidad [Iglesia] es referida con designaciones Israelitas:

" sino que es judío el que lo es interiormente, y la circuncisión es la del corazón, por el Espíritu, no por la letra; la alabanza del cual no procede de los hombres, sino de Dios...Pero no es que la palabra de Dios haya fallado. Porque no todos los descendientes de Israel son Israel" (Rom. 2:29; 9:6); 

  Pues tantas como sean las promesas de Dios, en El todas son sí; por eso también por medio de El, Amén, para la gloria de Dios por medio de nosotros. 21 Ahora bien, el que nos confirma con vosotros en Cristo y el que nos ungió, es Dios  (2 Cor. 1:20-21); 

Y" si sois de Cristo, entonces sois descendencia de Abraham, herederos según la promesa....Y a los que anden conforme a esta regla, paz y misericordia sea sobre ellos y sobre el Israel de Dios." (Gal. 3:29; 6:16); 

"también hemos obtenido herencia, habiendo sido predestinados según el propósito de aquel que obra todas las cosas conforme al consejo de su voluntad, ...14 que nos es dado como garantía de nuestra herencia, con miras a la redención de la posesión adquirida de Dios , para alabanza de su gloria." (Efesios 1:11, 14)

" porque nosotros somos la verdadera circuncisión, que adoramos en el Espíritu de Dios y nos gloriamos en Cristo Jesús, no poniendo la confianza en la carne, 4 aunque yo mismo podría confiar también en la carne. Si algún otro cree tener motivo para confiar en la carne, yo mucho más: 5 circuncidado el octavo día, del linaje de Israel, de la tribu de Benjamín, hebreo de hebreos; en cuanto a la ley, fariseo; 6 en cuanto al celo, perseguidor de la iglesia; en cuanto a la justicia de la ley, hallado irreprensible. 7 Pero todo lo que para mí era ganancia, lo he estimado como pérdida por amor de Cristo. 8 Y aún más, yo estimo como pérdida todas las cosas en vista del incomparable valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor, por quien lo he perdido todo, y lo considero como basura a fin de ganar a Cristo", (Filip.3:3-8)

  " quien se dio a sí mismo por nosotros, para REDIMIRNOS DE TODA INIQUIDAD y PURIFICAR PARA SI UN PUEBLO PARA POSESION SUYA, celoso de buenas obras." (Tito 2:14) 

  "Pero vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido para posesión de Dios , a fin de que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable" (1 Pedro 2:9)

Otra razón en contra de la interpretación literal de las tribus es que diez de las tribus habían perdido su identidad nacional en el exilio a Asiria, y el mismo destino cayó sobre Benjamín y Judá en el año 70, cuando el templo y la ciudad de Jerusalén fueron destruidos por la invasión Romana. Una tradición del Talmud Sanedrin 110b; ARN 31b, mantiene que las diez tribus perdidas de Israel jamás se restaurarían. De manera que es imposible que Juan esperaba una restauración literal de Israel o la salvación de un remanente de cada una de las tribus de Israel, ya que las doce tribus ya no estaban en existencia.  Otro argumento en contra de la literal interpretación es que los matrimonios mixtos de Israelitas y gentiles había diluido la pureza de las doce tribus. Sin embargo, la evidencia contextual en el libro de Apocalipsis apuntan a una transferencia de los nombres tribales a la iglesia. 

Además, aun si aceptamos la idea de que las tribus perdidas estarían escondidas en algún lugar y Juan sabia de esto, es más probable que él lo atribuyo a la Iglesia. Pero como hemos visto arriba, es improbable que Juan creyera en la restauración literal del Israel étnico, pues él había aplicado a la Iglesia todos los términos Israelitas. 

Es más una serie de profecías acerca de la restauración son citadas como siendo cumplidas en aquellos que creen “de todas las naciones, tribus, pueblos y lenguas,” (7:9). Esto es consistente con la identificación de la Iglesia en otras partes de la Biblia de ser compuesta de Judíos y Gentiles como los verdaderos “Judíos” (Rom. 2:28-29), “Israel” (Rom. 9:6; Gal. 6:15-16); la verdadera “circuncisión” (Filp. 3:3); “las doce tribus” (Santiago 1:1), o Israelitas dispersados (1 Pedr. 1:1; 2:9).

Por eso Juan podía referirse a los incrédulos Judíos étnicos como “aquellos que dicen ser Judíos pero que no lo son, pero son de la sinagoga de Satanás” (2:9; 3:9). Este desarrollo en el Nuevo Testamento procede del Antiguo Testamento en donde los Gentiles convertidos a la religión de Israel se convierten en verdaderos Israelitas (Éxodos 12:37-38; Ruth 1:16; 2 Samuel 11), y tal conversión forma parte de las profecías de la restauración. (Salmos 47:9; 87; Isaías 66:19-21; Zacarías 2:11; 8:23; 9:7; 14:16-19).

Por último el paralelo con 14:1-4 habla de 144,000 guerreros del Cordero como “comprados de entre la tierra” y “comprados de entre la gente”, luego más adelante define “tierra” y “gente”  en 14:6 “toda nación, tribu, lengua y pueblo”  [καὶ πᾶν ἔθνος καὶ φυλὴν καὶ γλῶσσαν καὶ λαόν]. Este es el verdadero Israel.

De manera que vemos basados en la evidencia escritural del Antiguo Testamento en referencia a Israel y su aplicación en el libro de Apocalipsis a  la iglesia a través de términos Israelitas por Juan, que el grupo de los 144,000 sellados representan un remanente de la iglesia que profesa ser el verdadero Israel.


Por Caesar Arevalo

FUENTE: 
- Beale G. K. The New International Greek Commentary of the Book of Revelation. (pp417-423), Grand Rapids MI.  1999, Eerdmans Publishing.