Tuesday, July 24, 2018

LOS SALMOS EN EL DIRECTORIO DE ADORACION PRESBITERIANA



LOS SALMOS EN LA ADORACION PRESBITERIANA

EL libro de Directorio de Adoración Pública (1643) de la Iglesia Presbiteriana de Escocia para los tres reinos de Escocia Irlanda e Inglaterra, establece claramente que solo los Salmos son para ser cantados en la liturgia de adoración. Los presbiterianos originales no usaron instrumentos ni himnos de compostura humana, solo los Salmos y estos eran cantados a Capella, esto es establecido en su Directorio de Adoración, lea:

En la sección de “Oración Pública antes del Sermón” lee así:

“Después de la lectura de la Palabra, (y cantando el Salmo)…”

Vemos claramente la mención de los Salmos como elemento en la adoración de alabanza, pero aún es mas evidente en la sección dedicada al uso de los Salmos, lea:

Del canto de los salmos

Es el deber de los cristianos alabar a Dios públicamente cantando Salmos juntos en la Congregación, y también en privado en la Familia.

Al cantar Salmos, la voz debe ser ordenada de manera ordenada y grave: pero la principal atención debe ser: cantar con entendimiento y con Gracia en el corazón, haciendo melodía para el Señor.

Que toda la Congregación pueda unirse aquí, cada {65} uno que puede leer debe tener un libro del Salmo, y todos los demás que esten sin discapacidad por edad, o de lo contrario, deben ser exhortados a aprender a leer. 

Pero por el momento, cuando muchos en la Congregación no puedan leer, es conveniente que el Ministro, o alguna otra persona apta designada por él y los otros Oficiales Rectoreslean el Salmo, línea por línea, antes de cantarlo.

COMENTARIO

Es necesario entender que el uso de los Salmos en la adoración pública y privada fue desde el principio parte central en la liturgia Presbiteriana. Y de allí muchas Iglesias presbiterianas siguen tal práctica. Es cierto que hoy en dia algunas denominaciones presbiterianas modernas hacen uso de himnos de compostura humana, pero no parten del uso original pero de innovaciones tardías que no corresponden a las Iglesias reformadas Presbiterianas.

Caesar Arevalo

No comments: