LA VERDAD

Este sitio es acerca la teología reformada tal como fue enseñada por los grandes e influyentes reformadores del siglo 16. El trabajo de ellos cambió la forma de ver el Cristianismo en términos de teología y liturgia. Fueron ellos que viendo la corrupción en la existente iglesia Católica desearon reformarla de acuerdo a Escritura, trayendo consigo la mas grande revolución religiosa y social que la historia de la iglesia haya sido testigo. Su legado sigue hoy en este siglo, y su influencia cambió Europa y dio nacimiento a los Estados Unidos de América.

Saturday, February 04, 2017

DESARROLLO DEL PACTO DE GRACIA



EL DESARROLLO DEL PACTO DE GRACIA


La importancia de conocer el pacto de gracia radica en que nos ayuda a comprender la teología Bíblica y la relación continua entre el antiguo pacto y el nuevo pacto.

El D. R C. Scott (Westminster Theological Seminary, California) narra en esta parte el lugar del pacto de gracia en la teología Reformada. leamos:

Durante casi 2.000 años, la iglesia cristiana estuvo unánimemente 
de acuerdo en que hay un camino de salvación, que la historia de la 
redención fue esencialmente unificada. 

En la iglesia post-apostólica, este consenso comenzó a desarrollarse muy temprano en el siglo II en respuesta al desafío de varios movimientos heréticos y particularmente a los gnósticos, que distinguían agudamente entre el "dios" del Antiguo Testamento y el Dios del Nuevo.

De hecho, los cristianos ortodoxos reaccionaron tan fuertemente 
que comenzaron a describir toda la Escritura como ley. El Antiguo Testamento era la "vieja ley" y el Nuevo era la "nueva ley". 
Esto no quiere decir que no hubo reconocimiento de la diversidad en la historia de la redención, mas bien, el énfasis estaba fuertemente en la unidad de la salvación entre lo viejo y lo nuevo.

La Reforma heredó y siguió valorando la unidad fundamental de la 
historia de la salvación en la Escritura, aun cuando describieron esa unidad en términos diferentes. Las iglesias reformadas, en parte en respuesta a lo que les pareció ser un movimiento hacia Marcion por los anabautistas, desarrollaron una lectura de la historia redentora que explicaba la unidad y diversidad de la Escritura en términos de los pactos que Dios había hecho antes de la historia y en historia. Una vez más, esto no era nuevo. Los padres del segundo y tercer siglo, en respuesta a los gnósticos y otros dualistas (por ejemplo, Marcion) habían hecho lo mismo.

En el siglo V, Agustín apelaría al pacto que Dios hizo un pacto con Adán antes de la caída como si fuera un hecho. La iglesia medieval también se refirió regularmente, aunque no siempre felizmente por el evangelio, a una especie de teología del pacto.

Sin embargo, en el período moderno de la historia de la iglesia y 
particularmente desde mediados del siglo XIX, la convicción 
amplia y extendida sobre la unidad fundamental de la salvación ha sido desafiada y especialmente en los Estados Unidos. 

El siglo XIX vio una serie de movimientos que enfatizaron la discontinuidad entre lo viejo y lo nuevo. El principal de ellos fue el Dispensacionalismo pre-milenialismo, pero también hubo otros movimientos que enfatizaron la discontinuidad. El evangelicalismo americano del siglo XIX se parece mucho al radicalismo anabautista de principios del siglo xvi.

Muchos evangélicos no están familiarizados con ni siquiera la noción de un pacto de gracia. La mayoría de ellos y no pocas 
personas reformadas piensan que la doctrina de la predestinación (que, desde la eternidad, Dios ha elegido a algunos a la salvación y ha permitido que otros permanezcan en su estado caído) es la suma de la teología Reformada.

Pero no fue así desde el comienzo de la teología Reformada. Los 
escritores reformados asumieron la antigua visión cristiana de que hay un camino de salvación.

En la década de 1530 Heinrich Bullinger (1504-75) escribió un tratado defendiendo la unidad esencial del pacto de gracia en el
Antiguo y el Nuevo Testamento contra los anabautistas.


En los años 1580, Caspar Olevianus (1536-85) publicó “Sobre la 
sustancia del Pacto de la Gracia,” en la que se abrió con una 

discusión de Jeremías 31 y continuó elaborando sobre la unidad esencial de la gracia del pacto mientras desarrollaba el progreso de la revelación y redención en la Escritura. Herman Witsius (1636-1708), en su gran labor de estudio de la enseñanza bíblica sobre la historia de la redención y la revelación, “La Economía de los Pactos” (1677) siguió a Bullinger, Olevianus y l corriente principal de la Teología Reformada hasta ese punto y en el siguiente mensaje comenzará a mirar su relato de la unidad del pacto de gracia "en cuanto a su sustancia".

-La Sustancia del Pacto de Gracia. - 31 Julio, 2013

Caesar Arevalo
Post a Comment