LA VERDAD

Este sitio es acerca la teología reformada tal como fue enseñada por los grandes e influyentes reformadores del siglo 16. El trabajo de ellos cambió la forma de ver el Cristianismo en términos de teología y liturgia. Fueron ellos que viendo la corrupción en la existente iglesia Católica desearon reformarla de acuerdo a Escritura, trayendo consigo la mas grande revolución religiosa y social que la historia de la iglesia haya sido testigo. Su legado sigue hoy en este siglo, y su influencia cambió Europa y dio nacimiento a los Estados Unidos de América.

Monday, September 19, 2016

¿PUEDEN SER IDOLOS LOS INSTRUMENTOS?




INTRODUCCION

El siguiente artículo es de un curso dictado por el profesor de Historia Eclesiástica de Seminario Westminster de California, R Scott Clark. Lo he editado para hacerlo mas accesible a su significado a los lectores, y responde a la pregunta del uso de instrumentos e himnos no inspirados en el culto público. Es breve pero toca elementos importantes en donde resata la razón teológica de porqué los Reformados nunca usaron instrumentos originalmente, a diferencia del evangelicalismo Americano que hace del uso de los instrumentos lo central en su culto.

¿PUEDEN SER IDOLOS LOS INSTRUMENTOS?

"...en el curso de Reforma medieval que dí en una conferencia sobre la doctrina de la adoración de Calvino, un estudiante me preguntó acerca de los instrumentos. 

Respondí que Calvino (y la mayoría de los Reformados) habría visto la introducción de instrumentos en el servicio de la misma forma en que se han visto a alguien cortar la garganta de un toro durante un servicio determinado. 

....los instrumentos musicales no son meras circunstancias en el culto. Lo digo porque tengo la misma (sorprendida) respuesta cada vez que sugiero que volvamos a la práctica reformada original, es decir, adorar a Dios sin la ayuda de instrumentos musicales y sin la ayuda de canciones no-inspiradas.

La única defensa vagamente reformada de instrumentos y canciones no-inspiradas es que son únicas circunstancias y no elementos. Estos últimos son esenciales para adorar. Por lo general, se dice que son Palabra (predicada, leída y visible en los sacramentos) y la oración, es nuestra respuesta divinamente autorizada a la Palabra.

Históricamente, hemos definido las circunstancias para referirse a cosas verdaderamente indiferentes, como el tiempo, el lugar y la postura. Una circunstancia se supone que es algo que es genuinamente indiferente, es decir, algo que ni nos ayuda a adorar, y si se omite, no nos aleja ded culto.

Cuando digo: "Si son únicas circunstancias, entonces vamos a deshacernos de ellos" consigo una reacción que sugiere que en realidad no son indiferentes (adiáfora) o circunstancias en absoluto.

 "No se puede romper ese órgano. ¿Por qué el señor Tal y Tal donó dinero para ese órgano nuevo en 1870." O "No podemos dejar de cantar ese himno, después de todo, ese es mi himno favorito." 
O aún más al punto, como un estudiante dijo hace años "cuando escucho el órgano, siento la presencia de Dios".

Cuando oímos objeciones como éstas podemos ver que es bastante claro que los instrumentos musicales funcionan como meras circunstancias. 

Cuando  propongo cambiar el tiempo de adoración nadie dice, "Pero 11 a.m. significa mucho para mí." Cuando digo: "Nos ponemos de pie," nadie dice: "Pero cuando me siento, siento la presencia de Dios." .

La gente reacciona a la mera sugerencia de la eliminación de los instrumentos porque los instrumentos y la música son afectan nuestras emociones. 

El culto se ha identificado tanto con el afecto producido por los instrumentos (o nuestra canción favorita escritura) que para llevárselos parece casi blasfemo. 

Amamos a nuestros instrumentos de una manera que no amamos la postura, lugar o tiempo. 

Hay un segundo problema con el uso de los instrumentos que es aún más fundamental que nuestra experiencia, y es que esos instrumentos que amo tanto vienen con un equipaje muy pesado. 

La única base bíblica para el uso de instrumentos también implica el sacrificio de animales. En otras palabras, ¿cómo vamos a utilzar los instrumentos de Moisés o David sin matar los corderos de Aaron o participar en la guerra santa? 

Los mismos instrumentos que queremos pedir prestado de Moisés vienen cubiertos con la sangre de los toros y cabras y resonando con los sonidos de la guerra santa contra su ciudad cananea local.

Las viejas iglesias Reformadas entendieron que el pacto mosaico era totalitario. Es bastante difícil de tomar prestado un poco de Moisés. Pregúntale a la iglesia medieval.

Tal vez los reformados en el siglo 16 y 17 sabían lo que estaban haciendo cuando se deshicieron nuestro culto de los instrumentos y de las canciones sin inspiración.


R Scott Clark-Could Instruments be Idols? - May 2, 2013
 http://heidelblog.net/2013/05/could-instruments-be-idols/

Trad. Caesar Arevalo

Post a Comment