Sunday, September 25, 2016

LA HEREJIA DE "LA VISION FEDERAL": TABLA DE COMPARACION CON LA TEOLOGIA REFORMADA


TABLA DE COMPARACION ENTRE
LA “TEOLOGIA DE LA VISION FEDERAL” Y LA 
TEOLOGIA REFORMADA


INTRODUCCION

La llamada teología de “Visión Federal” es una herejía, y se  habla mucho de esta doctrina dentro de algunos grupos que se identifican con la reforma y reconstruccioncitas. Su creador, Norman Shepherd deja un rastro de controversia que se remonta por lo menos desde la década de 1970. En 1977 se presentaron cargos contra él en el Presbiterio de Filadelfia de la OPC.

A raíz de estos cargos Shepherd presentó al Presbiterio su "Treinta y cuatro tesis sobre la justificación en relación con la fe, el arrepentimiento y las buenas obras."  Aquí se hace la obediencia necesaria para la justificación:

El fundamento exclusivo de la justificación del creyente en el estado de justificación es la justicia de Jesucristo, pero su obediencia ... es necesario para continuar en un estado de justificación (Tesis 21). 

En 1982, Norman Shepherd fue despedido de su puesto de profesor en el Seminario Teológico de Westminster tras una investigación de 7 años sobre si él estaba enseñando la justificación por la fe y las obras. [3] En su libro de 2000 “La Llamada de la Gracia,” Shepherd aboga por tanto la salvación por las obras, y cuestiona el punto de vista protestante que distingue la fe salvadora de buenas obras.

A continuación presento una tabla elaborada por pastor Brian Schwertley en donde compara la teología de la “Visión Federal” y la de Teología Reformada:


TEOLOGIA DE LA ‘VISION FEDERAL”
TEOLOGIA REFORMADA
Pacto es la relación que tiene sus raíces en la relación entre las personas de la Trinidad ontológica.
Pacto es un acuerdo. El pacto de gracia se establece con el pacto de la redención (pactum salutis).
.
Antes de la caída,  Adán estaba bajo un pacto de gracia.
Antes de la caída,  Adán estaba bajo un pacto de obras
Después de la caída Dios requiere una obediencia parcial a su ley con el fin de ser justificados. Esta obediencia parcial es cumplida por los fieles cristianos y resulta en la justificación final.
Después de la caída Dios requiere una obediencia perfecta y perpetua a su ley en pensamiento, palabra y acción con el fin de ser justificados. Esta obediencia perfecta y perpetua es cumplida por Jesucristo y se imputa a los pecadores creyentes.
La vida sin pecado de Jesús es sólo un ejemplo de la fidelidad de su pueblo a seguir.
La vida sin pecado de nuestro Señor no sólo es un ejemplo, pero es también un cumplimiento del pacto de obras que es necesario si un pecador creyente es declarado justo delante de Dios.
Los cristianos son justificados por la fe y la fidelidad (es decir, la perseverancia en la obediencia personal).
Los cristianos son justificados solamente por la fe aparte de las obras de la ley.
La fe y la obediencia son necesarias para obtener la justificación final. La fe es introspectiva. Se divide entre Cristo y la fidelidad del creyente. La obediencia es un co-instrumento de justificación.
La fe es el único instrumento que se aferra a Cristo y su redención cumplida. La fe es extraspectiva. La obediencia es un fruto de la justificación.
La fe y la obediencia son la misma cosa. La fe es compleja e incluye los frutos de la fe.
La obediencia fluye de la verdadera fe y se distingue de ella. La fe es sencilla.
Las buenas obras o la fidelidad del pacto tienen un papel importante que desempeñar en la justificación final de un creyente.
Las buenas obras de los creyentes están manchadas con el pecado, son sin mérito y sólo demuestra la realidad de la fe salvadora.
La condenación  de Pablo de las obras de la ley en relación con las exigencias de justificación sólo son  las leyes ceremoniales o marcadores de identidad judía que excluyen a los gentiles del pacto.
La condena de Pablo de las obras de la ley en relación con la justificación se refiere a toda la ley: ceremonial y moral. La antítesis tradicional protestante de la ley / evangelio protestante sigue y permanece.
La Justificación se refiere únicamente al perdón de los pecados y no la imputación de la obediencia activa [o preceptiva] de Jesús. El perdón se complementa con fidelidad al pacto que da lugar a la justificación final.
La Justificación implica la imputación de la culpa del pecador creyente y la responsabilidad de la pena a Cristo en la cruz y la justicia perfecta de nuestro Señor para el creyente. El pacto de buenas obras o la fidelidad del cristiano no tienen nada que ver con la justificación.
Si una persona no continúa en la obediencia a la justificación recibida cuando son bautizados se retira y la persona se vuelve apóstata y pierde su salvación.
Debido a que la justificación de un cristiano se logra únicamente por Cristo, no puede perderse. Las personas que nunca tuvieron fe salvadora apostatan  y nunca fueron justificadas en primer lugar (1 Jn 2:19;. Mt. 7:23).
La santificación si se continúa con fidelidad conduce a la justificación final. El proceso que conduce a la justificación es sinérgica.
El momento en que una persona es justificada, el proceso de toda la vida de la santificación comienza. La justificación de los pecadores es monergista.
El pacto de gracia incluye condiciones. Una condición es fiel obediencia o de buenas obras. La rectitud personal, la obediencia o las buenas obras de los creyentes tienen "valor" salvífico (es decir mérito) delante de Dios.
El pacto de gracia sólo tiene una condición que es la fe. Esta fe es un regalo. Es instrumental y sin mérito. Simplemente  agarra a la persona y obra de Cristo.
Puesto que la fe y la obediencia son la misma cosa y que recibimos la vida glorificada de la misma manera como Adán antes de la caída, el pacto de gracia es un aguado pacto de obras (es decir, una obediencia parcial ahora se requiere para la justificación final).
El pacto de gracia es radicalmente diferente del pacto de obras, porque Cristo, el segundo Adán cumple los términos del pacto en nuestro lugar. Las personas que están bajo la culpa y el poder del pecado no pueden alcanzar o incluso contribuir a su propia justificación.



Caesar Arevalo

No comments: