Wednesday, March 16, 2016

¿PRODUCE DIOS LOS DESASTRES NATURALES?


En mi clase de “Emergency Management” (Manejamiento de Emergencia) que estoy estudiando en la Universidad Bautista en Riverside California, como parte del requerimiento del trabajo en el Gobierno Federal, el profesor nos dijo que respondiéramos a esta pregunta “¿Cuál es el papel de Dios cuando sucede desastres naturales?”

Esta fue mi respuesta:

Desde el comienzo de la humanidad, el hombre siempre se preguntó, ¿por qué suceden cosas malas?

 Dependiendo de su creencia o visión particular del mundo, el hombre proporciona muchas respuestas para mitigar y sentirse psicológicamente satisfecho con esta realidad incomprensible. Sin embargo, en cada generación, un nuevo grupo de la humanidad, no satisfecha con las soluciones y respuestas de sus predecesores, se continua haciendo la misma pregunta, como si tratara de descubrir la "verdad" como respuesta. Sin embargo, desde un punto de vista Bíblico, Dios, que es omnipotente y omnibenevolente,  ha decretado eternamente todo lo que ha de suceder, y él soberana y providencialmente controla todas las cosas en su universo creado, este es el testimonio de la Escritura. Así que la pregunta que sigue es ¿Por qué razón Dios permite los desastres naturales y que existe el mal? ¿No es él acaso el autor del mal? ¿Cómo puede existir el mal en el mundo? ¿Cómo justificamos las acciones de Dios en medio del mal, el sufrimiento y el dolor, etc.? En la teología, sabemos que esta cuestión cae dentro de la doctrina de la "teodicea." La cual tiene que ver con la justificación de la bondad y la justicia de Dios a la luz del mal en el mundo.

El testimonio de la Escritura está lleno de versos que muestran que Dios es el soberano de su creación. Creación significa simplemente el origen de la existencia de todos los demás por el mandato de Dios.

Existe una palabra que expresa de forma más puntualmente esta verdad en el salmo, "Por la palabra de Jehová fueron hechos los cielos; y todo el ejército de ellos por el aliento de su boca "(Salmo 33: 6). 

La importación de este texto es que la palabra o el aliento de Dios - la respiración es el símbolo de su voluntad creadora omnipotente - es la primera causa de todo lo que es. "Porque él dijo, y fue hecho; El mandó, y existió "(vs 9).

La Biblia dice que Dios hizo el cielo y la tierra; por su Espíritu estan adornados los cielos; Él puso los cimientos de la tierra; por la sabiduría fundó la tierra; afirmó los cielos; Sus manos  extendieron los cielos y todo el ejército que él mandó; él hizo el cielo y la tierra, y por él todas esas cosas fueron hechas; Él es el primero y el último, el Alfa y Omega; Él es el principio de la creación; por su voluntad el cielo y la tierra fueron y fueron creados. (Véase II Reyes 19:15; Job 26:13; 38: 4; Prov. 3:19; Isa. 42:5; 44: 6; 45:12; 66: 2; Jonás 1: 9; Apoc 1: 8; 3:14; 4:11) Estas expresiones nos proporcionan ejemplos de la manera en que la Escritura abunda en la enseñanza de que la mano y la voluntad y la palabra de Dios son la primera causa de todas las cosas.

¿Por qué todos estos textos importantes? Porque si Dios es el creador y soberano de todo lo que sucede en la tierra, entonces, los desastres naturales son parte de Su decreto. 

"Mirad, Jehová sale de su lugar para castigar al pueblo de la tierra por su maldad. Y la tierra descubrirá la sangre derramada sobre ella; la tierra ya no ocultar su muertos "(Isa 26:21.)" 

No podemos escapar de esta verdad bíblica, que Dios hace que suceda los desastres naturales:  

“Jehová de los ejércitos vendrá con truenos, con terremotos y con gran ruido, con tormentas de viento y tempestad y lamas de un fuego devorador "(Is. 29: 6);

"Voy a prender fuego a los muros de Rabá, y consumirá sus fortalezas en medio de gritos de guerra en el día de la batalla, en medio de fuertes vientos en un día de tormenta." (Amos 1:14)

"Jehová envió un gran viento en el mar, y una tormenta tan violenta surgió que el barco amenazaba con hacerse pedazos "(Jonás 1: 4)".

 Entonces se abrió el templo de Dios en el cielo, y dentro de su templo se vio el arca de su pacto. Y hubo relámpagos, voces, truenos, un terremoto y una fuerte tormenta de granizo "(Ap. 11: 9).


Así que la respuesta desde un punto de vista bíblico es que Dios permite que ocurran desastres naturales como parte de su decreto eterno y para su propia gloria, esta respuesta tal vez no pueda ser satisfactoria en absoluto para algunos, pero esto es lo que enseña la Escritura. Mientras tanto, los hombres siguen buscando respuestas, pero la respuesta está en la Biblia.

Caesar Arevalo

No comments: