Wednesday, June 24, 2015

UN MENSAJE DEL PURITANO COTTON MATHER PARA LOS GOBERNANTES DE LOS ESTADOS UNIDOS



UN MENSAJE DEL PURITANO COTTON MATHER PARA LOS GOBERNANTES DE LOS ESTADOS UNIDOS

En los Estados Unidos hoy en día somos una nación en necesidad del arrepentimiento por los pecados nacionales de gobernantes seculares y paganos: rechazo a la ley de Dios, de Su Mesías y por la legalización del politeísmo al rechazar el Señorío de Cristo, como Rey y Mediador; y como consecuencia la institucionalización y legalización del homosexualismo, idolatría y secularismo ateo. 

La situación actual hace que necesitemos otra vez que el Espíritu de Dios trabaje en nuestra tierra de forma poderosa. La corrupción política es evidente en los políticos a través de sus actos de idolatría, inmoralidad, ateísmo y blasfemia en contra del único de Dios. Esto es verdad ahora más que nunca. 

El aclamado e influenciante teólogo y escritor Puritano de New England, Cotton Mather (1663-1728) vio la sociedad de New England regresando a la apostasía, y esto era en el pleno apogeo del Puritanismo en Inglaterra y América! 

Cotton descendía de una piadosa familia de Puritanos influyentes. Su padre, Increase Mather, fue presidente de la universidad de Harvard. Mather escribió más de 450 libros y panfletos convirtiéndolo asi en el más importante e influyente ministro y teólogo Puritano en New England. El gran deseo de Mather Cotton era el traer a los Colonos a las enseñanzas y ética original Puritana. 

En respuesta a la creciente negligencia e indiferencia de los colonos a la vida de santidad y fidelidad a Dios y su Palabra, Mather predicó un sermón ante la Asamblea General de Massachussetts titulado “Cosas para que un pueblo en angustia piense” (1696).  La introducción de su sermón fue así:

“En una Asamblea General hay un Día de Convocación, a una provincia [colonias]entera, que han profesado eminentemente la Religión del Señor Jesús Cristo; y algunos predican las profecías vivientes del Señor Jesucristo, a tal provincia, que ahora trabaja bajo señales mortales de su desagrado, es por esta razón que se convoca a este día.”

Cuando Mather llamó a los pobladores de New England al arrenpentimiento, Mather no suavizó ninguna palabra en su mensaje. El sabía que los pecados de los colonos habían traído el desagrado del Señor sobre ellos. La pregunta es ¿Cómo pueden los modernos Americanos edonistas tomar en serio su sermón en este siglo 21?
El mensaje de Cotton fue una advertencia de un juicio solemne sobre la tierra y nación. La iglesia en los Estados Unidos no desea darse cuenta que somos una nación que ha recibido la “Señal de su desagrado” desde ya un tiempo atrás hasta ahora. La nación no quiere confrontar nuestros grandes pecados nacionales, más bien la iglesia desea tropezar sin confrontar nuestros pecados. Vivimos en una nación en donde un largo segmento de la populación profesa a Cristo sin realmente conocerlo. El Cristianismo Americano es una fusión de su cultura del siglo 19, sin nada de sus precurores Puritanos, menos Reformados. Sin embargo la Iglesia evangélica y reformada en nuestra tierra parece estar contenta al permitir que muchos tropiecen y blasfemen el nombre de Dios, muertos espirituales llenando grandes edificios evangélicos cuya adoración no pasa del techo. 

Mather enfatiza tres puntos basados en el texto para avivar a sus oyentes:


1.     “Que las lagrimas de una profunda humillación puedan ser en este día derramadas sobre nosotros, sobre estos momentos tristes es que derramamos esas lagrimas. Las lagrimas de un corazón humilde, quebrantado, derretido, O permítenos acercarnos a esa agua, y derramarlo delante del Señor.”
Los Estados Unidos necesita experimentar una profunda humillación espiritual por su soberbia individual y social ante Dios y Su ley. Existen muy pocas lagrimas reales en nuestros días sobre nuestros propios pecados como hombres, y el pecado de nuestra nación. El aumento del sodomismo en todos niveles del gobierno es contra natura y un insulto a Dios. Nuestra nación necesita un sentir de pecado con un corazón contrito y quebrantado de arrepentimiento (Salmos 51:17; Isaias 66:2). Necesitamos orar para que nuestros líderes nacionales y de las iglesias que siguen fieles al Señor hagan así como Israel lo hizo en 1 Samuel 7:6, y reconocer que nuestra nación ha pecado en contra del Señor.


2.     “que nuestras oraciones fervientes de suplicación puedan desde este día, levantarse entre nosotros,y  por estas todas las ocasiones debemos orar.”
Mather está llamando aquí a la gente a orar, en los Estados Unidos de hoy, la iglesia no está mirando al Señor en oración de la manera a que es llamada a orar. La iglesia reformada y evangélica falta el espíritu de oración y se han olvidado las palabras de Santiago 5:16: “la oración efectiva de un justo puede mucho”. En las iglesias de América, apenas oramos por nuestros líderes de las naciones o por el estado de nuestra nación ante el Señor, ni siquiera hay creyentes profesantes que estén tan listos como para traer estos asuntos ante el Señor en oración privada. Es una religion débil y vergonzosa. Es un Cristianismo evangélico pietista, individulal y cobarde. las Iglesias Reformadas han abandonado el espiritu de lucha de llamar al Estado a someterse a Dios mismo. Esto es la evidencia de cuanto nos hemos alejado de nuestros padres Reformados Presbiterianos.

Mather en forma especial y particular hizo un llamado a sus oyentes a orar a Dios por sus bendiciones sobre la nación y su gente, y por la conversión de aquellos alrededor de ellos. Segundo, Mather llamó al pueblo a la suplicación en oración para que ellos puedan escapar del inminente juicio de Dios en su tierra blasfema e impia. Los Cristianos en los Estados Unidos deberían orar por arrepentimiento nacional y llorar a Dios en suplicación para que El nos haga volver del camino en donde estamos ahora mismo. Mather se adelanto a lo que vemos hoy en los Estados Unidos, imagínense, Mather escribió este sermón en  1696  y aunque las condiciones políticas y sociales han cambiado, sigue siendo vigente por la gran apostasía e impiedad en el gobierno de los Estados Unidos.

El también llamó a los ministros del evangelio para guiarnos al camino de la verdad del evangelio. Los ministros Americanos predican un evangelio diferente del que predico Pablo, Pedro, y los demas apóstoles. Es un mensaje dispensacional, alejado y alienado de toda teologia Bíblica histórica.Por eso existe un tal Osteen, Warren y otros falsos autodenominados apóstoles, y profetas. Esto debería ser un recordatorio sombrío para que los oficiales de la iglesia en América tomen en serio su llamado para que ellos puedan guiarnos y pastorear a los santos. 

En nuestra nación hoy, tenemos muchos llamados ministros del evangelio quienes solamente entretienen y no predican el completo consejo de Dios, esto es una situación dramática y trágica en América hoy. Hay mas payasos en las iglesias de los que hay en los circos. Las llamadas “mega” Iglesias se han convertido en lugares de distracción y nada de revelación BIblica. Los falsos apostoles y profetas son payasos que comercializan con los incautos e ignorantes. Por primera vez vemos paganos que predican desde la Biblia sus herejías.


3.     “ que la importancia de una reforma total puedan ser desde este día entre nosotros, sobre diferentes ocasiones para tales cuidados.”
Note que Mather habla de una Reforma total en las Colonias Americas y en toda la tierra del continente nuevo. De aquí se deduce que estamos llamados el esforzarnos para una reforma en nuestra tierra, a través de  la predicación del evangelio, viviendo vidas santas, y presionando e influenciando al gobierno por un gobierno piadoso y temeroso de Dios. Esto es lo que los Reformadores enseñaban, los Puritanos y los Presbiterianos Pactantes. La verdadera Reforma es llevar la gran comisión a todas las naciones, esto incluye a los gobernantes.

Debemos predicar el evangelio en toda su extensión. No debemos de comprometer el evangelio con las filosofías humanistas y ateas; debemos más bien luchar en contra todos los enemigos de Dios, su iglesia, y Su Cristo; porque sabemos que el evangelio últimamente triunfara! 

Debemos trabajar para gobernarnos nosotros mismos en una manera temerosa de Dios, luchando para tener una estructura piadosa de gobierno y lideres que teman a Dios. Debemos de esforzarnos por esta gran Reforma en nuestra tierra.
Ahora debemos de presentarnos, llamando a todos a pensar en nuestros pecados nacionales, orando con ansiada suplicación que Dios será misericordioso a nuestra nación, y que nos esforcemos por una reforma, para tener una tierra en donde la iniquidad no sea recompensada, pero más bien en donde Cristo es Rey.

Caesar Arevalo

Sunday, June 21, 2015

DE CALVINO A BEZA: EL DESARROLLO DE LA TEOLOGIA REFORMADA






Existe la idea en algunos circulos reformados de que Beza distorsionó la doctrina de la expiación de Cristo enseñada por Calvino. La pregunta es ¿existe una evidencia sustancial referente a esta afirmación? O ¿es solamente un asunto de una mala lectura de los escritos de ambos Reformadores? 

El siguiente es una traducción del gran escrito del Dr. Raymond A. Blacketer, (PhD Doctor en Teología Histórica bajo el eminente Richard A. Muller en el Seminario Teológico de Calvino y autor de numerosas obras bíblicas y comentarios)  titulado “Blaming Beza” (Culpando a Beza), en donde responde a aquellos que atacan a Beza de distorsionar la soterologia de Calvino, y concluye que no existe base teológica ni histórica para tal afirmación. La evidencia indica que Beza no invento nada, ni distorsionó la doctrina de la expiación según Calvino. El escrito es parte de la gran obra en Ingles titulada“From Heaven He Came and Sought Her” una compilación de 23 autores Reformados, teólogos, pastores, y doctores en Historia de la Teologia (700 pgs) editorial Crossway (2013) [foto arriba].


DE CALVINO A BEZA: DESARROLLO DE LA TEOLOGIA REFORMADA

Teodoro Beza (1519-1605), humanista, pastor, filologista, exegeta, consejero político, y diplomático, así como teólogo y un líder intelectual indiscutible de la Reforma, y sucesor de Juan Calvino.

Calvino transmitió la detallada exposición y defensa de la doctrina de la reforma de la predestinación a su sucesor, Teodoro Beza, a quien los eruditos académicos del siglo veinte acusan de distorsionar las enseñanzas de Calvino

Esto es un escenario improbable dado que Calvino tuvo extremadamente gran estima a Beza, y dado el hecho que durante la vida de  Calvino, Beza continúo comentado más explícitamente que Calvino sobre los límites de la intención y aplicación de la satisfacción de la expiación Cristo. En vez de una desviación radical de las enseñanzas de Calvino, los comentarios de Beza sobre el tema representan un desarrollo refinado de lo que ya estuvo presente, no solo en los escritos de Calvino, pero en un considerable número de otros pensadores a través de la tradición exegética Cristiana. Beza hace sus propias contribuciones al desarrollo del pensamiento reformado, pero sus contribuciones están en completo acuerdo con la exegesis de los primeros Reformadores, los cuales continuaron reflejados como la doctrina que estaba siendo codificada confesionalmente. 

Algunos estudiosos de Calvino fracasaron en evaluar críticamente las declaraciones del teólogo del siglo diecisiete Amyraut quien intentó crear una línea divisoria entre Calvino y Beza para defender su propia formulación doctrinaria. Los estudios acerca de Calvino en el siglo veinte fueron particularmente plagados por una tendencia de leer a Calvino a través de los filtros de la neo-ortodoxia. 

Otra metodología que trata de crear esta aparente y ficticia “diferencia” es la que dice que Calvino fue “humanista y bíblico” y Beza fue “escolástico” y “no muy bíblico.” Junto con los teólogos de Dort.

De acuerdo a esta teoría, Calvino representa la prístina y pura teología reformada, y cualquier desarrollo en el pensamiento teológico es considerado una distorsión.  Sin embargo los fundamentos de estos mitos han sucumbido con mas investigación contextual por lo escritos de grandes teólogos e historiadores reformados como R Scott Clark, Carl R Trueman, Richard Mueller, Paul Helm, Martin I Klauber, etc.

Existe una trayectoria identificable de pensamiento en la tradición Cristiana que puede ser descrita como particularista, esto es, una línea de pensamiento que identifica aquellos a quienes Dios intenta otorgar los beneficios de Cristo solo a los electos.

En vez de una desafortunada ruptura entre Calvino y los Reformadores posteriores, la evidencia provee apoyo a un desarrollo continuo de la doctrina dentro una clara e identificable trayectoria de reflexión sobre la predestinación y la extensión de la redención de Cristo.

Like Calvino, Melanchton, y otros humanistas eruditos, Beza estaba preocupado con el correcto método en su trabajo. Su precisión retorica y dialéctica en ninguna manera constituye racionalismo. Las reflexiones de Beza sobre la predestinación y lo extenso de la expiación de Cristo no están basados en especulación pero en exegesis de textos bíblicos. 

Las conclusiones teológicas de Beza en cuanto a la predestinación prueba que estaba cerca a Calvino y a Agustín. En su comentario de 1 Timoteo 2:4 Calvino se burla que es una alucinación infantil la idea que ese texto es de una voluntad universal de Dios para que todos sean salvos, esto contradice la doctrina de la predestinación.   

Calvino dice que el pasaje nada tiene que ver con la predestinación y que más bien se refiere a que Dios llama a personas de todo tipo y rango; y a la obligación de predicar el evangelio a todos indiscriminadamente. 

Calvino repite que este pasaje es acerca tipos de personas y no individuos. Calvino concluye que el deber del cristiano es orar para la salvación de toda la gente, ya que Dios llama a gente de cada rango y nación.  Este es el tipo de exegesis que Agustín empleó cuando él  se encontraba con estos textos. La palabra “todos” significa toda clase de nacionalidades, y no cada  individuo. Calvino usa esta hermenéutica asi como lo usa Beza. De hecho Beza desarrolla mas este pasaje en sus anotaciones en el Nuevo Testamento, el cual lo público durante la vida de Calvino, sus comentarios mantienen una sorprendente continuidad con los de Calvino.

Beza empieza sus comentarios sobre este texto diciendo que "Dios reúne su iglesia de cada clase de gente. El deber del cristiano es entonces orar por todos, y no juzgar que cualquiera que no viene a la iglesia es porque Dios lo ha olvidado." Esta es una interpretación magnánima para un hombre que es acusado injustamente de ser frio y racionalista. 

Beza también expandió en lo que Calvino solo lo trató ligeramente, la distinción entre los secretos decretos de Dios y sus visibles efectos. Calvino había notado que mientras los signos externos de los secretos juicios de Dios no pueden ser un indicador perfecto de su voluntad eterna, esto no significa que Dios no ha determinado el destino de cada individuo. Beza expande esta discusión en un lugar común sobre la predestinación y el libre albedrio. 

Beza dice que sin el seguro fundamento de nuestra elección nuestra fe seria destrozada y la justificación por la fe estaría siendo predicada en vano. Beza continúo desarrollando temas sobre el libro albedrio y a refutar el pelagianismo y semi-pelagianismo y a la última idea medieval de una gracia inicial que capacitaría a la persona para tomar un papel decisivo en su salvación. Nada de estas discusiones difiere sustancialmente de Calvino en estos temas. Ni constituye la invención de una particular redención mas allá del trabajo exegético que Agustín había ya hecho numeras veces antes.

Lutero mismo había interpretado este texto de 2 Timoteo 2:10 de la misma manera. El dijo, “estos textos deben ser siempre entendidos como referente a los elegidos solamente, asi como dice el apóstol Pablo “todo por motivos de los electos.” Pues en un sentido absoluto Cristo no murió por todos, pues él dice “esta es mi sangre la cual derramo por ustedes y por muchos. El no dice por todos.  Calvino ha hecho mucho de la misma conexión entre elección y el propósito de Cristo derramando su sangre." Los comentarios de ambos Reformadores son reminicencias de la explicación de Agustín de las palabras de Jesús a los fariseos en Juan 10:26 “ustedes no creen porque no son de mi rebaño.”

En el comentario de 2 Pedro 3:9, Beza está de acuerdo con Calvino quien dijo que este texto no se refiere al propósito escondido de Dios , de acuerdo al cual el reprobado está destinado a su propia ruina, pero más bien se refiere a su voluntad como es conocida a nosotros en el evangelio. La invitación del evangelio es indiscriminada, sin embargo Dios solo toma a aquellos que él los trae hacia él, a quien él ha escogido desde antes de la fundación. La exegesis de Beza esta de acuerdo con esto, pero él va más en detalle para refutar a aquellos que se oponen a la doctrina de la predestinación. De manera que mientras Beza elabora sobre la elección, él no inventa ninguna nueva doctrina de repente acerca de la redención definida.

Beza continúo defendiendo la doctrina de la predestinación como él lo entendió haber sido enseñado por Calvino, mientras que al mismo tiempo, lo definió, y desarrollo en respuesta a los ataques de sus oponentes Luteranos. 

La distinción entre decreto y ejecución fue crucial para Calvino y para Beza para elaborar y entender la doctrina de la predestinación. 

La clarificación de Beza en cuanto a la predestinación vino en respuesta a ataques en contra de él por parte de Anadrae en el coloquio de Montbeliard. Aunque el tema no era la predestinación, Beza estuvo bajo presión y estuvo de acuerdo ir al debate. La teología de Ginebra proveyó un enemigo común para los Reformadores entre los Luteranos. Los argumentos de Beza fueron fundamentados en Escritura, exegesis, credos, y en los escritos de los padres de la Iglesia. 

Beza demostró que los Luteranos estaban inclusive en contra de los escritos del mismo Lutero. Beza usó la obra de Lutero, “La esclavitud de la voluntad” para refutar a los Luteranos universalistas. 

Beza vio en el Libro de Concordia una desviación de las enseñanzas de Lutero, y asi los Luteranos comprometieron las doctrinas de la reforma, es decir que la salvacion es un don de la gracia de Dios. Beza argumentó que los Reformadores eran mejores “Luteranos” que los modernos Luteranos. 

En su comentario de 1 Juan 2:2 Calvino rechazó el comentario de los fanáticos y de los monstruos ( los que se oponen a la predestinación) que este pasaje de alguna manera ofrece salvación a los reprobados. La intención de Juan fue el hacer este beneficio, el sacrificio de la expiación, de Cristo, común a toda la iglesia. Esto es una evidencia fuerte que Calvino no enseñó una redención universal que incluyó a cada individuo,  pero más bien una redención particular para los electos. La frase “todo el mundo” aquí no incluye al reprobado, más bien indica aquellos quienes creerían así como aquellos quienes fueron esparcidos a través de varios regiones del mundo. Además en este pasaje, “todo el mundo” significa todas las naciones en cumplimiento de la promesa en Génesis 12 y debe ser interpretado como los electos de todo el mundo, así como Agustín y ciertamente Calvino argumentaron. 

El decir que Dios desea salvar al reprobado sería incoherente. Beza apela a Juan 17:9 en donde Jesús ora no por el mundo pero solo por sus discípulos, a quienes el Padre entrego a Jesús. Cristo no se ofrecería por aquellos por quienes el no intercedió. Calvino también hizo remarcables observaciones sobre este texto, acertando que Cristo oró por los electos y no por los reprobados. Sin embargo, los cristianos debemos de orar por todos indiscriminadamente pues no podemos distinguir entre los electos y reprobados, como Dios lo hace.          

Para Beza el verdadero argumento se centra alrededor de dos puntos, primero, si Dios realmente decreta elegir y reprobar a personas desde la eternidad; y segundo si Dios intenta salvar a cada individuo. Al igual que Calvino, Beza niega que Dios efectivamente desee la salvación del reprobado, tal concepto sería incoherente. 

Beza repudió la idea que las personas son condenadas solo por no creer en Cristo, cuando en realidad, las personas son condenadas, no porque son reprobadas, pero por su pecado, y no necesariamente por la incredulidad. 

En su análisis de 1 Timoteo 2:4, Beza hizo la notable distinción que el llamado externo del evangelio no es universal, más bien indefinido. Existen muchos que nunca escuchan el evangelio, el llamado no los alcanza; y tampoco se puede aducir a la revelación natural ya que muchos mueren antes de ser capaces de una reflexión racional. Según Beza, el decreto no depende de la condición (de creer), sino mas bien la condición (de creer) depende del decreto, ya que precede a todas las causas subordinadas.

Beza anticipa la crítica de sus oponentes que las personas son condenadas por no creer en Cristo, el dice “no hay terquedad que se pueda decir en contra de la oferta del evangelio, pero más bien, una corrupción original, el cual, es evidente en la condenación de los reprobados.” 

Los comentarios de Beza reflejan sustancialmente las enseñanzas de Calvino sobre estos puntos. En su sermón de 1 Timoteo 2:3-5, Calvino enfatiza que Dios no desea la salvación de cada individuo, pero más bien de la gente de cada nación y clase. Dios se presenta a sí mismo a todo el mundo, pero esto no disminuye la doctrina de la elección y reprobación. Ni tampoco Dios desea que el evangelio venga a cada persona. Es más Dios no provee gracia universal que se extiende indiscrimadamente; la gracia de Dios es solo para aquellos que él ha escogido. La iglesia está para presentar la promesa del evangelio a todos, pero solo porque el hombre no puede determinar quien es electo o quien es reprobado. Esto no indica que Dios tiene dos voluntades. 

En cuanto a la predicación del evangelio, Dios desea la salvación de todos, lo cual simplemente significa que uno no puede discriminar en la predicación del evangelio. Calvino se refiere a lo que los teólogos distinguen como la voluntas praecepti-  la voluntad del precepto, el cual indica la obligación humana pero no el decreto divino. Pero en referencia al eterno consejo de Dios, Dios no desea que todos sean salvos, y no otorga conocimiento salvador a cada individuo. Aquí Calvino pone el fundamento de que la seguridad no está en Cristo mismo, pero en la doctrina de la elección, el cual el Padre da a los electos a Cristo. 

Tanto para Calvino y Beza, era crucial el mantener la doctrina  de la salvación que depende ultimadamente de la divina gracia, y no de una decisión humana o una combinación de ambas. Beza estaba preocupado que la iglesia vuelva a caer en la era pre-Reformada en cuanto a la salvación en la cual hace la decisión humana, la clave para ser salvos. 

LA EXTENSION DE LA SATISFACCION DE CRISTO COMO DOCTRINA EMERGENTE 

La idea de Beza en este caso no fue excepcional, Peter Martyr Vermigli (1499-1562) famoso monje Agustiniano, afirmó que Dios ha decretado dar a su Hijo a muerte, y una vergonzosa muerte, para evitar que sus electos pequen. Vermigli fue un mentor de otro monje Agustiniano Jerome Zanchi (1516-1590) quien dijo que Cristo murió por nosotros, los electos. Zanchi afirmó que la muerte de Cristo es eficaz para la salvación de los electos, aunque sería completamente suficiente para la redención de todo el mundo.”

Ultimadamente, la mitología historiográfica que Beza distorsionó las enseñanzas de Calvino referente a la redención de Cristo no tiene en donde fundamentarse. De hecho, ni Calvino, ni Beza provee una completa elaborada doctrina en este respecto, aunque ambos comparten una tendencia discernible hacia el particularismo. Las enseñanzas de Beza son más claras y redefinidas que las de Calvino, no porque invento la doctrina de la redención definida, pero porque el desarrollo y redefino sus enseñanzas en el contexto de ataques sobre la predestinación de sus enemigos."

Caesar Arevalo

Bibliography

Gibson, D. &. G. J., 2013. From Heaven He Came. (700 pgs) Illinois: Crossway. (pp. 122-141)




Saturday, June 20, 2015

LA TEOLOGIA ORIGINAL DE LOS PASTORES DE GINEBRA




LA TEOLOGIA DE LOS P ASTORES DE GINEBRA

Introducción

Una de las preguntas que siempre me he hecho fue ¿Cuál es la teología que se predicaba en las iglesias Reformadas en Ginebra? Sabemos por los Institutos de Calvino y otros escritos y confesiones, las doctrinas sistematizadas, sin embargo, ¿sabías que Calvino tenía su propia "compañia de Pastores"? ¿cuál fue el mensaje de la compañía de pastores de Calvino?


La gran mayoría de los evangélicos no solo están desconectados de la fe histórica Reformada, pero también del verdadero mensaje que predicaron. Muchos simpatizantes de la Reforma creen que la reforma es solo las “cinco solas.” Pero no es así. Hay mucho mas que se debe saber acerca de la doctrina que predicaron, el lugar que ocuparon los catecismos. Muy pocos sabe que Calvino formó lo que se conoce como "compañia de pastores" de Ginebra. Este cuerpo de teólogos bebieron la pura teología Reformada de los escritos de Juan Calvino. Formidable y pristina.


Aquí les presento un resumen de la sección “El Mensaje de Ginebra”, escrito por el Dr. Manetsch en su gran obra “La Compañía de Pastores de Calvino.” Dr., Manetsch haciendo uso de documentos de primera mano elabora y trae a la vida la Ginebra de Calvino, sus pastores, y la teología que predicaron y enseñaron.

Sin duda es una buena lectura para todo aquel amante de la Reforma, su historia y doctrina.

EL MENSAJE DEL MINISTRO DE GINEBRA

En Ginebra la vocación del ministro no estaba separado del mensaje de salvación que ellos proclamaron. Calvino y Beza frecuentemente recordaban a la congregación de estas verdades. Los ministros son legítimos hasta donde ellos sean fieles al mensaje que ellos predican. Pero ¿Cuál es la sustancia de este evangelio Cristiano, estas “buenas nueva”, que los ministros reformados en Ginebra esperaban proclamar?

Entendamos que la teología oficial de Ginebra estuvo articulada en muchos documentos que Calvino escribió o participo en bosquejarlo. Estos incluyen, La Confesión de Fe (1536); el Catecismo Ginebrino (1541), y la Liturgia Ginebrina (1542). En las decadas siguientes las autoridades cívicas y religiosas de Ginebra intentaron enforzar la subscripción a estos estándares básicos en numerosas formas. 

Se requerio a los niños que estudien el catecismo de Calvino y afirmar su doctrina en frente de la asamblea pública cuando ellos eran aceptados por primera vez en la Cena del Señor. De igual manera los estudiantes en la academia tenian que firmar un documento prometiendo el seguir y mantener la doctrina de fe la cual es contenida en el Catecismo de esta iglesia en el momento de su matriculación. 


En cuanto a los ministros de Ginebra, las Ordenanzas Eclesiásticas tenían que ser firmadas recibiendo y aceptando las doctrinas aprobadas por la Iglesia, esto es la teologia contenida en la Confesión de Fe así como el Catecismo de Ginebra. 

En el tiempo de la controversia de Bolsec (1551-52), el Concilio menor de Ginebra fue aún más allá al decretar que la teologia contenida en los Institutos de la Religión Cristiana de Calvino fue la "santa doctrina de Dios, " de donde ningun ministro o parroquiano debería desviarse. 

Como consecuencia de esto, el entendimiento reformado de Calvino del mensaje de las Escrituras y su legado teológico vivieron en la teología Oficial de Ginebra, proveyendo el fundamento teológico y estableciendo una estructura confesional para sus sucesores en cuanto a como deberían de hacer sus sermones, comprometidos en polémicos debates, y ofrecieron consejo espiritual a sus parroquianos.

El mensaje central del cristianismo que los ministros de Ginebra creyeron fue la dramática historia de la misión de Dios para rescatar a la gente que El por gracia escogió de entre la raza caída de Adán. Solo hay un Dios, todopoderoso, quien creó los cielos y la tierra y quien continúa gobernando el mundo y los asuntos de la humanidad por su sabia providencia. Este único Dios existe en tres personas eternas: El Padre, Hijo, y el Espíritu Santo. Aunque los hombres y mujeres son incapaces de comprehender a Dios en su esencia, Dios ha tomado la iniciativa para hacerse el mismo conocido a través del espejo del mundo natural  y especialmente a través de la sagrada Palabra, encontrando en la Sagrada Escritura, el cual es nada menos que la verdad que viene del  cielo.” La escritura debe entonces sirve como la regla de nuestra fe y religión; no hay otra doctrina o de tradiciones humanas deberían de agregado a ello.

De acuerdo, al catecismo Ginebrino, el principal propósito de la existencia humana es conocer al único verdadero Dios y adorarle solo a Él. Dios es honrado cuando sus criaturas confían en El, le sirven con sus vidas enteras, lo llaman por ayuda por salvación, y reconocerlo como el autor de buenas cosas.  La teología oficial de Ginebra presenta la depravación en estos rigurosos términos: “antes que nazcamos re-hechos por el Espíritu de Dios, somos capaces de hacer nada excepto el pecar, así como un mal árbol produce solo malos frutos (Mat. 7:17).” De aquí “no podemos anticipar a Dios por meritos o evocar su beneficencia. En vez,  cualquier obras nosotros ofrecemos o intentamos todo eso cae bajo su ira y condenación.”
En vista de la desesperada doctrina de la depravación humana, el evangelio Cristiano es verdadera “buenas nuevas”. De esta inmensurable misericordia y amor, el Padre celestial envio a su Hijo a la tierra en donde como Dios hombre Jesucristo, tomo la forma humana, nació de la virgen María, vivió una vida sin pecado y proclamo la verdad de Dios, sufrió una muerte vergonzosa en una cruz romana, y se levanto físicamente de los muertos. En su persona y ministerio, Jesús cumple perfectamente el oficio de Rey, Profeta y Sacerdote. En su oficio de Rey, Jesús proclama el reino de los cielos, comparte las riquezas espirituales con el pueblo de Dios, y vence a los enemigos de nuestras almas (pecado, carne, el mal, y el mundo), en su oficio de Profeta, Jesús anuncia la verdad divina y la perfecta voluntad del Padre. En su oficio de Sacerdote, Jesús sirve como el único mediador entre Dios y la humanidad, habiéndose ofrecido una sola vez por todo como sacrificio para comprar el perdón por los pecadores. 

Esto fue el mensaje central en la teología oficial en Ginebra, pecadores quienes creyeron en la promesa de gracia de la salvación en Cristo y arrepentimiento por sus pecados son declarados justos ante Dios y reciben el perdón completo de los pecados a una nueva naturaleza espiritual consideración de nuestros meritos y obras. La confesión enfatiza que toda la gloria y alabanza pueda otorgarse a Dios. en el Catecismo un niño fue enseñado la doctrina de la justificación sola gratia, sola fide con estas palabras:

“Es entonces, por la pura misericordia de Dios y no en referencia a las obras que El por gracia nos abraza en Cristo y nos considera aceptables, al atribuirnos su justicia aceptada como si fuera de nosotros y no por imputarnos nuestros pecados (Tito 3:5)…pues al abrazar las promesas del evangelio con una segura y confianza sincera, nosotros en cierta manera obtenemos las posesiones de esta justicia de la cual hablamos..”

Ademas, las personas que abrazan a Cristo por la fe son solo son reconciliadas con el Padre celestial, pero tambien reciben el don precioso del Espíritu Santo quien crea en ellos una nueva vida espiritual que gradualmente, aunque nunca totalmente en la tierra, vence la naturaleza del pecado, produciendo buenas obras y un corazon afín a la verdadera adoración.  En este proceso de santificación, la ley de Dios, la cual previamente condena al pecador, ahora sirve como la “regla de la vida” para guiar al creyente hacia la obediencia y justicia. 

La vida Cristiana es para ser expresada y alimentada en el contexto de la iglesia Cristiana. el Catecismo define la verdadera iglesia como "el cuerpo y la sociedad de creyentes a quien Dios predestinó a la vida eterna. Aunque esta distribuida en muchas partes, hay una sola iglesia universal, y Jesús Cristo es su única cabeza. La iglesia visible en la tierra es distinguida por dos marcas: la predicación pura y fiel de la Palabra, y la correcta administración de los sacramentos. De acuerdo a los teólogos oficiales de Ginebra, Jesucristo instituyó solo dos sacramentos durante su ministerio terrenal: el bautismo y la Cena del Señor. Los sacramentos estan unidos a la predicación de la Palabra de Dios y lo confirma. Los sacramentos alimentan y refuerzan la fe y sirven como insignias y pliegos del discipulado cristiano, y por ellos Dios anuncia, representa y sella su gracia a su gente. El Bautismo, cuando es recibido por la fe, efectua lo que simboliza, es decir el perdon de pecados, la mortificación de la antigua naturaleza y la regeneración espiritual. Ambos, la Confesión de fe y el Catecismo estipula que los sacramentos deben de administrarse a los niños infantes de padres creyentes como señal que son herederos del pacto de gracia de Dios.

Cuando la compañía de pastores recibieron un reporte de la iglesia en Francia preguntando si deberían continuar enseñando el catecismo de Calvino, los ministros de Ginebra respondieron con una carta larga y firme al Sínodo Nacional de Saumur (1569) acertando y afirmando que el catecismo de Calvino es una muy excelente y capaz resumen de todas las doctrinas de la religión Cristiana.”

 La venerable compañia de pastores advirtieron el hacer cualquier cambio al contenido o uso público del Catecismo.

Evidentemente en la última década del siglo dieciséis, los ministros de Ginebra ya no eran reformadores en el sentido de la palabra, sino mas bien conservadores y defensores de lo que ellos entendieron ser el verdadero sistema de doctrina bíblica enseñado por Calvino y plasmado en los documentos confesionales de Ginebra. Como pastores ellos fueron llamados a proclamar el evangelio inmutable de Dios, guardándolo de revisiones o modificaciones, y al hacerlo así defendiendo el formidable legado de Calvin dentro de la Iglesia de Ginebra. 
Para Calvino, Beza, y Goulart, y sus colegas en el ministerio, la vocación del pastorado no podría ser separado del mensaje de salvación que los ministros predicaron. Como hemos visto, el mensaje fue sustancialmente definido por el catecismo de la ciudad, liturgia, y documentos confesionales, resaltando tales doctrinas características reformadas como la soberanía de Dios, la autoridad de las Escrituras, depravación total, la única función mediatorial de Jesucristo, justificación por la sola gracia a través de la sola fe, la cena del Señor como alimento espiritual de Cristo y la disciplina de la iglesia."  

COMENTARIO

Como vemos, la Reforma en sus inicios en Ginebra fue altamente teológica y centrada en las Escrituras. Y fue celosamente guardada y defendida de ataques que trataron de manipular y tergiversar el mensaje. La base estaba en el mantener el catecismo y la confesión de fe en forma práctica, tanto empezando con los niños hasta los ministros. el conocer nuestra historia es evitar caer en doctrinas falsas y mantener nuestra herencia presbiteriana reformada.

Caesar Arevalo 

FUENTE:  Manetsch, S M. “Calvin’s Company of Pastor”, the pastoral vocation (pp74-76) Oxford Studies in Historical Theology.