Friday, May 29, 2015

EL PRIMER MANDAMIENTO PROHIBE EL POLITEISMO POLITICO





La Biblia enseña que cada nación tiene una obligación moral de someterse a la autoridad de Jesucristo y Su Ley. Una examinación de la ley de Dios, los profetas, los Salmos y el Nuevo Testamento prueba contundentemente que el politeísmo es inmoral. Es una peligrosa idea que los Cristianos deben de rechazar. El evangelicalismo independiente desconoce lo que la Biblia enseña acerca del deber del Magistrado para con Dios y la sociedad. Esta es la tragedia evangélica que en su ignorancia ha ayudado al humanismo a tomar control del Estado.

El primer mandamiento aplica a todos los hombres y a todas las naciones

El mandamiento que precede a todos los demás mandamientos fundacionalmente es el primer mandamiento, "No tendrás otros dioses delante de mí" (Ex. 20: 3; Dt 5: 7). El Dios de Israel es el único Dios. Sólo Él es la fuente de la realidad creada, el significado y la ética. Su voluntad declarada es vinculante para todos los hombres y a todas las naciones de todo el tiempo. El Dios que existe exige absoluta lealtad, fidelidad y obediencia. Todos los hombres y las naciones viven y funcionan en un universo, no en un multiverso. "El orden de Dios es absoluta y absolutamente vinculante para los hombres y las naciones."
El argumentar que una nación puede ser una nación cristiana y al mismo tiempo permite la adoración abierta y la propagación de falsas religiones es un repudio al primer mandamiento. Sólo hay un Dios, Jehová. De manera que el permitir el culto abierto de Baal, Marduk, Amon-Ra, Krishna, etc., es acechar un golpe fuerte a la raíz misma del orden de la ley de Dios para la sociedad. La Biblia no enseña que Dios es uno entre muchos dioses, o, el primero entre los dioses, sino es el único sólo Dios. El primer mandamiento fue dado en un mundo lleno de politeísmo e idolatría. "Un objetivo fundamental de la política Mosaica fue la abolición del culto idólatra, y la sustitución en su lugar del mantenimiento de la verdadera religión en el mundo."

La mayoría de los cristianos modernos aislados de las raíces reformadas, y mas aún dentro del evangelicalismo Arminiano independiente Anabautista se opondrían a la afirmación de que el pluralismo religioso es un rechazo explícito del primer mandamiento. Ellos argumentan que los mandamientos de la primera tabla fueron dados al pueblo del pacto y no necesariamente se aplican a las naciones paganas. 

Es cierto que los Diez Mandamientos fueron dados a Israel después de su liberación de Egipto. Sin embargo, existe abundante evidencia de que Dios requiere de todas las naciones sigan todos sus preceptos morales-especialmente el primer mandamiento. 

En Deuteronomio 4:5-8 se dice que Israel debía ser un ejemplo para las naciones paganas alrededor de ellos. Si Israel era obediente a la ley de Dios, las naciones vecinas reconocerían la sabiduría de Israel, acerca de la relación de Israel a Jehová, y la superioridad de la ley de Dios. Los israelitas debían ser la “sal y luz” a las naciones circundantes. Ellos eran para exhibir la ley de Dios a las culturas y sociedades paganas hacia la obediencia a Dios. Israel debía servir como paradigma de fidelidad al pacto al único Dios verdadero. El propósito de todo esto no solo era para que las naciones paganas vieran ciertos beneficios sociales de la segunda tabla de la ley, sino que la superioridad del Legislador estaría claramente establecida.  

El argumentar que las naciones paganas reconocerían la justeza y la superioridad de la ley de Jehová y la bienaventuranza de la estrecha relación de Israel a Jehová mientras sigan rechazando a Jehová y servir a los ídolos es absurdo. Aunque la transformación espiritual de las naciones paganas tendría que esperar hasta la venida de Jesucristo (a causa de la apostasía de Israel y el poder engañoso de Satanás sobre las naciones) el mensaje de Deuteronomio 4: 5-8 no puede ser ignorado. Naciones paganas deben reconocer y obedecer al único y  verdadero Dios-Jehová

No sólo es politeísmo político un rechazo del primer mandamiento en la vida política y judicial de una nación, pero también es una negación explícita de los casos de las leyes Civiles establecidas para proteger a una nación que honra a Dios. En Deuteronomio 13: 1-18, Los falsos profetas, seductores a la idolatría, y ciudades dedicadas a la idolatría están condenadas a muerte. Cabe señalar que Deuteronomio 13: 5-18 no llama a la pena de muerte por la incredulidad o la herejía. Ello condena a los falsos profetas (vv. 1-5) que tratan de llevar a la gente, con señales y prodigios, a la idolatría. Condena a las personas que en secreto intentan iniciar un movimiento a la idolatría (vv. 6-11). Condena las ciudades que establecen otra religión y subvierten la ley de orden de la nación (vv. 13-18), y esta condena debe ser ejecutada por el hombre para apartarse del juicio de Dios (vs. 17).  Una nación que se convierte en una nación explícitamente cristiana, que hace pacto con Dios y adopta su ley-orden no puede permitir la subversión abierta y sistemática de esa orden de ley. No se puede permitir la traición para con Jehová. Cuando los líderes religiosos en una nación cristiana apostatan deben permanecer en silencio o perecer. Si una ciudad se dedica a una religión falsa o un culto (por ejemplo, el mormonismo) esa ciudad debe procederse en contra de acuerdo a la ley.

En una nación cristiana la gente no se ven obligadas a ir a la iglesia o de creer en Cristo, pero, la práctica abierta de la idolatría está prohibida. Es una ofensa capital (Dt. 17: 2-7). La Biblia nunca acepta el concepto moderno de la neutralidad hacia la religión, por la sencilla razón de que la neutralidad es imposible. Una nación cristiana que permite la idolatría pública y la blasfemia está en el camino hacia el suicidio social y juicio. Asumir que los hombres son libres de adorar o no adorar sin consecuencias radicales para la sociedad es negar el significado mismo de la fe bíblica. La vida de una sociedad es su religión, y si esa religión es falsa, entonces la sociedad se encamina hacia la muerte.  Muchos creyentes ingenuos en el pasado aceptaron la neutralidad en el ámbito político. Ellos pusieron su fe en la constitución y en el pluralismo religioso, mientras que los apóstatas y no creyentes capturaron las principales instituciones de la sociedad. Los humanistas que llegaron al poder hicieron todo lo posible para empujar a los cristianos en un “gueto” intelectual. Los humanistas reconocen implícitamente lo que la mayoría de los cristianos no reconocen: “que la neutralidad religiosa es un mito.”  Mientras que el humanista pelea y aboga por un Estado secular, el Cristiano mediocre lucha por la "neutralidad" en el gobierno, el cual es simplemente la meta del humanista.

El primer mandamiento es el fundamento de toda ley moral y civil subsiguiente. La segunda tabla de la ley no puede acogerse constantemente aparte del primer mandamiento. Cuando a una persona se le dice que el robo, la violación, la homosexualidad, el adulterio y el asesinato está mal, él necesita ser dicho porqué este tipo de actividades son inmorales. Una sociedad que dice que un hombre, o un tribunal o una legislatura han decidido prohibir cierta actividad por el mayor bien de la comunidad sin ningún reconocimiento de Dios como el creador y legislador ha hecho al hombre el “dios” de esa sociedad. El implícito mensaje detrás de esta visión humanista de la ley es que la ley es arbitraria y que todos los hombres son en realidad una “ley” para sí mismos. Este punto de vista conduce lógicamente a la actitud que dice: "Haz lo que quieras, simplemente no te quedes atrapado, y, si te pillan intenta mentir a tu manera para salir de la situación." Cualquier sociedad no fundada sobre el primer mandamiento eventualmente decaerá y será destruida por Dios.

Todas las leyes se derivan de una fundación religiosa o visión del mundo, por lo que "cada orden estatal o social es un establecimiento religioso." El cristiano coherente dice que debemos tener al Dios trino de la Escritura como punto de partida para el conocimiento, significado y la ética. No hay otro dios sino Jehová. Los humanistas y muchos cristianos profesantes dicen que eso no es justo hacia otras confesiones religiosas; por lo tanto, tenemos que empezar con el hombre como "la fuente de toda verdadera razón y la moral."  Los pluralistas religiosos han denunciado el primer mandamiento y se han puesto del lado de los humanistas contra el cristianismo bíblico. "El enfoque del pluralista transgrede el primer mandamiento al contradecir y diferir a diferentes autoridades definitivas (dioses) en el área de la política pública. En lugar de someterse exclusivamente a la ley de Jehová con temor, y abiertamente seguir al entronizado  Hijo de Dios, el pluralista intenta la imposible tarea de honrar a más de un señor o dios en la legislación civil (Mt.6:24)-una especie de "politeísmo político. '" El humanista dice: "No tendrás otros dioses a mi lado" y asombrosamente la mayoría de los cristianos profesos, en principio, están de acuerdo.

Jehová, el único Dios, el Señor del universo, odia el pluralismo religioso. Para Asiria Dios dijo: "¡Ay de Asiria, vara de mi ira y de  mi vara en cuya mano esta mi indignación ....Como halló mi mano los reinos de los ídolos, cuya imagen tallada destacan a las de Jerusalén y Samaria, como lo he hecho a Samaria y a sus ídolos, ¿no he de hacer también a Jerusalén ya sus ídolos? "(Is. 10: 5, 10 , 11)? Dios proclamó el juicio contra Moab por su idolatría.

"'Por otra parte,' dice el Señor:" Yo haré cesar de Moab el que ofrece sacrificios en los lugares altos y quema incienso a sus dioses."(Jer 48:35). Jehová también aplastó a los ídolos de Babilonia. "Declara entre las naciones, proclama y establece un estándar; proclaman, y no oculten  dicen, "Tomada es Babilonia, Bel esta avergonzado. Merodac [o Marduk, un dios babilónico] se rompe en pedazos; sus ídolos son humillados, sus imágenes se rompen en pedazos .... Una sequía está en contra de ella, y que se secaron. Porque es la tierra de las imágenes talladas y están locos con sus ídolos "(Jer. 50: 1, 2, 38).
 "Todo el mundo está aturdido en su corazón, sin conocimiento, cada trabajador de metales está avergonzado por la imagen tallada; pues su imagen moldeada es mentira, y no hay espíritu en ellos. Ellos son inútiles, una obra de errores; en el tiempo de su castigo perecerán .... Por lo tanto he aquí vienen días que yo traigo un juicio sobre las imágenes talladas de Babilonia; toda su tierra será avergonzada, y todos sus muertos caerán en medio de ella .... "Por lo tanto, he aquí vienen días, dice Jehová, 'que voy a traer juicio sobre sus ídolos, ya lo largo de toda su tierra los heridos gemirán '. "(Jer 51:17, 18, 47, 52). 

Si Dios odiaba tanto la idolatría de los Asirios, los Moabitas, Egipcios, Babilonios y los habitantes de Canaán que Él derramó su ira sobre ellos, ¿por qué habría de eximir a los habitantes de América, Africa, Asia, Europa, etc., por sus idolatrías? Politeísmo político fue una práctica común en la antigua naciones, una práctica condenada por Dios. No hay evidencia en el Nuevo Testamento que Dios ha cambiado su carácter y proceder respecto a la idolatría.

Por Caesar Arevalo

Wednesday, May 27, 2015

JAMES THORNWELL Y UNA CRITICA PRESBITERIANA A LA CONSTITUCION DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMERICA







El título de este artículo implica que existe más de una “critica”  a la Constitución de los Estados Unidos desde la perspectiva Presbiteriana. Esto es lógico y consecuente con la teología Reformada del gobierno Civil del siglo 16 en adelante en las confesiones Reformadas.  En América, los presbiterianos no estuvieron totalmente desligados de sus predecesores y padres Pactantes en Escocia. Desde sus inicios los presbiterianos pelearon por la independencia y libertad política de la nueva nación. Sin embargo, fue la filosofía detrás de la Constitución que estuvo en conflicto con la doctrina Presbiteriana reformada de el magistrado civil. Hubo, muchas voces de teólogos y ministros presbiterianos (uno de ellos fue James M. Wilson) que criticaron duramente el hecho que los padres de la nación Americana dejaron afuera todo reconocimiento a Jesucristo como el Mediador y Señor del nuevo gobierno político. Aunque la Constitución no es un documento secular, las alusiones a un “creador” son muy generales y vagas que traerían gravísimas consecuencias en siglos posteriores, las cuales estamos viendo ahora. Para tener una idea más clara acerca de la posición presbiteriana en relación a la Constitución de los Estados Unidos, leamos un extracto de la gran obra del gran teólogo y predicador Presbiteriano James H Thornwell (1812-1862). Thornwell fue contemporáneo del gran Charles Hodge. Thornwell escribió mucho acerca del orden social y el gobierno civil desde una perspectiva Presbiteriana en América. Su argumento es relevante hoy más que nunca y sirve como una brújula para entender y evaluar las repercusiones sociales. Ya que los argumentos parten de la cosmovisión bíblica, su argumento también se aplica a cualquier otra nación:

“La Constitución de los Estados Unidos fue un intento de poner en práctica la noción de la libertad popular, libertad sin el control de la aristocracia y el trono, y sin la alianza de una iglesia nacional. El concepto es noble, pero la ejecución no fue conmensurado con el diseño. El fundamental error de los padres [fundadores de América] fue que ellos aceptaron una verdad parcial en vez que toda la verdad. Ellos miraron claramente el lado humano, que el gobierno popular es resultado de la voluntad popular; y que los gobernadores son los sirvientes y no los amos de los súbditos, y responsables al pueblo. Ellos fracasaron en comprender el lado Divino, que todo gobierno justo es la ordenanza de Dios, y que los magistrados son Sus ministros quienes deben responder a Él por la ejecución de su deber. La consecuencia de este grave error, y de la exclusiva atención a un solo aspecto del caso, fue el de investir al pueblo con una especie de supremacía que insulta a Dios así como fue injurioso a ellos. Ellos se convirtieron en leyes para sí mismos; no hubo nada más allá de ellos quien supervise y controle sus caprichos o placeres. Todos fueron responsables al pueblo, pero el pueblo no fue responsable a nadie. Esto realmente fue convertir al pueblo en un dios…y así entonces fue puesto una fundación mucho peor de todos los posibles gobiernos, un absolutismo democrático, el cual, en la ejecución de sus propósitos, no tiene escrúpulos en anular el más solemne pacto y cancelar la más sagrada obligación. 

La voluntad de la mayoría se convirtió en la ley suprema, si es que la voz del pueblo es para considerarse como la voz de Dios….no es suficiente entonces el mirar al gobierno como una simple institución del hombre. Debemos contemplar al pueblo y gobernantes iguales sujetos a la autoridad de Dios. Su voluntad es la verdad suprema; y es bajo El quien es el soberano que las convenciones son llamadas, constituciones son estructuradas, y los gobiernos creados. Entonces si el Estado es una ordenanza de Dios, el debe de reconocer este hecho. 

Tu cuerpo honorable ya rectificado hasta cierto punto el error de la antigua constitución, pero no tan distinto como el pueblo Cristiano de estos estados desean verlo hecho. Respetuosamente nos aventuramos a decir que no es suficiente para el estado el gozarse en la luz de la revelación Divina para reconocer en términos generales la supremacía de Dios; debe de reconocer también la supremacía de Su Hijo, a quien El ha puesto heredero de todas cosas, por medio del cual el hizo los cielos. A Jesús Cristo todo poder en los cielos y en la tierra se le ha dado. Hacia el toda rodilla se doblara, y toda lengua confesara. El es el gobernador de las naciones, el Rey de reyes, y Señor de señores.

Si se dice que la sujeción de los gobiernos a Jesucristo no es una relación que se manifiesta por la razón, y por lo tanto no es obligatorio al Estado, la respuesta es obvia, los deberes proceden no de la manera en que la relación es conocida, pero de la verdad de la misma relación. Si el hecho es que Jesucristo es nuestro Señor, y sabemos que esto es un hecho, no importa como venimos a conocerlo, pues estamos vinculados  y obligados a reconocerle y a actuar sobre ello. Por lo tanto sabemos con infalible certeza, que Jesucristo es el Gobernador Supremo de las naciones si aceptamos las Escrituras como la Palabra de Dios.”


Por Caesar Arevalo 

FUENTE: “La Relación del Estado a Cristo” -Pgs. 550-551, por  James H Thornwell (1812-1862), teólogo y predicador Presbiteriano

Tuesday, May 26, 2015

LA EVIDENCIA ESCRITURAL QUE LAS ACCIONES DE LOS HOMBRES ESTAN BASADAS EN EL DETERMINADO CONSEJO Y ANTICIPADO CONOCIMIENTO DE DIOS




LA EVIDENCIA ESCRITURAL QUE LAS ACCIONES DE LOS HOMBRES ESTAN BASADAS EN EL DETERMINADO CONSEJO Y ANTICIPADO CONOCIMIENTO DE DIOS

“A éste, entregado por determinado consejo y conocimiento anticipado de Dios, prendisteis y matasteis por manos de los inicuos, crucificándole;  (Hechos 2:23)
Original en Griego

τοῦτον τῇ ὡρισμένῃ βουλῇ καὶ προγνώσει τοῦ Θεοῦ ἔκδοτον διὰ χειρὸς ἀνόμων προσπήξαντες ἀνείλατε,

CONTEXTO

El pasaje realmente empieza en el verso 22. Este es el primer discurso de Pedro ante los Judíos de Jerusalén. Pedro predica acerca de Jesucristo y les recuerda que ellos son testigos oculares de la vida de Jesús y de todas sus enseñanzas y milagros mientras él estaba con vida, la frase “como sabéis,” implica que Pedro los que conocieron a Jesús estaban vivos y es la más clara evidencia que el sermón no fue algo editado años después. 

ANALISIS LITERARIO
Es Importante conocer y tener en mente que toda teología debe tener su fundamento en una correcta hermenéutica, es decir correcta exegesis, que incluye contexto, gramática, léxico y sintaxis. Esto es lo que Pablo llama “escudriñar.” No es solamente el “postear” textos bíblicos sin entender su significado sino es mas bien el estudiar lo que las Escrituras nos enseñan. Por eso es bíblicamente imperativo que sean los pastores debidamente ordenados los llamados a “ENSEÑAR” todo el consejo de Dios, y nos los miembros pues ellos están llamados a aprender.

El texto empieza con el pronombre demostrativo “a este”, indicando que Pablo está hablando de Jesús. Siendo “Jesús,” entonces,  el objeto de la oración, todo lo que sigue se refiere a Jesús. Esto es muy importante tener en mente, pues de aquí es donde se va a deducir la correcta teología del decreto de Dios. 

Entonces veamos el pasaje en cuestión el cual nos confirmara que efectivamente, es Dios el que por su plan pre-determinado y su pre-conocimiento el fundamento y base de las acciones humanas. Calvino y demás reformadores tenían razón. 

Para esto analicemos sintácticamente y lexicalmente tres palabras claves de este texto: 

1.      Orismen =ὡρισμένῃ =Verbo, perfecto participio medio/pasivo. Se traduce como “habiendo sido determinado o asignado,” Es decir Pedro quiere trasmitir la idea de que la muerte de Jesús fue una acción “completa, determinada con anticipación por Dios mismo en forma activa, y que Jesús aceptó la voluntad de Dios pasivamente cumpliendo Su voluntad.” Esto quiere decir que Jesús cumplió exactamente el plan de Dios previamente planeado por El. 

2.      Boule= βουλῇ  =Sustantivo, Dativo femenino Singular. Este sustantivo significa “un plan completo llevado a su cumplimiento.” Se traduce como “Decreto” de Dios. Esto es importantísimo tener en cuenta todo el tiempo, pues aquí está el termino teológico de nuestra palabra “Decreto.” Lo que Pedro está diciendo es que la muerte de Jesús fue determinado de antemano y llevado a cabo por Dios a través del “pre-determinado consejo  de Dios.” el cual incluye plan inmutable y propósito eterno.  Esto es lo que se conoce como “Decreto.” El “dativo” indica que la acción se hace a objeto indirecto, en este caso, el “objeto indirecto” es Jesús, esto nos enseña que el Padre desde antes de la fundación del mundo “pre=planeó”  (decretó) la muerte de Jesús. 

3.      Prognosei= προγνώσει=Sustantivo, Dativo femenino singular. Al igual que el anterior sutantivo, tambien está en el dativo. ¿Qué significa “prognosei”?  viene de la raíz Griega “proginosko” que siginifica literalmente “pre-conocer.”  “Prognosis” ocurre solo dos veces en el NT y en ambas implica como “el Absoluto conocimiento de Dios.” (1 Pedro 1:2; Hechos 2:23). Según el contexto, entonces, Pedro está diciendo que la muerte de Jesús no solo fue “decretado” por Dios, pero que junto con su decreto Dios “sabía de antemano” lo que iba a acontecer en el futuro. Esto es importantísimo, pues aquí, desde las escrituras, vemos el atributo de Dios (pre-conocimiento de las acciones de los hombres) y su acción eterna, inmutable y perfecta (decreto). 

EL DECRETO DE DIOS Y SU PRE-CONOCIMIENTO 

Para entender mas lo que acabamos de leer y estudiar, debemos de tener en cuenta que ambos sustantivos están unidos por la conjunción “kai”  (y)  y que por lo tanto esto nos indica y enseña una gran verdad teológica Bíblica, la cual es que tanto el “decreto eterno de Dios” y su “preconocimiento” son el fundamento de las acciones del ser humano y la conjunción copulativa “y” no solo sirve como unión de estas dos sustantivos, pero que además nos muestran que ambas expresan como Dios opera con los hombres. Veamos.
El gran erudito en Griego, Wallace nos dice referente a esto: “el decreto de Dios no depende de su omnisciencia, mas bien, su omnisciencia depende de su eterno decreto de Dios.” el agrega más adelante, “de manera que, los decretos de Dios no se fundamentan en su simple preconocimiento de lo que humanos harán en un futuro, pero más bien, que las acciones humanas son basadas en el pre-conocimiento de Dios y su predeterminado plan. Y de acuerdo al contexto de Lucas, el “pre-conocimiento de Dios” es dependiente y fundamentado en el “decreto” de Dios.” [Wallace, An exegetical Syntax of the New Testament.” Pg. 288]. 

Es decir, lo que Wallace esta afirmando desde la exegesis Bíblica del texto, es que el decreto eterno es independiente de su pre-conocimiento, pero al mismo tiempo es el fundamento de su omnisciencia, esto no quiere decir que hubo un tiempo que Dios “no tuvo” pre-conocimiento, sino mas bien que su decreto no depende de lo que El sabe que el hombre “hará” en futuro, sino mas bien el hombre “hará” en el futuro lo que Dios ya ha pre-determinado en su eterno decreto.  

Pero esto no es todo, Pedro dice que Dios “ha entregado” a Jesús al poder de sus enemigos. Esto es una afirmación hecha por Pedro muy importante, para que esto sea entendido Pedro usa el adjetivo “erkodos” = ἔκδοτος que significa “entregar algo al poder o autoridad de los enemigos.” Es decir, Pedro usa el adjetivo “erkodos”  en el acusativo, es decir, que Dios actúa sobre Jesús, entregándolo a la muerte. Lo cual según el contexto va de acuerdo a Su “decreto” y “preconocimiento.”

¿Cómo lo hace? A través de “la mano de hombres sin ley.” Esto es también importante, pues Pedro está diciendo, y afirmando teológicamente, que el plan eterno e inmutable de Dios (Su decreto) es llevado a cabo  “a través”  ( “dia” preposición de instrumentalidad y medio) de las acciones de los Judíos y de los gentiles.  Es decir, la ejecución de Cristo fue un asesinato judicial público, resuelto y decidido por el Sanedrín en nombre de toda la nación. Fue demando y concedido por un procurador autoridad Gentil, y consumado bajo la dirección del Sanedrin. Todo estos eventos humanos de la crucifixión de Cristo, fue “decretado” bajo el conocimiento anticipado de Dios.

Esto se aplica en todo el plan de salvación, elección, predestinación, santificación, justificación, etc. Es decir, es Dios quien en su eterno decreto pre-determina quienes serán salvos por fe en Jesucristo. La predestinación entonces es lógica y bíblica, cuando se entiende desde la misma Biblia que es Dios quien decreta quienes serán salvos, y en base a su eterno decreto El solamente conoce quienes son de Él.  En otras palabras, Dios no salva a los hombres basado en pre-conocimiento de quienes creerán en el. Sino más bien, los salvos, son los que El decretó ( llamó, predestinó, justifico, santificó) para salvación. 

Por Caesar Arevalo
Iglesia Presbiteriana y Reformada, La Brea CA