Sunday, June 21, 2015

DE CALVINO A BEZA: EL DESARROLLO DE LA TEOLOGIA REFORMADA






Existe la idea en algunos circulos reformados de que Beza distorsionó la doctrina de la expiación de Cristo enseñada por Calvino. La pregunta es ¿existe una evidencia sustancial referente a esta afirmación? O ¿es solamente un asunto de una mala lectura de los escritos de ambos Reformadores? 

El siguiente es una traducción del gran escrito del Dr. Raymond A. Blacketer, (PhD Doctor en Teología Histórica bajo el eminente Richard A. Muller en el Seminario Teológico de Calvino y autor de numerosas obras bíblicas y comentarios)  titulado “Blaming Beza” (Culpando a Beza), en donde responde a aquellos que atacan a Beza de distorsionar la soterologia de Calvino, y concluye que no existe base teológica ni histórica para tal afirmación. La evidencia indica que Beza no invento nada, ni distorsionó la doctrina de la expiación según Calvino. El escrito es parte de la gran obra en Ingles titulada“From Heaven He Came and Sought Her” una compilación de 23 autores Reformados, teólogos, pastores, y doctores en Historia de la Teologia (700 pgs) editorial Crossway (2013) [foto arriba].


DE CALVINO A BEZA: DESARROLLO DE LA TEOLOGIA REFORMADA

Teodoro Beza (1519-1605), humanista, pastor, filologista, exegeta, consejero político, y diplomático, así como teólogo y un líder intelectual indiscutible de la Reforma, y sucesor de Juan Calvino.

Calvino transmitió la detallada exposición y defensa de la doctrina de la reforma de la predestinación a su sucesor, Teodoro Beza, a quien los eruditos académicos del siglo veinte acusan de distorsionar las enseñanzas de Calvino

Esto es un escenario improbable dado que Calvino tuvo extremadamente gran estima a Beza, y dado el hecho que durante la vida de  Calvino, Beza continúo comentado más explícitamente que Calvino sobre los límites de la intención y aplicación de la satisfacción de la expiación Cristo. En vez de una desviación radical de las enseñanzas de Calvino, los comentarios de Beza sobre el tema representan un desarrollo refinado de lo que ya estuvo presente, no solo en los escritos de Calvino, pero en un considerable número de otros pensadores a través de la tradición exegética Cristiana. Beza hace sus propias contribuciones al desarrollo del pensamiento reformado, pero sus contribuciones están en completo acuerdo con la exegesis de los primeros Reformadores, los cuales continuaron reflejados como la doctrina que estaba siendo codificada confesionalmente. 

Algunos estudiosos de Calvino fracasaron en evaluar críticamente las declaraciones del teólogo del siglo diecisiete Amyraut quien intentó crear una línea divisoria entre Calvino y Beza para defender su propia formulación doctrinaria. Los estudios acerca de Calvino en el siglo veinte fueron particularmente plagados por una tendencia de leer a Calvino a través de los filtros de la neo-ortodoxia. 

Otra metodología que trata de crear esta aparente y ficticia “diferencia” es la que dice que Calvino fue “humanista y bíblico” y Beza fue “escolástico” y “no muy bíblico.” Junto con los teólogos de Dort.

De acuerdo a esta teoría, Calvino representa la prístina y pura teología reformada, y cualquier desarrollo en el pensamiento teológico es considerado una distorsión.  Sin embargo los fundamentos de estos mitos han sucumbido con mas investigación contextual por lo escritos de grandes teólogos e historiadores reformados como R Scott Clark, Carl R Trueman, Richard Mueller, Paul Helm, Martin I Klauber, etc.

Existe una trayectoria identificable de pensamiento en la tradición Cristiana que puede ser descrita como particularista, esto es, una línea de pensamiento que identifica aquellos a quienes Dios intenta otorgar los beneficios de Cristo solo a los electos.

En vez de una desafortunada ruptura entre Calvino y los Reformadores posteriores, la evidencia provee apoyo a un desarrollo continuo de la doctrina dentro una clara e identificable trayectoria de reflexión sobre la predestinación y la extensión de la redención de Cristo.

Like Calvino, Melanchton, y otros humanistas eruditos, Beza estaba preocupado con el correcto método en su trabajo. Su precisión retorica y dialéctica en ninguna manera constituye racionalismo. Las reflexiones de Beza sobre la predestinación y lo extenso de la expiación de Cristo no están basados en especulación pero en exegesis de textos bíblicos. 

Las conclusiones teológicas de Beza en cuanto a la predestinación prueba que estaba cerca a Calvino y a Agustín. En su comentario de 1 Timoteo 2:4 Calvino se burla que es una alucinación infantil la idea que ese texto es de una voluntad universal de Dios para que todos sean salvos, esto contradice la doctrina de la predestinación.   

Calvino dice que el pasaje nada tiene que ver con la predestinación y que más bien se refiere a que Dios llama a personas de todo tipo y rango; y a la obligación de predicar el evangelio a todos indiscriminadamente. 

Calvino repite que este pasaje es acerca tipos de personas y no individuos. Calvino concluye que el deber del cristiano es orar para la salvación de toda la gente, ya que Dios llama a gente de cada rango y nación.  Este es el tipo de exegesis que Agustín empleó cuando él  se encontraba con estos textos. La palabra “todos” significa toda clase de nacionalidades, y no cada  individuo. Calvino usa esta hermenéutica asi como lo usa Beza. De hecho Beza desarrolla mas este pasaje en sus anotaciones en el Nuevo Testamento, el cual lo público durante la vida de Calvino, sus comentarios mantienen una sorprendente continuidad con los de Calvino.

Beza empieza sus comentarios sobre este texto diciendo que "Dios reúne su iglesia de cada clase de gente. El deber del cristiano es entonces orar por todos, y no juzgar que cualquiera que no viene a la iglesia es porque Dios lo ha olvidado." Esta es una interpretación magnánima para un hombre que es acusado injustamente de ser frio y racionalista. 

Beza también expandió en lo que Calvino solo lo trató ligeramente, la distinción entre los secretos decretos de Dios y sus visibles efectos. Calvino había notado que mientras los signos externos de los secretos juicios de Dios no pueden ser un indicador perfecto de su voluntad eterna, esto no significa que Dios no ha determinado el destino de cada individuo. Beza expande esta discusión en un lugar común sobre la predestinación y el libre albedrio. 

Beza dice que sin el seguro fundamento de nuestra elección nuestra fe seria destrozada y la justificación por la fe estaría siendo predicada en vano. Beza continúo desarrollando temas sobre el libro albedrio y a refutar el pelagianismo y semi-pelagianismo y a la última idea medieval de una gracia inicial que capacitaría a la persona para tomar un papel decisivo en su salvación. Nada de estas discusiones difiere sustancialmente de Calvino en estos temas. Ni constituye la invención de una particular redención mas allá del trabajo exegético que Agustín había ya hecho numeras veces antes.

Lutero mismo había interpretado este texto de 2 Timoteo 2:10 de la misma manera. El dijo, “estos textos deben ser siempre entendidos como referente a los elegidos solamente, asi como dice el apóstol Pablo “todo por motivos de los electos.” Pues en un sentido absoluto Cristo no murió por todos, pues él dice “esta es mi sangre la cual derramo por ustedes y por muchos. El no dice por todos.  Calvino ha hecho mucho de la misma conexión entre elección y el propósito de Cristo derramando su sangre." Los comentarios de ambos Reformadores son reminicencias de la explicación de Agustín de las palabras de Jesús a los fariseos en Juan 10:26 “ustedes no creen porque no son de mi rebaño.”

En el comentario de 2 Pedro 3:9, Beza está de acuerdo con Calvino quien dijo que este texto no se refiere al propósito escondido de Dios , de acuerdo al cual el reprobado está destinado a su propia ruina, pero más bien se refiere a su voluntad como es conocida a nosotros en el evangelio. La invitación del evangelio es indiscriminada, sin embargo Dios solo toma a aquellos que él los trae hacia él, a quien él ha escogido desde antes de la fundación. La exegesis de Beza esta de acuerdo con esto, pero él va más en detalle para refutar a aquellos que se oponen a la doctrina de la predestinación. De manera que mientras Beza elabora sobre la elección, él no inventa ninguna nueva doctrina de repente acerca de la redención definida.

Beza continúo defendiendo la doctrina de la predestinación como él lo entendió haber sido enseñado por Calvino, mientras que al mismo tiempo, lo definió, y desarrollo en respuesta a los ataques de sus oponentes Luteranos. 

La distinción entre decreto y ejecución fue crucial para Calvino y para Beza para elaborar y entender la doctrina de la predestinación. 

La clarificación de Beza en cuanto a la predestinación vino en respuesta a ataques en contra de él por parte de Anadrae en el coloquio de Montbeliard. Aunque el tema no era la predestinación, Beza estuvo bajo presión y estuvo de acuerdo ir al debate. La teología de Ginebra proveyó un enemigo común para los Reformadores entre los Luteranos. Los argumentos de Beza fueron fundamentados en Escritura, exegesis, credos, y en los escritos de los padres de la Iglesia. 

Beza demostró que los Luteranos estaban inclusive en contra de los escritos del mismo Lutero. Beza usó la obra de Lutero, “La esclavitud de la voluntad” para refutar a los Luteranos universalistas. 

Beza vio en el Libro de Concordia una desviación de las enseñanzas de Lutero, y asi los Luteranos comprometieron las doctrinas de la reforma, es decir que la salvacion es un don de la gracia de Dios. Beza argumentó que los Reformadores eran mejores “Luteranos” que los modernos Luteranos. 

En su comentario de 1 Juan 2:2 Calvino rechazó el comentario de los fanáticos y de los monstruos ( los que se oponen a la predestinación) que este pasaje de alguna manera ofrece salvación a los reprobados. La intención de Juan fue el hacer este beneficio, el sacrificio de la expiación, de Cristo, común a toda la iglesia. Esto es una evidencia fuerte que Calvino no enseñó una redención universal que incluyó a cada individuo,  pero más bien una redención particular para los electos. La frase “todo el mundo” aquí no incluye al reprobado, más bien indica aquellos quienes creerían así como aquellos quienes fueron esparcidos a través de varios regiones del mundo. Además en este pasaje, “todo el mundo” significa todas las naciones en cumplimiento de la promesa en Génesis 12 y debe ser interpretado como los electos de todo el mundo, así como Agustín y ciertamente Calvino argumentaron. 

El decir que Dios desea salvar al reprobado sería incoherente. Beza apela a Juan 17:9 en donde Jesús ora no por el mundo pero solo por sus discípulos, a quienes el Padre entrego a Jesús. Cristo no se ofrecería por aquellos por quienes el no intercedió. Calvino también hizo remarcables observaciones sobre este texto, acertando que Cristo oró por los electos y no por los reprobados. Sin embargo, los cristianos debemos de orar por todos indiscriminadamente pues no podemos distinguir entre los electos y reprobados, como Dios lo hace.          

Para Beza el verdadero argumento se centra alrededor de dos puntos, primero, si Dios realmente decreta elegir y reprobar a personas desde la eternidad; y segundo si Dios intenta salvar a cada individuo. Al igual que Calvino, Beza niega que Dios efectivamente desee la salvación del reprobado, tal concepto sería incoherente. 

Beza repudió la idea que las personas son condenadas solo por no creer en Cristo, cuando en realidad, las personas son condenadas, no porque son reprobadas, pero por su pecado, y no necesariamente por la incredulidad. 

En su análisis de 1 Timoteo 2:4, Beza hizo la notable distinción que el llamado externo del evangelio no es universal, más bien indefinido. Existen muchos que nunca escuchan el evangelio, el llamado no los alcanza; y tampoco se puede aducir a la revelación natural ya que muchos mueren antes de ser capaces de una reflexión racional. Según Beza, el decreto no depende de la condición (de creer), sino mas bien la condición (de creer) depende del decreto, ya que precede a todas las causas subordinadas.

Beza anticipa la crítica de sus oponentes que las personas son condenadas por no creer en Cristo, el dice “no hay terquedad que se pueda decir en contra de la oferta del evangelio, pero más bien, una corrupción original, el cual, es evidente en la condenación de los reprobados.” 

Los comentarios de Beza reflejan sustancialmente las enseñanzas de Calvino sobre estos puntos. En su sermón de 1 Timoteo 2:3-5, Calvino enfatiza que Dios no desea la salvación de cada individuo, pero más bien de la gente de cada nación y clase. Dios se presenta a sí mismo a todo el mundo, pero esto no disminuye la doctrina de la elección y reprobación. Ni tampoco Dios desea que el evangelio venga a cada persona. Es más Dios no provee gracia universal que se extiende indiscrimadamente; la gracia de Dios es solo para aquellos que él ha escogido. La iglesia está para presentar la promesa del evangelio a todos, pero solo porque el hombre no puede determinar quien es electo o quien es reprobado. Esto no indica que Dios tiene dos voluntades. 

En cuanto a la predicación del evangelio, Dios desea la salvación de todos, lo cual simplemente significa que uno no puede discriminar en la predicación del evangelio. Calvino se refiere a lo que los teólogos distinguen como la voluntas praecepti-  la voluntad del precepto, el cual indica la obligación humana pero no el decreto divino. Pero en referencia al eterno consejo de Dios, Dios no desea que todos sean salvos, y no otorga conocimiento salvador a cada individuo. Aquí Calvino pone el fundamento de que la seguridad no está en Cristo mismo, pero en la doctrina de la elección, el cual el Padre da a los electos a Cristo. 

Tanto para Calvino y Beza, era crucial el mantener la doctrina  de la salvación que depende ultimadamente de la divina gracia, y no de una decisión humana o una combinación de ambas. Beza estaba preocupado que la iglesia vuelva a caer en la era pre-Reformada en cuanto a la salvación en la cual hace la decisión humana, la clave para ser salvos. 

LA EXTENSION DE LA SATISFACCION DE CRISTO COMO DOCTRINA EMERGENTE 

La idea de Beza en este caso no fue excepcional, Peter Martyr Vermigli (1499-1562) famoso monje Agustiniano, afirmó que Dios ha decretado dar a su Hijo a muerte, y una vergonzosa muerte, para evitar que sus electos pequen. Vermigli fue un mentor de otro monje Agustiniano Jerome Zanchi (1516-1590) quien dijo que Cristo murió por nosotros, los electos. Zanchi afirmó que la muerte de Cristo es eficaz para la salvación de los electos, aunque sería completamente suficiente para la redención de todo el mundo.”

Ultimadamente, la mitología historiográfica que Beza distorsionó las enseñanzas de Calvino referente a la redención de Cristo no tiene en donde fundamentarse. De hecho, ni Calvino, ni Beza provee una completa elaborada doctrina en este respecto, aunque ambos comparten una tendencia discernible hacia el particularismo. Las enseñanzas de Beza son más claras y redefinidas que las de Calvino, no porque invento la doctrina de la redención definida, pero porque el desarrollo y redefino sus enseñanzas en el contexto de ataques sobre la predestinación de sus enemigos."

Caesar Arevalo

Bibliography

Gibson, D. &. G. J., 2013. From Heaven He Came. (700 pgs) Illinois: Crossway. (pp. 122-141)




1 comment:

Robson Porto said...

Hola Caesar, soy estudiante de teologia y siempre vengo por aca. Quiero felicitarte por el blog que es muy rico en contenido y tiene me ayudado mucho!

Que Dios te bendiga!

Un abrazo desde Brazil.

Robson