Monday, May 11, 2015

FILIPENSES 1:29 , ANALISIS EXEGETICO




FILIPENSES 1:29 , ANALISIS EXEGETICO-EL CREER EN CRISTO: ES EL RESULTADO DE LA GRACIA DE DIOS, A CAUSA DE JESUCRISTO. 
 La teología popular evangélica Arminiana dice que el hombre tiene la fe, de sí mismo, para “creer” o tener “Fe” en Cristo para salvación. El Arminianismo dice que el hombre, corrupto y caído, puede decidir de sí mismo  el “creer” o “no creer” cuando escucha el llamado a “aceptar” a Cristo. El hombre puede “creer” si quiere, dicen los Arminianos, de otra forma Dios no le demandaría que se arrepienta y crea en el evangelio. 
Sin embargo, la evidencia escritural enseña lo contrario. Según Pablo, es Dios mismo, sin la ayuda del hombre, que otorga el “creer” al hombre, es decir, Dios da la fe al hombre para que este crea en Jesucristo. Esto por definición niega que el hombre “puede creer” o que el hombre “tiene fe” para creer. 
En el texto que analizaremos hoy, Pablo demuestra enfáticamente que Dios es la fuente y el dador de la fe, para que el hombre “crea.”

ANALISIS EXEGETICO

Porque a ustedes se les ha concedido el privilegio no sólo de creer en Cristo, pero también de padecer por él, [Filipenses 1:29]

El versículo está dividido en tres diferentes clausulas las cuales están relacionadas unas a otras. Esto es importante saber para entender el desarrollo del pensamiento teológico de Pablo en cuanto al origen de la fe. 

El versículo 29 es una clausula dependiente o subordinada a los versículo 27 al 28,  en donde Pablo dice a los Filipenses que “deben mantenerse fieles al mensaje…no se dejen intimidar por los enemigos..” refiriéndose que la vida cristiana está llena de persecución y sufrimiento.  

El versículo empieza con la conjunción adverbial causal (oti), es decir Pablo esta afirmando la causa de algo que produce un efecto en el recipiente. ¿Cuál es este “algo”?  el texto claramente nos lo dice, es “echariste.”  Pablo usa este verbo que se traduce “dar algo por pura gracia” o “extender un favor por gracia.” 

El verbo “echariste” está en el “aoristo, pasivo, indicativo.” En el tiempo “aoristo” la acción sucede en el presente; en la voz “pasiva” la acción es realizada sobre el sujeto, el cual es solo el recipiente de tal acción. En el modo “indicativo” nos dice que la acción es real y que ha ocurrido y continua así en el presente.  En otras palabras, Pablo dice que Dios nos ha concedido (don) por su pura gracia “algo,” y que nosotros solo somos los recipientes de esa gracia sin ninguna condición que debamos cumplir para ameritarla. Este “don” es un privilegio, el “creer” en Cristo es un privilegio, como tal no depende del hombre, sino de Dios quien le otorga a quien quiere.

La siguiente pregunta es ¿Qué es esto que nos da esta “gracia”? antes de contestar esta pregunta, Pablo inserta una clausula, la cual es una frase preposicional, el usa la preposición “huper” que se traduce  “a causa de Cristo,” y que en la construcción gramatical dice que lo que Dios “nos dio por gracia es a causa de Cristo.” Recuerden que todo el plan de redención es “por” y “a través” de Cristo. La construcción gramatical es así:
 Porque a vosotros se nos ha dado por gracia,
                             (a causa de Cristo)=el medio por el cual se nos da la gracia.


Pablo  inserta una clausula independiente, que empieza con el negativo: 

No solo.. =clausula negativa que modifica el adverbio “solo”  y que indica que lo que Dios “nos ha dado por gracia” no está limitado a algo, sino que incluye algo más.

El creer, = este es el don que Dios nos ha dado por gracia, el “creer.” La palabra viene del verbo “pisteuein.

…en él..=Cristo

Análisis lexicográfico de pisteuein:


El verbo está en el presente, activo e infinitivo y viene de la misma raíz de la palabra “Fe.” Estándo en el tiempo “presente”, Pablo nos dice que la acción es real y objetiva. Es decir, la la “fe” que Dios nos ha dado no es algo subjetivo o imaginario. En la voz “activa”, Pablo dice que una vez que el sujeto, es decir el creyente, recibe el don de la fe por parte de Dios por pura gracia, entonces puede ejercitar la “fe” que salva. Y estando en el “infinitivo” indica acción completa como resultado de la acción, es decir de la gracia de Dios en el creyente, y como consecuencia podemos “creer.”

Pablo termina con una clausula positiva que es el segundo resultado de la gracia de Dios en el creyente, y está conectado con la primera clausula principal.


“pero también”= la conjunción “pero” unida con el adverbio “también” forma la correlación lógica y conjunta de todo el versículo. Lo que Pablo está diciendo es que la gracia de Dios no nos ha dado SOLO la fe sino junto con eso, simultáneamente, conjuntamente, el “padecer a causa de él.

El verbo “pascho” de donde se traduce “sufrir,” “padecer”, está en el mismo tiempo, voz y modo que el verbo “pisteuo”(fe), y por lo tanto, lo que aplica a uno aplica también al otro. 

En conclusión, podemos decir en base a la evidencia Bíblica, que Dios “nos ha dado la gracia” – el creer (fe) y el sufrir- y estos dos “a causa de Cristo.” 

Ya que no elegimos el “sufrir por Cristo,” así también, no elegimos el “creer “ en Cristo. 

Melick, en su obra  “Philippians, Colossians, Philemon (Vol. 32, p. 91). Nashville: Broadman & Holman Publishers” confirma esta verdad:

“Pablo habló sin rodeos sobre el sufrimiento cristiano. En este texto claramente dijo que era un privilegio, que Dios en verdad demostró su gracia al Cristiano con el sufrimiento. .. El sufrimiento era "en nombre de Cristo", como se ha dicho dos veces en 1:29. Las palabras "en nombre de" parecen ser vicaria, es decir, “en su lugar.” El hecho de que el sufrimiento fue conectado con la creencia refuerza la afirmación de Pablo que es un regalo de la gracia.”

Como vemos Pablo enseña que tanto el “creer” y el “sufrimiento” son un “don” de la gracia de Dios, que no elegimos ni “el creer” ni el “sufrir” por Cristo, y estos dos “dones” son dados simultáneamente, y no pueden excluirse el uno del otro. 

Por Caesar Arevalo

No comments: