LA VERDAD

Este sitio es acerca la teología reformada tal como fue enseñada por los grandes e influyentes reformadores del siglo 16. El trabajo de ellos cambió la forma de ver el Cristianismo en términos de teología y liturgia. Fueron ellos que viendo la corrupción en la existente iglesia Católica desearon reformarla de acuerdo a Escritura, trayendo consigo la mas grande revolución religiosa y social que la historia de la iglesia haya sido testigo. Su legado sigue hoy en este siglo, y su influencia cambió Europa y dio nacimiento a los Estados Unidos de América.

Thursday, April 23, 2015

¿ENSEÑA PABLO QUE ES ERRONEO USAR LA LEY DE DIOS PARA SANTIFICACION?






¿Enseña Pablo que es erróneo usar la ley de Dios como el estándar para la santificación una vez que hemos sido salvos por Cristo y hemos recibido el Espíritu Santo?

Absolutamente, NO!. El apóstol se asegura que su enseñanza no sea malentendida como legalismo, al fin y al cabo, Pablo peleaba en contra del legalismo Judaico. Sin embargo, inmediatamente, después de atacar a los legalistas de su tiempo él mismo escribió :

¿Qué diremos, pues? ¿La ley es pecado? En ninguna manera. Pero yo no conocí el pecado sino por la ley; porque tampoco conociera la codicia, si la ley no dijera: No codiciarás…De manera que la ley a la verdad es santa, y el mandamiento santo, justo y bueno. (Rom. 7:7,12).

El desea que sus lectores entiendan que la ley no fue el problema, pues la ley no crea el pecado o la muerte. El problema fue su naturaleza pecaminosa y su errónea teología. La ley es buena mientras uno la usa legalmente “Pero sabemos que la ley es buena, si uno la usa legítimamente;” (1 Tim. 1:8), La palabra Griega que se traduce “legalmente” viene exactamente de la raíz “nomo” que el adverbio enfatiza que la ética del Cristiano es fundamentada en la única ley, la de Dios, o sea los 10 mandamientos!  No hay otra ley que Pablo usa para referirse a la obediencia a Dios en todas sus cartas. Esto es un golpe directo a los anti-nomianos que niegan que la ley de Dios ya no es parte de la vida del Cristiano…ellos tendrán que demostrar léxico y sintácticamente que Pablo no se refería a la ley de Dios, lo cual es EXEGETICAMENTE IMPOSIBLE….

Por lo tanto Dios nos dio la ley moral a su pueblo redimido, no para ganar la salvación, pero para vivir una vida santificada que le agrade a Dios. La ley es santa en que es la reflexión de de la naturaleza y carácter de Dios. 

Si desechamos la ley de Dios como estándar para nuestra vida, entonces:

1)    ¿Cómo definimos el pecado?
2)    ¿Cuál es nuestro estándar de obediencia para la santificación?
3)    ¿Cómo entonces el Espíritu Santo puede convencer de pecado justicia y juicio?
4)    ¿Por qué entonces Jesús dijo que no vino a abrogar la ley sino a cumplirla?

Como las mismas Escrituras mismas indican, la justificación es por gracia de Dios cuando aplica la justicia de Cristo al creyente y lo declara justo, sin embargo, esto no anula que la ley es el estándar de moral, santidad y obediencia del Cristiano para con Dios, tal como el apóstol Pablo lo enseña.

La ley no solo fue dada para llevarnos a Cristo, tal como Pablo claramente lo enseña en Gálatas 3:24:

“Por lo tanto, la ley ha sido un maestro de niños para nosotros hacia [que nos lleva] a Cristo, con el propósito que con la fe podamos ser justificados” [Traducción Literal en Griego]

Note que  el versículo 24 empieza con la conjunción “hoste” que es una conexión que lleva a una conclusión, en otras palabras el versículo 24 es la conclusión de lo que Pablo escribió en los versículos anteriores, la cual es que la ley de Dios nos enseña como si fuéramos niños hasta el conocimiento de Cristo, pues en el conocimiento de Cristo somos justificados por la fe. He aquí la conexión magistral y definitiva de la ley y fe. Somos justificados por fe, pero la ley nos lleva a Cristo.

Pero aquí no termina la función de la ley, pues como ya hemos visto arriba, “es buena si uno lo usa legalmente.” El análisis exegético nos dice que el verbo que se traduce como “bueno” en 1 Timoteo 1:8 es “kalo” el cual es un adjetivo calificativo del sustantivo “nomos” (ley), lo cual literalmente se refiere a la ley como “buena.” Por eso la traducción correcta es “la ley es buena.” Pero allí no termina, Pablo agrega una condicional para su uso, “si uno lo usa legalmente,” implicando su uso en la vida del Cristiano (anti-nomianos deben estar enojados con Pablo) debe ser “legalmente.” La pregunta es ¿cómo se usa la ley “legalmente”? la respuesta es simple, observando los 10 mandamientos.

Para terminar, note que Pablo empieza el versículo con el verbo plural en primera persona “sabemos”, ¿Por qué es importante este verbo? Porque ello indica que los destinatarios de la carta, los Cristianos a quienes Pablo escribe “tenían pleno conocimiento” del uso de la ley en sus vidas diarias! Es decir, los Cristianos en el primer siglo guardaban la ley [no para justificación ] pero para santificación. 

Por Caesar Arevalo


Post a Comment