LA VERDAD

Este sitio es acerca la teología reformada tal como fue enseñada por los grandes e influyentes reformadores del siglo 16. El trabajo de ellos cambió la forma de ver el Cristianismo en términos de teología y liturgia. Fueron ellos que viendo la corrupción en la existente iglesia Católica desearon reformarla de acuerdo a Escritura, trayendo consigo la mas grande revolución religiosa y social que la historia de la iglesia haya sido testigo. Su legado sigue hoy en este siglo, y su influencia cambió Europa y dio nacimiento a los Estados Unidos de América.

Thursday, March 05, 2015

MATEO 21:15-16 Y LA DIVINIDAD DE JESUS





¿Cuál es la evidencia Bíblica? ¿Usaron los escritores del Nuevo Testamento pasajes del Antiguo Testamento en los cuales Dios estuvo en ellos y los aplicaron a Jesús? La respuesta es un rotundo “SI.” Los autores del Nuevo Testamento usaron términos del Antiguo Testamento en donde Dios está en mente y lo aplicaron a Jesús. La evidencia Novotestamentaria es abrumadora. Ellos hicieron esto muy a menudo y con tanta facilidad, que es claro y evidente que esta práctica ya estaba en uso como un principio establecido en la Iglesia del Nuevo Testamento. Existen muchos ejemplos Escriturales que demuestran este principio. 
Por ejemplo en Mateo 21:15-16, Jesús tomó un pasaje del Antiguo Testamento y lo aplicó a sí mismo. El contexto es la entrada triunfal a Jerusalén el primer día de la semana. Vemos que las multitudes gritaban su alabanza a Jesús mientras el entraba sentado en un pollino a la ciudad de Jerusalén como cumplimiento de la profecía. Vemos también que mientras las multitudes fueron receptivas a Jesús, los sacerdotes y escribas no lo fueron:

Mas los príncipes de los sacerdotes y los escribas, viendo las maravillas que hacía, y á los muchachos aclamando en el templo y diciendo: ­Hosanna al Hijo de David! se indignaron,

16 Y le dijeron: ¿Oyes lo que éstos dicen? Y Jesús les dice: Sí: ¿nunca leísteis: De la boca de los niños y de los que maman perfeccionaste la alabanza?

Los niños estaban dando la alabanza a Jesús como el esperado “Hijo de David, “ es decir el Mesías. Ellos usaron la palabra “Hossana” el cual es palabra Aramea transliterizada al Griego. Entendamos que para el primer siglo, esta palabra se había convertido en un término litúrgico que se usaba en las sinagogas Judias para la adoración a Yahveh. 

La palabra Hebrea que se traduce como “salva ahora” es yasha’na, la cual viene a nosotros como Hossana. La primera palabra, yasha, es una raíz primitiva que literalmente significa “liberar” y por extensión, es “salvar.” Esa es la razón por la cual Jesús es llamado en el lenguaje Hebreo como Yashua o salvador. La segunda palabra Hebrea es encontrada en los Salmos, anna, el cual es una raíz primitiva que significa “rogar, petición.” De manera que el Salmo 118:25 es una suplicación para salvación. Por lo tanto Hossana es usado en el Nuevo Testamento en esta manera, como una exhortación de salvación. Cuando las multitudes pusieron las palmas y vestidos delante de Jesús gritando “Hossana”, ellos estaban en efecto, y realmente, reconociendo a Cristo como el Mesías prometido, el rey quien había de venir a liberarlos de la esclavitud. Es en este contexto que los escribas y sacerdotes estuvieron perplejos y asombrados que Jesús permitió a los niños aplicaran la palabra de liturgia “Hossana” directamente a Él. Ahora veamos la respuesta de Jesús, El justificó la acción de los niños citando la primera parte del Salmo 8:2 de la versión de la Septuaginta:


De la boca de los chiquitos y de los que maman, fundaste la fortaleza, A causa de tus enemigos, Para hacer cesar al enemigo, y al que se venga.


¿Quién ha perfeccionado la alabanza para si mismo? ¿Para quién viene la alabanza de la boca de los niños? ¿a quién está hablando David? .

Una comparación entre la Septuaginta (LXX) y el texto Hebreo nos revela lo siguiente:

LXX:       κύριε κύριος ἡμῶν

Hebreo:    “יְהוָ֑ה” (Yahveh)
Vemos entonces que la palabra Griega κύριε ( Señor) es el equivalente de la palabra Hebrea “יְהוָ֑ה”, por lo tanto los dos textos revelan que la Persona a quien las palabras “de la boca de los niños y de los que maman” están dirigidas en Salmo 8 es Dios. 
Por lo tanto ¿Cuál es la conclusión lógica que uno deduce de las palabras de Jesús del uso de los Salmos 8:2? Ya que fue Jesús mismo, y nadie más, quien tomo este pasaje del Antiguo Testamento (Biblia Hebrea) aplicado a Yahveh y lo aplicó a sí mismo, se concluye hermenéutica y exegéticamente que el Dios a quien David oró fue Jesús. 

OBJECCION

Existen aquellos que en su afán de ser “neutrales” de cualquier inclinación teológica rechazan la evidencia escritural de la divinidad de Jesús y afirman que los niños estaban alabando a Dios por lo que ellos “creían” estaba haciendo en Jesus, reduciendo de esta forma la divinidad de Jesús a un subjetivo deseo de los primeros Cristianos en “ver” en Jesús a Dios. Sin embargo, esta objeción no tiene validez escritural, pues si fuera así, los mismos escritores del Nuevo Testamento  lo hubieran señalado; además como veremos más abajo, lo opuesto a lo que dicen los críticos es lo que vemos en el Nuevo Testamento.


EVIDENCIA ESCRITURAL

El uso del Nuevo Testamento de textos del Antiguo Testamento para documentar la deidad de Cristo es ampliamente extenso. Veamos en el grafico de abajo solos los pasajes del Antiguo Testamento en los cuales hablan de la deidad y lo aplican a Jesús:

TEXTO
OT HEBREO
LXX
TEXT GRIEGO
PERSONA A QUIEN SE APLICA
Isaias 40:3
Yahveh
Kurios
Mateo 1:3; 3:3
JESUS
Salmos 8:1-2
Yahveh
Kurios
Mat. 21:6
Jesús
Salmos 66:16
Yahveh
Kurios
Marc 5:19-20
Jesús
Malaquias 3:1
Yahveh
Kurios
Lucas 3:4
Jesús
Isaias 10:33
Yahveh
Kurios
Romanos 9:28
Jesús
Joel 2:32
Yahveh
Kurios
Rom. 10:13
Jesús
Isaias 45:23
Yahveh
Kurios
Rom. 14:11
Jesús
Jeremias 9:24
Yahveh
Kurios
1 Cor. 1:31
Jesús
Num. 16:5
Yahveh
Kurios
2 Tim 2:19
Jesús
Salmos 130:8
Yahveh
Kurios
Tito 2:13
Jesús
Salmos  97:7
Yahveh
Kurios
Hebreos 1:6
Jesús
Salmos 45:6
Yahveh
Kurios
Hebreos 1:8
Jesús
Salmos 102:25
Yahveh
Kurios
Hebreos 1:10
Jesús
Isaias 8:13
Yahveh
Kurios
1 Pedro 3:15
Jesús
Zac. 12:10
Yahveh
Kurios
Apoc 1:7
Jesús
Jer. 17:10
Yahveh
Kurios
Apoc. 2:23
Jesús
Salmos 62:12
Yahveh
Kurios
Apoc 22:12
Jesús
Isaias 40:10
Yahveh
Kurios
Apoc. 22:12
Jesús.

El grafico de arriba demuestra mas allá de toda duda que existe pasajes en el Antiguo Testamento el cual se refiere al único y verdadero Dios de Israel y que fueron aplicados a Jesús, ya sea en su estado pre-existencial o  como profecía de Su persona o misión. Aun el gran exegeta unitario Griego Thayer admite esta evidencia de que la palabra Griega Kurios del Nuevo Testamento está relacionado con Yahveh del Antiguo Testamento.

Por Caesar Arevalo


Post a Comment