Monday, March 09, 2015

JUAN 14:9 REFUTA LA HEREJIA DE QUE JESUS "ES" EL PADRE.





JUAN 14:9
Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo he estado con vosotros, y todavía no me conoces, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo dices tú: “Muéstranos al Padre”?

Este es otro pasaje que los unicitarios citan para “demostrar” que Jesús es el Padre. Esto es posible solo cuando se remueve el pasaje de todo su contexto escritural. Como todos los pasajes estudiados hasta ahora, ellos violan los principios de exegesis, gramático-léxico, para llegar a una conclusión teológica que contradice el verdadero significado bíblico de los pasajes en mención.  De entrada tenemos que hacer claro lo siguiente, Jesús nunca dijo que él y el Padre son “uno en identidad,” sino que “el que me ha visto a mí, ha visto al Padre.” La estructura gramática-sintáctica demuestra que la conclusión (eisegesis) teológica de los unicitarios es errónea como será demostrado más adelante.

ANALISIS SINTACTICO

El texto está dividido en dos estructuras de dialogo. La primera abarca la primera pregunta “¿tanto tiempo he estado con vosotros, y todavía no me conoces, Felipe?” esta estructura de dialogo esta divida en dos segmentos clausulares dividida por la conjunción, cada una de ellas con su frase proposicional y vocativa, respectivamente. El primer segmento clausular es “¿Tanto tiempo he estado con vosotros…?” seguido por la conjunción “y,”  lo cual conecta al segundo segmento clausular, “¿…todavía no me conoces, Felipe?.” La frase proposicional está en “con vosotros,” y la frase evocativa es “Felipe.”

La segunda estructura de dialogo empieza “El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo dices tú: “Muéstranos al Padre”?” la cual está también dividida en dos segmentos clausulares. La primera clausula empieza “el que me ha visto a mí, ha visto al Padre.” En donde la frase “el que me ha visto a mi” es la clausula de participio, pues el verbo principal está en el Participio Activo. La segunda clausula, “¿Cómo dices tú: muéstranos al Padre”? 

¿Por qué es importante este análisis? Pues en ello no vemos nada que implique que Jesús es el Padre, sino mas bien que Jesús es una persona con identidad propia separada y diferente del Padre, pero igual en esencia y poder.

EXEGESIS

Para entender entonces las inferencias teológicas de este texto, leamos el versículo 6, Jesús le dijo*: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí He aquí la evidencia escritural que Jesús NO es idéntico al Padre en personalidad. El original dice “Ego Eimi” Yo Soy, en donde el pronombre “YO” (ego) está en el posesivo singular  primera persona, esto por definición rechaza cualquier otra identificación que no sea Jesús; y en segundo lugar, el verbo “SOY” (eimi) está en el presente indicativo singular primera persona (indica individualidad); y el pronombre posesivo personal “mi” (emou) implica distinción del Padre, el cual está en el sustantivo acusativo; en otras palabras, lo que Jesús está diciendo es: “Yo soy ….la persona, por quien, o través de quien- y nadie más que por mí-se llega al Padre.”

Vea las preposiciones: “Nadie viene al (PROS) Padre, sino por (DIA) por mí.”  Estas dos preposiciones por si solas, refutan claramente la falsa idea de que “Jesús es el Padre,” Pues es imposible gramática, léxica y sintácticamente decir que “Jesús es el Padre” cuando las preposiciones que Juan usa no da lugar a tal interpretación. 

Entonces, ¿cómo se entiende la frase “el que me ha visto a mí, ha visto al Padre.”?  La respuesta está en Juan 1:18: “nadie ha visto a Dios (el Padre) jamás, el unigénito Hijo de Dios, que está en el seno del Padre, el le ha dado conocer.”

Veamos los verbos. Una comparación de los verbos en ambos pasajes, nos revela que Juan usó la misma palabra:

1:18 “ha visto”=heoraken = mirar, observar, percibir
14:9 “me ha visto” =heorakos = mirar, observar, percibir.     
            “ha visto: = heoraken =mirar, observar, percibir

En Juan 1:18, el evangelista usa el verbo Griego “exegesato” (de donde viene nuestra palabra ‘exegesis’) y que en nuestras Biblias en español se traduce como “conocer.” Pero en realidad, esta traducción no es exacta, pues no nos dice todo el verdadero sentido del verbo, la traducción correcta de 1:18 es:

Nadie ha visto físicamente y experimentalmente jamás al Padre, sino el unigénito Hijo de Dios, que habita con el Padre, el lo ha ‘traído afuera’ y ‘mostrado en su totalidad,’ lo ha  explicado abiertamente parte por parte, declarado y mostrado.” 

Solo teniendo en mente estos elementos podemos decir que Jesús le ha dado “conocer.”

En otras palabras, Jesús ha “exegetizado” al Padre, y esta misma interpretación que se debe de usar al leer  “El que me ha visto a mí, ha visto al Padre.” Jesús está diciendo, “El que me ha visto a mi (persona física), ha visto (figurativo) al Padre, pues yo lo he ‘traído a la luz, explicándolo a todos ustedes.” Jesús NO es el Padre, queda demostrado por una clara y sana exegesis hermenéutica. 

Otra vez queda demostrado que la teología modalista de los unicitarios en cuanto a que Jesús “es” el Padre es falsa, y que las Escrituras nos enseñan que tanto Jesús y el Padre son distintas personas, pero de igual sustancia y poder. 

Caesar Arevalo

No comments: