Sunday, February 15, 2015

LOS LUTERANOS Y EL ORIGEN DEL TERMINO "CALVINISMO"





 
¿QUIEN INVENTO EL TERMINO “CALVINISMO”?

Uno de los errores comunes entre los simpatizantes a Calvino y la Reforma es pensar que Calvino inventó o creó el término “Calvinismo.” Muchos inclusive usan este término para identificar a la teología Reformada en su totalidad, y otros lo limitan a los mal llamados “cinco puntos” Calvinistas.

Los críticos de Calvino, la teología Reformada y de la Reforma, no son honestos en sus comentarios, pues la evidencia histórica demuestra que Calvino ni invento, ni estuvo de acuerdo a que se llamara “Calvinismo” la enseñanza de sus “Institutos” ni toda la teología Reformada. Veamos la evidencia histórica que nos lleva a entender el origen de este término y el "plan" Luterano de estigmatizar a los "Calvinistas."

En su libro “Calvin and His Influence, 1509-2009”, La historiadora de la Universidad de Ginebra, Irena Backus dice lo siguiente: 

“el término ‘Calvinismo’ tiene una historia compleja. El consenso académico no ha podido establecer definitivamente su estableciemiento. El término “Calvinismo” es primeramente una designación polémica.”   Es una palabra de pelea. Expresa una fuerte relación a su fundador epónimo, Calvino, tan fuerte que a través de esta referencia, sus seguidores se “convierten” en lo mismo.
Algunos investigadores tales como Alastair Duke, argumentan que el término Calvinista fue traído en circulación en 1553 por el círculo alrededor de Castillo en Basilea. En 1560, numerosos tratados Luteranos y Católicos en Latín, Alemán, y Francés expresaron críticas a las nuevas doctrina heréticas que ellos atribuyeron a los “Calvinistas” La confesio calvinistica y la errónea enseñanza Calvinista.” De forma análoga, también se refirieron a Zwinglio, llamando a sus seguidores “Zwanglianos”. El término “Calvinismo” puede ser atribuido a una carta que Calvino escribió a Heinrich Bullinger el 26 de Junio de 1548, en donde en las negociaciones hacia el Consenso Tigurino, Calvino reportó que en medio del conflicto de la doctrina de la eucaristía, los “hermanos fueron dichos que ya se olviden de su Calvinismo y Buceranismo.” (iusse sunt fratres abire et facessere cum suo Calvinismo et Buceranismo). 

Para 1580, Los teólogos y magistrados Luteranos a menudo igualaron el Calvinismo con papismo. Como era de esperar, los seguidores de Calvino rechazaron el término, diciendo que fue inventado por el mismo diablo y permaneció controversial hasta el siglo 18. En formas que no son claras definitivamente, el término “Calvinismo” gradualmente se transformo en un término tipológico para la iglesia no Luteranas que salieron del movimiento Reformado del siglo dieciséis.”

El profesor de Historia de la Reforma, Rudolph Heinze, de la Universidad Wheaton College dice lo siguiente, “aunque Calvino no quiso que se desarrolle un culto de personalidad alrededor de él y ni tampoco aprobó que sus seguidores sean llamados por ese nombre. Después de su muerte, el término Calvinista se convirtió en un uso común para describir a sus seguidores y enseñanzas. Los oponentes Luteranos, en una forma de diferenciarse de las enseñanzas de Calvino fueron los primeros en inventar y usar ese término. Aunque Calvino se opuso vehementemente al uso de este término para catalogar sus enseñanzas, sus protestas no fueron tomadas en cuenta puesto que estaba próximo a morir. De esta forma el término Calvinismo vino a describir las creencias de aquellos que se adhirieron a la fe Reformada.”

Pero, Allister McGrawth en su libro “The Intellectual origins of the Reformation” atribuye la existencia del término a los Luteranos anti-Calvinistas como los originadores del término “Calvinista” hacia los Reformadores no Luteranos:

“los orígenes de la Reforma en Wittenberg y Zurich son totalmente diferentes... Por esta razón una distinción entre las comunidades teológicas Luteranas y Reformadas ha sido aceptado. Sin embargo existe otra razón para aceptar esta distinción entre estas dos comunidades…la creciente tensión política y religiosa dentro Alemania en los 1560 y mas allá entre “Luterano” y “Reformado” como epítetos aplicado a estas dos principales confesiones causó una fuerte diferencia dentro de la Reforma. En el periodo temprano de la Reforma, los Reformadores se consideraron así mismos como evangélicos comprometidos a un programa común de educación teológica. Para la segunda mitad del mismo siglo, es evidente que una bifurcación ocurrió dentro del movimiento ( si es que en verdad ya no existían desde el principio). Las raíces políticas de este fisura se puede hallar en el fracasado Coloquio de Marburg (1529), pero sus raíces intelectuales van más atrás como se demostrara en este volumen. Para 1550, esta bifurcación estuvo completa. Una sección del movimiento considero a  Lutero y su catecismo y la Confesión de Augsburg como las autoridades teológicas, en donde las ciudades de Rhino y Suiza reconocieron la autoridad rival de Calvino y su Instituto, y la Confesión de Heidelberg. Los desarrollos políticos y eclesiásticos, particularmente el auge creciente del confesionalismo, llevo a un énfasis sobre sus divergencias en vez que una convergencia sobre materias una vez consideradas fundamentales a la Reforma.
Uno de los resultados de este desarrollo divergente es la introducción del término “Calvinismo”, como caso ilustrativo de este punto. En la década sexta del siglo dieciséis, un nuevo término entró en la literatura polémica de las iglesias de la Reforma. El término “Calvinismo” parece haber sido introducido por el polemicista Luterano Joachim Westphal para referirse al punto de vista sacramental y teológico de los Reformadores Suizos en general y particularmente a Juan Calvino.
Una vez introducido, el termino rápidamente paso a su uso general dentro de la Iglesia Luterana. En parte de este rápido uso dentro del Luteranismo se debe a la creciente preocupación dentro del campo Luterano por la creciente influencia de la teología Reformada en las legiones de Alemania, la cual se consideraba Luterana.
La principal causa fue el apoyo amplio que el Elector Federico II tuvo por la teología Reformada en el Palatinado. Especialmente su introducción del celebrado Catecismo de Heidelberg en 1563. Su cambio del campo Luterano al campo de los Reformadores fue considerado como un abierto infringimiento de la paz de Ausgburgo, y una fuerza desestabilizadora de la región.
La introducción del término “Calvinista” así aparece haber sido un atentado para estigmatizar  a la teología Reformada como una influencia extranjera en Alemania. Juan Calvino estuvo alarmado por el termino, el cual el correctamente considero como un intento muy sutil para desacreditar la elección del Elector por la fe Reformada. Pero su protesta fue enefectiva pues Calvino tenía pocos meses de vida. El termno “Calvinismo” entonces se convirtió en para referirse a los puntos teologicos de la Iglesia Reformada por sus oponentes [Luteranos]. La relación precisa entonces entre Calvino y la teología Reformada, particularmente en el periodo después de la muerte de Calvino, es considerablemente más complejo, y así el uso del término “Calvinismo” para referirse a tal teología debe de abandonarse.”

Vemos entonces, de acuerdo a la evidencia histórica que el termino comúnmente llamado “Calvinismo” parte de prejuicios nacido dentro de la comunidad Luterana en Alemania como una forma de desacreditar a Calvino, la naciente teología Reformada y sus seguidores. Aunque fue rechazado por Calvino y otros, su uso se disemino en Alemania y Europa para identificar la teología Reformada distinta del Luteranismo. Se puede entonces deducir, que el término “Calvinismo” como bien lo dice el profesor McGrawth debe de rechazar y evitar usarlo pues la teología Reformada no es “Calvinismo” y es una caricatura de lo que la teología Reformada realmente es. 

Por Caesar Arevalo

FUENTES:  
  
-“Calvin and His Influence, 1509-2009”   Irena Backus and Philip Benedict are Professors at the Institute for Reformation History at the University of Geneva. Oxford University Press, 2011.

-“Reform and Conflict: From the Medieval World to the Wars of Religion, AD 1350-1648.” Canon Dr Rudolph W Heinze is adjunct professor at Wheaton College and visiting scholar at Oak Hill College, North London. Dr Tim Dowley is a historian and a prolific author and editor of Bible resources for adults and children.

-“The Intellectual origins of the European Reformation” (pg.6-8) Allister Mcgrath. Blackwell Publishing. 2004.

No comments: