LA VERDAD

Este sitio es acerca la teología reformada tal como fue enseñada por los grandes e influyentes reformadores del siglo 16. El trabajo de ellos cambió la forma de ver el Cristianismo en términos de teología y liturgia. Fueron ellos que viendo la corrupción en la existente iglesia Católica desearon reformarla de acuerdo a Escritura, trayendo consigo la mas grande revolución religiosa y social que la historia de la iglesia haya sido testigo. Su legado sigue hoy en este siglo, y su influencia cambió Europa y dio nacimiento a los Estados Unidos de América.

Wednesday, December 10, 2014

EL ORIGEN DE LA CELEBRACION DE LA “NAVIDAD” DE LAS MISMAS FUENTES CATOLICAS ROMANAS






La influencia de la celebración de la Navidad dentro de los evangélicos y de las iglesias Reformadas, y Presbiterianas ( Luteranas y Anglicanas siempre lo han prácticado), es un fenómeno que se ha incrementado totalmente en los últimos años en donde se adopta una festividad de origen puramente Católico romano al culto evangélico.

Pero no siempre fue así, recuerdo, cuando era evangélico (no Reformado), el pastor de mi congregación, predicaba en contra de la celebración de la Navidad, poner arbolitos y todo lo relacionado a esta fiesta, el decía que era una tradición Católica Romana y sin base Bíblica. Y hasta regañó a mis padres cuando pusieron un arbolito de “navidad” en casa. El pastor ya falleció, pero si estuviera vivo estaría horrorizado al ver como el moderno evangelicalismo se ha prostituido con Roma. Sin embargo, en los últimos 30 años, la introducción de la Navidad en congregaciones evangélicas es generalizado al punto en donde, es “común” ver árboles de Navidad y las decoraciones que le siguen, Santa Claus estaría muy a gusto en las congregaciones y sectas evangélicas. 

Que la celebración de la Navidad es de origen Católico Romano es un hecho evidente. Todo el aparato papal estuvo en acción en la invención de la celebración de la Navidad como fiesta eclesiástica. Y aunque muchos evangélicos se enojen y rebusquen “argumentos” para defender esta celebración de origen pagano, la verdad es la verdad, la celebración de la Navidad tal como la conocemos, es de origen Papal y no Bíblico.

A continuación presentare lo que los sitios de apologética católica dicen de la celebración de la Navidad. Observe que la misma Enciclopedia Catolica admite que el origen de la celebración de la Navidad es de origen Pagano:

"La palabra para la Navidad es del Inglés AntiguoCristes Maesse,”  la Misa de Cristo ... La Navidad no estaba entre las primeras festividades de la Iglesia. Ireneo y Tertuliano la omiten en su lista de fiestas:  Orígenes, mirando tal vez la deshonrosa Natalia imperial  afirma (en Lev. Hom. viii en Migne, PG, XII, 495) que en las Escrituras los pecadores solamente, y no los santos, celebran su cumpleaños
... La fiesta solar conocida, sin embargo, de Natalis Invicti, que se celebra el 25 de Diciembre, tiene una fuerte influencia sobre la responsabilidad de nuestra fecha de Diciembre. Acerca de la historia del culto solar, su posición en el Imperio Romano, y el sincretismo con el mitraísmo, vea la obra de Cumont hace época "Textes et Monuments" etc ... Aunque Roma da tres misas a sólo la Natividad, Ildefonso, el obispo español, en el año 845, alude a una masa triple en Natividad, Pascua, Pentecostés, y la Transfiguración (PL, CVI, 888). "-  [Enciclopedia Católica].

El sitio de apologética Católica “cultura Católica” admite que la base de la Navidad es la Misa Católica (esto es algo que todo evangélico debe de tener en cuenta al celebrar la Navidad) y que el “cambio brusco” en su celebración vino de los Reformadores y Puritanos:

“ A lo largo de la Edad Media, la Navidad llegó a celebrarse cada vez más. Especialmente durante el período comprendido entre el siglo XII al XVI todas las artes y la artesanía de los pueblos cristianos se hicieron para dar servicio a las festividades asociadas a la Natividad del Salvador. Obras de teatro y canciones, villancicos y danzas, especias y flores, imágenes y estatuas - toda la creación se hizo para servir a la celebración de la fiesta. La base de todas estas costumbres y tradiciones siempre fue la Santa Misa - el Cristo-Misa [Christ-Mass] - el Oficio Divino y los sacramentales. En muchos países de Europa un cambio brusco en las solemnidades de Navidad vino con la Reforma en el siglo XVI. El fundamento espiritual y bíblico de la liturgia, incluida la propia misa, fue ridiculizado y prohibido. Los Puritanos Calvinistas, en particular, condenaron toda celebración religiosa de la fiesta, y cuando se reavivó la "nueva" forma de celebrar la Navidad  tendió a ser sólo una fiesta más o menos pagana de bonachónes y festines humanitarios. El intento fue particularmente exitoso en Inglaterra, y la actitud posterior a la Reforma Inglesa en relación a la  Navidad había afectado a la mayoría de nuestras propias nociones relativas a la celebración de los días de fiesta.

[True Christmas Spirit by Rev. Edward J. Sutfin, Grail Publications, St. Meinrad, Indiana, 1955]

El sitio tambien confirma que fueron los Puritanos que se opusieron a la celebración de la Navidad y a su prohibicion desde el Parlamento:

Cuando los Puritanos llegaron al poder político en Inglaterra, ellos de inmediato procedieron a prohibir la Navidad. Fue su afirmación de que ninguna  fiesta de institución humana debe reemplazar al Sábbath Cristiano (domingo). Dado que la Navidad era el más importante de los festivales aparte de los Domingos o Día del Señor, o,  fue abolida por completo. Las primeras ordenanzas emitidas prohibiendo los servicios religiosos y festividades cívicas en Navidad llegaron en 1642, finalmente, el 3 de junio de 1647, el Parlamento aprobó una resolución que la fiesta ya no se debe observar bajo pena de castigo. Los disturbios y luchas estallaron entre la gente, pero el gobierno se mantuvo firme e incluso rompieron las celebraciones por la fuerza de las armas, aunque los castigos infligidos no fueron demasiado graves. Con la restauración de la monarquía en 1660, la observancia de la "vieja" Navidad regresó con una "nueva" actitud. La observancia religiosa de la Navidad fue reemplazado casi totalmente por diversión y disfrutando más de pudín de ciruela, ganso, capón, pastel picada y carne asada, con decoraciones de muérdago, el acebo y la hiedra, y el tronco de navidad. Dos de los mejores ejemplificaciones de esta  "nueva Navidad sin Cristo" deben ser encontrados en lasHistorias de Navidad de Charles Dickens,” y el “Bosquejo del Libro” de Washington Irving. Tenemos que admitir que nuestra celebración de hoy en día de Navidad se ve muy afectada por estas obras.[True Christmas Spirit by Rev. Edward J. Sutfin, Grail Publications, St. Meinrad, Indiana, 1955]

El mismo sitio “culpa” a los Puritanos de no celebrar la Navidad en las Colonias Americanas. Y admite su carácter papal y romanista y su base misal, y los sacramentos católicos.

La desafortunada celo de los Puritanos sin duda ha influido en la celebración americana de la Navidad. Es muy difícil en nuestros días para darse cuenta de que la Navidad fue declarada ilegal en Nueva Inglaterra hasta la segunda mitad del siglo pasado. Todavía en 1870, se llevaron a cabo las clases en las escuelas públicas de Boston el día de Navidad, y cualquier alumno ausente fue castigado gravemente o incluso despedidos públicamente de la escuela. Dos corrientes se manifiestan ahora: la Navidad pagana, de buen carácter humanitario, una especie de celebración representado en tarjetas de Navidad por las campanas del trineo, Papá Noel, caramelos de menta y similares; y las costumbres espirituales y tradicionales procedentes de la Europa cristiana medieval. En vista de los principios y objetivos que se encuentran en la liturgia de la Santa Misa, el Oficio Divino y los sacramentales…”
[True Christmas Spirit by Rev. Edward J. Sutfin, Grail Publications, St. Meinrad, Indiana, 1955]

CONCLUSION

La evidencia es irrefutable en cuanto al origen Católico Romano Papal de la celebración de la Navidad dentro del Cristianismo Católico, la cual es atestada por los mismos sitios apologéticos y de doctrina Católica. La base de esta celebración se centra en la “santa misa,” practica rechazada ampliamente por todos los Reformadores, Puritanos y Presbiterianos. 

Este es un llamado a los evangélicos y aquellos que se llaman reformados, a pensar seriamente en este tema. Como dije al principio, mi pastor evangélico, si estuviera vivo, estaría totalmente horrorizado al ver a los evangélicos modernos compartir la misa de la Navidad con Roma.

 Caesar Arevalo.

Post a Comment