LA VERDAD

Este sitio es acerca la teología reformada tal como fue enseñada por los grandes e influyentes reformadores del siglo 16. El trabajo de ellos cambió la forma de ver el Cristianismo en términos de teología y liturgia. Fueron ellos que viendo la corrupción en la existente iglesia Católica desearon reformarla de acuerdo a Escritura, trayendo consigo la mas grande revolución religiosa y social que la historia de la iglesia haya sido testigo. Su legado sigue hoy en este siglo, y su influencia cambió Europa y dio nacimiento a los Estados Unidos de América.

Wednesday, October 22, 2014

LA EVIDENCIA TRINITARIA EN EL ANTIGUO TESTAMENTO


[TEXTO HEBREO DE ISAIAS 53]


LA TRINIDAD EN EL ANTIGUO TESTAMENTO

El Antiguo Testamento nos ofrece conceptos y evidencias para formara la base de la doctrina de Trinidad. El único verdadero Dios de Israel es un Dios Tri-personal y es identificado como el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

La personalidad del Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo están juntos. No se pueden separar uno del otro en el acto de la creación, redención y salvación. Si se niega la personalidad y divinidad de uno de ellos, entonces se debe de negar la de los otros dos. Las Escrituras del Antiguo Testamento nos enseña y revela por consecuencia que como los tres miembros de la Trinidad funcionan juntos como  un solo Dios. La unidad de la Trinidad es revelada en el trabajo conjunto de cada uno de ellos con los otros dos para alcanzar metas comunes.
Lo que encontramos en los siguientes pasajes no es una sorpresa para el Trinitario, pues esto es lo que se espera encontrar de un Dios Trino. Pero para los herejes Unitarios será totalmente una sorpresa tales pasajes que no encajan en sus asunciones a priori


EL TRABAJO DE LA CREACION

Que el Padre es el creador de los cielos y la tierra es tan fundamental para una correcta cosmovisión de Dios que cualquier intento de alterar con este concepto automáticamente destruye la doctrina Biblica de la naturaleza de Dios. Isaías dice lo siguiente:  ¿No has sabido, no has oído que el Dios eterno es Jehová, el cual creó los confines de la tierra? No desfallece, ni se fatiga con cansancio, y su entendimiento no hay quien lo alcance. (Isaías 40:28). Pero las Escrituras Hebreas no solo señalan al Padre como el creador del universo y de todas las cosas, pero también enseña que el Hijo y el Espiritu Santo son el Creador.


En el libro de Isaias, el “Siervo de Yahveh” es el Mesias, el Hijo de Dios, asi como el Israel de Dios (Isaias 42:1; 52:13-15; 53 , etc). Por ejemplo en Isaias 48:16 el Mesias dice:


“Acercaos a mí, oíd esto: desde el principio no hablé en secreto; desde que eso se hizo, allí estaba yo; y ahora me envió Jehová el Señor, y su Espíritu.”

Según el contexto, el que está hablando es identificado en los versículos precedentes:


 Oyeme, Jacob, y tú, Israel [Mesias], a quien llamé: Yo mismo, yo el primero, yo también el postrero.

13 Mi mano fundó también la tierra, y mi mano derecha midió los cielos con el palmo; al llamarlos yo, comparecieron juntamente.

14 Juntaos todos vosotros, y oíd. ¿Quién hay entre ellos que anuncie estas cosas? Aquel [Mesías] a quien Jehová amó ejecutará su voluntad en Babilonia, y su brazo estará sobre los caldeos.

15 Yo, yo hablé, y le llamé y le traje; por tanto, será [Mesías] prosperado su camino.”

Por lo tanto, el contexto nos indica que el versículo 16 se refiere al Mesías quien él mismo se identifica como el Creador del mundo.
Pero lo más revelador es que el Mesías afirma en el versículo 16 que es “Adonai YHVH y Su Espiritu” quienes lo enviaron! La Trinidad, los tres trabajando conjuntamente en la obra de la Creacion.

Luego en el libro de Job leemos lo siguiente: “El espíritu de Dios me hizo,Y el soplo del Omnipotente me dio vida.” (Job 33:4).

El paralelismo en el texto Hebreo es impactante, el Espíritu Santo es designado por dos diferentes palabras   aliento =וְנִשְׁמַת  y vida= חָיָה; Dios es dado dos nombres diferentes Dios= אֵל  y Omnipotente=  שַׁדַּי; y el pasaje usa dos diferentes verbos para designar el acto de la creación del hombre   hacer=  עָשָׂתְנִי  y dar vida=  תְּחַיֵּֽנִי.

El verbo  עָשָׂתְנִי se refiere al acto divino de la creación. Es el verbo usado para la obra de la creación en Génesis 1:31; 2:2; 3:1; 5:1, etc. El uso de esta palabra en Job 32:22 es relevante para entender la naturaleza del trabajo del Espíritu Santo, pues claramente revela que el entendió en alguna forma al Espíritu de Dios como Dios.
El autor de Eclesiastés también lo entendió así:

“Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud…”(12:1). 

Literalmente es “tus creadores.” Para el cristiano no existe ningún problema encontrar verbos plurales asignados a Dios.
Lo mismo ocurre en Isaías 61:1
El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel;

El Siervo de Yahveh, el Mesías es enviado por Su Padre para dar libertad a los oprimidos. Y para realizar este trabajo, el Mesías es ungido por Yahveh (alusión al Espíritu Santo). Otra vemos a los tres miembros de la Trinidad en acción conjuntamente para el trabajo de la redención.

Isaías 63:8-10 también nos revela la Trinidad en una forma clara y convincente:              

            Porque dijo: Ciertamente mi pueblo son, hijos que no mienten; y fue su Salvador. En toda angustia de ellos él fue angustiado, y el ángel de su faz los salvó; en su amor y en su clemencia los redimió, y los trajo, y los levantó todos los días de la    antigüedad. Mas ellos fueron rebeldes, e hicieron enojar su santo espíritu; por lo cual se les volvió enemigo, y él mismo peleó contra ellos. 

Existe tres distintas personas en este pasaje: El que habla quien envió al Mensajero. Esto hace dos personas. Luego el Espíritu Santo es contristado. Esto hace tres personas. En el Hebreo el versículo 9 se lee literalmente “el Mensajero de Su rostro.” 

El gran exegeta Bíblico E. J. Young dice lo siguiente:


“Este ángel (Mensajero), Dios ha prometido enviar a Su gente (Ex. 23:20-23) y en realidad el lo envió a ellos (Ex. 14:19; Num. 20:16). El es el angel del Señor (Ex. 33:14, 15) y es en verdad el Señor (Yahveh) mismo (Ex. 33:12).

Esto es tan cierto que los Judíos pre-Cristianos lo entendieron así cuando escribieron la Septuaginta referente a este pasaje:


“..de sus aflicciones, no por un embajador, o un ángel, sino el Señor mismo los salvó a través de Su amor.”

Los Judíos Alejandrinos en este texto apuntaron a la verdad que el “Mensajero de Su rostro” no fue un embajador humano o un simple angel creado, pero el mismo Yahveh.

Esto es solo una fracción de toda la evidencia Antiguo Testamentaria de la doctrina de la Trinidad. El argumento de los anti-Trinitarios que la palabra “trinidad” no aparece en la Biblia y por lo tanto es una “falsa” doctrina, es ridícula y carente de una sana exégesis Bíblica. La evidencia es sin duda clara y especifica. El reconocido exegeta Griego Delitzsch dice lo siguiente:


“Aquí Yaveh y el ángel de Su rostro, y el Espíritu de Su santidad, son distinguidos como tres personas….aquí tenemos una indicación inequívoca de la Trinidad de Dios, el único, el cual fue revelado en la historia de la redención del Nuevo Testamento.”

El Dr. E. J, Young quien escribió el comentario más importante de este siglo del libro de Isaías afirma:


“El Espíritu aquí se distingue como una Persona por el hecho que puede entristecerse y sentir dolor. Sobre esta base de este pasaje Pablo escribe su más reveladora afirmación de la personalidad del Espíritu Santo: “Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios…” (Efe.4:30). Así en estos dos textos de Isaías existe una distinción de las tres personas de la Trinidad….en la historia de sus elegidos, cada Persona de la Trinidad estuvo activa.”

Es imposible negar la evidencia Escritural a favor de la doctrina de la Trinidad, Dios es Padre, Hijo y Espíritu Santo, tres personas y un solo Dios, de la misma sustancia. La Trinidad no es una invención papista o de Constantino, solo ignorantes de la verdad Bíblica suelen afirmar semejantes mentiras. Los Unitarios y otros anti-trinitarios hacen violación al texto Bíblico y deliberadamente niegan la evidencia.
Como dice el mismo profeta:

 !!A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido.” (Isa. 8:20)


Por Caesar Arevalo

  Lecturas adicionales


No comments: