Thursday, July 03, 2014

4 de Julio de 1776: “LA REVOLUCION PRESBITERIANA”



4 de Julio de 1776: “La Guerra Presbiteriana”

El gran secreto que los revisionistas han hecho de la Revolución Americana es negar su elemento religioso de principio a fin. Según Ambrose Serle, Secretario General Británico del General Howe en New York, la Revolución Americana fue ultimadamente una “Guerra religiosa” [ Benjamin F. Stevens, ed., Ambrose Serle to Lord Dartmouth, November 8, 1776 in B. F. Stevens’ Facsimiles of Manuscripts in European Archives Relating to America 1773-1783, with Descriptions, Editorial Notes, Collations, References and Translations, vol. 24 (reprint Wilmington, DE: Mellifont Press, 1970) 2045.]. 

Esta afirmación de Serle es de valiosa consideración dada su situación privilegiada, inteligencia, educación, perspectiva amplia, y su calidad de testigo de primera mano de los hechos. Sus observaciones han ayudado a los historiadores a incorporar su perspectiva en un entendimiento más amplio del conflicto. Su historiador, Edward Tatum, en su introducción al “Diario de Serle”, lo pone de esta manera:

“Serle no fue un observador ordinario, pero uno cuyo entrenamiento y filosofía dió punto a sus opiniones y juicios coherentes. Además, su posición única como persona civil en asociación intima con Lord Howe, le permitió una oportunidad inusual para ver más que un aspecto de una situación complicada.” [ Edward Tatum, “Introduction,” The American Journal of Ambrose Serle, Secretary to Lord Howe; 1776-1778, Edward Tatum, ed. (San Marino: Huntington Library, 1940), ix.]

Serle argumentaba por un entendimiento más profundo de las dinámicas de la revolución debajo de la superficie secular. El afirmaba valientemente que la revolución no puede ser sostenida en América si no fuera por los ministros Presbiterianos quienes fueron los que la originaron y alimentaron [The best scholarly treatment of this sentiment as a whole is Alice M. Baldwin, The New England Clergy and the American Revolution (New York: F. Ungar Pub. Co., 1958).]

Lo más significante es el hecho que Serle afirmaba que en el fondo del conflicto estuvo el deseo Presbiteriano de ganar el Establecimiento de su propio partido [ The word “Presbyterian” was used in this context to include almost all Christians who dissented from Roman and Anglican ecclesiastical systems; see Richard Gardiner, The Presbyterian Rebellion(Ph.D. diss., Marquette University, 2005).]. 

En otras palabras, Serle afirmaba que la guerra fue motivada por los deseos de los Presbiterianos de establecer su religión como la iglesia oficial del nuevo gobierno Americano.

Hoy en día los historiadores seculares que tratan de “sanitizar” toda referencia a la fe Cristiana, deliberadamente no mencionan que el Rey George III y sus diputados de ambos lados del Atlántico afirmaban que la rebelión de las Colonias en América fue un esfuerzo religioso. Muchos eruditos, académicos e historiadores han mencionado este hecho aunque brevemente. 

Kevin Phillips,  en su obra estudio de la Revolución Americana (1998) ha notado que “el rey George III y otros altas autoridades Británicas llamaron a la rebelión colonista la  “Guerra Presbiteriana”    [Kevin Phillips, The Cousins’ Wars: Religion, Politics and the Triumph of Anglo-America (New York: Basic Books, 1999), 92, 177. Other scholars who have mentioned that King George III blamed the Presbyterians for the war include Henry Ippel, “British Sermons and the American Revolution,”Journal of Religious History (1982), Vol. 12, 193; James Graham Leyburn, The Scotch-Irish: A Social History (Chapel Hill: University of North Carolina Press, 1962), 305; The Journal of Presbyterian History 54, no. 1 (1976); David Calhoun, Princeton Seminary (Edinburgh: Banner of Truth, 1994), Vol. 1, 15; H.M.J. Klein, ed., Lancaster County, Pennsylvania: A History (New York and Chicago: Lewis Historical Publishing Co., 1924), Vol. 1, 86; Paul Johnson, “God and the Americans,” Gilder Lehrman Institute Lectures in American History, Oct. 1999; John A. Mackay, “Witherspoon of Paisley and Princeton,” Theology Today, January 1962, Vol. 18, No. 4.]

De acuerdo a William H Nelson, la creencia que muchos de los revolucionarios Americanos fueron “presbiterianos o republicanos” o al menos de temperamento Calvinista “fue mantenido por la mayoría de los todos los Toris cuyas opiniones hasta ahora sobreviven.” [William H. Nelson, The American Tory (New York: Oxford University Press, 1961), 51.]

El célebre historiador Británico de la Revolución Americana, George Trevelyan, en los últimos días de la revolución, los loyalistas alegaban que la “rebelión política en contra del gobierno Real había sido deliberadamente planeada por los Presbiterianos…fue originado e inducido por los Presbiterianos en cada colonia. [Sir George Otto Trevelyan, The American Revolution (New York: Longmans, Green, & Co., 1915; New Edition), Vol. III:311-312.]
John C. Miller observe que “al final, los que asistían a las Iglesias, creían que la Revolución fue un plan Presbiteriano.”  [John C. Miller, Origins of the American Revolution (Boston: Little, Brown and Co., 1943), 186.]

LA EVIDENCIA ES ABUNDANTE, ES UNA GRAN IRRESPONSABILIDAD Y DESHONESTIDAD ACADEMICA EL PASAR POR ALTO ESTOS HECHOS HISTORICOS.

El Capitan Hessian, peleando a favor de los Británicos, dijo a un amigo de Alemania en 1778, “llama a esta guerra, querido amigo, por cualquier nombre que puedas llamar, solo no lo llames la Revolución Americana, no es nada más que una rebelión Presbiteriana Escocesa-Irlandesa.” [Capt. Johann Heinrichs to the Counsellor of the Court, January 18, 1778: “Extracts from the Letter Book of Captain Johann Heinrichs of the Hessian Jager Corps, 1778-1780,” Pennsylvania Magazine of History and Biography 22 (1898), 137.]


Andrew Hammond, el  comandante Británico que arribó América justo después que la Declaración de la Independencia había sido firmado por los miembros del Congreso Continental. En ese coyuntura, Hammond confirmo la perspectiva de los Anglicanos “son los Presbiterianos que trajeron esta revuelta y apuntaron en tener el gobierno de América en sus manos”  [A.S. Hammond, August 5, 1776, Hammond Papers, Alderman Library, University of Virginia, Charlottesville.]

Isaac Atkinson,  un loyalista de Maryland, expreso su opinion de que la revolucion “fue una disputa y un esquema Presbiteriano”  [Peter Force, American Archives, Fourth Series, Vol. III:1584.]
Thomas Smith, un proponente de la corona en Pennsylvania mantuvo la idea que “toda esta guerra fue un nada más que un esquema de un grupo de cabezas calientes de Presbiterianos” [“Minutes of the Committee of Safety of Bucks County, Pennsylvania, 1774-1776,” from the original in the library of General William Watts Hart Davis, Doylestown, Pennsylvania; entry for August 21, 1775, in Pennsylvania Magazine of History and Biography, Vol. 15 (1891), 266.]

El rey George III fue aconsejado por William Jones en 1776 que “esto ha sido una Guerra Presbiteriana desde el principio…” [William Jones, “An Address to the British Government on a Subject of Present Concern, 1776,”The Theological, Philosophical and Miscellaneous Works of the Rev. William Jones, 12 vols. (London, 1801), Vol. 12, 356.]

Desde el principio del conflicto, George III fue convencido que el liderazgo de los rebeldes de New England fueron Presbiterianos. Esto se puede probar por un comentario que el rey hizo al gobernador Thomas Hutchinson de Massachussetts en 1774. En las discusiones que el rey mantenía con los disidentes Americanos, este exclamaba  “¿no son Presbiterianos?”  [King George III, July 1, 1774, quoted by Thomas Hutchinson, Diary and Letters of His Excellency Thomas Hutchinson, P.O. Hutchinson, ed. (Boston: Houghton & Mifflin, 1884; AMS Reprint, 1973), Vol. 1, 168.]

El rey mantenía estos sentimientos a través de todo el tiempo de la Guerra. En 1779, Benjamín Franklin, una fuente de confianza de la inteligencia Americana, afirmo que George III odiaba a los Americanos Revolucionarios porque el rey percibía que eran de los “whigs y Presbiterianos.” [Papers of Benjamin Franklin 28:461-462]

Se sabe también que el Secretario de Estado Británico, Lord Dartmouth, quien era el “oído” del rey fue advertido con urgencia por un agente de inteligencia en América el entender que “el Presbiterianismo esta en el fondo” de la Guerra. [Benjamin F. Stevens, ed., Ambrose Serle to the Earl of Dartmouth, April 25, 1777, in B.F. Stevens’ Facsimiles of Manuscripts in European Archives Relating to America 1773-1783 (Wilmington: Mellifont Press, 1970), 2057]

El gobernador provisional de Rhode Island, Nicholas Cooke, fue advertido que la revolucion fue una Guerra Presbiteriana y que el gobernador real de Rhode Island lo creia. [James Manning, quoted by Ezra Stiles, The Literary Diary of Ezra Stiles, Franklin Dexter, ed. Vol. 2, 23; see also Joseph Wanton, quoted by Ambrose Serle, Monday, February 2, 1778, American Journal of Ambrose Serle, 277.]

Se puede decir entonces, en base a los documentos historicos de la epoca, testimonios de primera mano de los protagonistas, que la revolución Americana fue  entre los Británicos y Americanos leales a la corona en contra de los Presbiterianos, y que en la mente del rey, los Británicos y de los fieles a la corona, la guerra era fundamentalmente una rebelión Presbiteriana. 


La revolución Americana entonces se puede decir fue una revolución Presbiteriana.”

Feliz 4 de Julio ! La revolución Presbiteriana


Por Caesar Arevalo

Fuente: Gardiner, Richard "The Presbyterian Revolution" (Sept. 5, 2002) extraído de  https://allthingsliberty.com/2013/09/presbyterian-rebellion/

No comments: