LA VERDAD

Este sitio es acerca la teología reformada tal como fue enseñada por los grandes e influyentes reformadores del siglo 16. El trabajo de ellos cambió la forma de ver el Cristianismo en términos de teología y liturgia. Fueron ellos que viendo la corrupción en la existente iglesia Católica desearon reformarla de acuerdo a Escritura, trayendo consigo la mas grande revolución religiosa y social que la historia de la iglesia haya sido testigo. Su legado sigue hoy en este siglo, y su influencia cambió Europa y dio nacimiento a los Estados Unidos de América.

Tuesday, September 24, 2013

EL MAGISTRADO CIVIL "ES" MINISTRO DE DIOS PARA TU BIEN.



BASE ESCRITURAL DEL MAGISTRADO CIVIL EN EL ANTIGUO TESTAMENTO

El principio del Establecimiento fue enseñado por todas las confesiones de las Iglesias Protestantes y Presbiterianas de la Reforma, tanto en Gran Bretaña y el continente Europeo:

La Confesión Helvética, la Confesión de Bohemia, la confesión de los Valdenses, la confesión de Sajonia, la confesión Francesa, la Confesión Belga, la confesión de la congregación Inglesa en Ginebra, la Confesión de los Escoceses y la Confesión de Westminster, todas estas confesiones prueban que harmoniosamente están de acuerdo en declarar como una sola voz que la autoridad civil no está limitada a los eventos seculares de los hombres y al cuidado publico pero que el avance de la religión es un principio de la parte de las obligaciones oficiales de los magistrados.

El objetivo de los Reformadores era purificar y unificar la Iglesia, el Estado y la familia sobre la base de una uniformidad pactada - siempre tratando de ser fieles a la Corona y el Pacto de Cristo y rechazando todas las propuestas de soluciones, basadas humanamente, a los problemas del día!

Los mejores Reformadores no trataron de reunir a toda clase de infieles, idólatras, sectarios, etc, y formar una especie de organización moralista en general, o una cruzada conservadora para elevar a la nación - ¡nunca! (Cf. de Gillespie "Otro caso más útiles de la conciencia de debate y decisión, relativa a las asociaciones y confederaciones con los idólatras, infieles, herejes, o cualquier otra enemigos saben de la Verdad y la santidad" en su "Tratado de preguntas Miscelánea", Obras Completas, Vol. II).

Los Reformadores miraron primero a la misericordia y la gracia de Dios (después del reconocimiento y la confesión de los pecados, por supuesto) en sus vidas individuales, y que no estaban a punto de empezar a construir un pacto resucitado de las obras, después de haber comenzado la construcción fielmente en el pacto de la gracia, en los ámbitos civil o eclesiástica, ya sea - cuando se trata de la reforma de la iglesia y el Estado.

Esta es la razón por las Reformas menores registradas en la Biblia de Asa, Ezequías, Josías, Esdras y Nehemías, todos los que participaron buscaban lo siguiente:

1 . A nivel nacional la erradicación de la idolatría y la religión falsa (con celo iconoclasta) (2 Crónicas 34:3-7 ;  2 Crónicas 31:1 ; .2 Crónicas 15:08,  2 Crónicas 15:16 , etc.)

2 . A nivel nacional,  promover la verdadera adoración, la disciplina y la doctrina de la iglesia de Cristo
(2 Crónicas 29:11-30:6; 2 Crónicas 30:12-27 ; Esdras 10:10 ;  Neh. 10:31-32 , etc ) .

3 . A nivel nacional, establecer la verdadera religión y la Iglesia (2 Crónicas 34:8 - 17; 2 Crónicas 29:3-5; 2 Crónicas 31:2-3; 2 Crónicas 31:20-21, 2 Crónicas  32:12, etc.)

4 . A nivel nacional, confesar sus propios pecados y los pecados de sus padres
(2 Crónicas 34:21 ; 2 Crónicas 29:6-7 ;  2 Crónicas 30:7-9 ; Esdras 09:06-10:02 ; Neh. 9:2-37, etc. ) .

5 . A nivel nacional, publicar la verdad (2 Crónicas 34:30; Esdras 10:7-8, etc.)

6 . A nivel nacional, renovar el pacto con Dios (con especial referencia a la presente declaración ) y establecer el estado en un patrón bíblico totalmente pactado, aceptando obedecer a nivel nacional la ley de Dios (2 Crónicas 34:31 ; . 2 Crónicas 29:10 ; . 2 Crónicas 15:12-15 ; . Esdras 10:3-4 ;  Neh 09:38-10:31 , etc ) .

7 . A nivel nacional, hacer (por el poder civil), que los habitantes de la nación estén sobre el pacto (2 Crónicas 34:32-33; 2 Crónicas 15:12-13; Esdras 10:5).

 La pregunta que se plantea es, ¿deben los gobernantes civiles o políticos intentar ser religiosamente neutral o deben declarar abiertamente su sumisión a Cristo y, por lo que se trata en el dominio público, castigar la transgresión abierta de todos los diez mandamientos, incluyendo específicamente los cuatro primeros?
  
A medida que el cristiano evalúa tanto la espiral descendente de las naciones en pozos negros de inmoralidad y la tiranía ejercida por los gobernantes corruptos en todos los niveles de gobierno, la mente del cristiano debe mirar más allá de los partidos políticos, la teoría política y las encuestas de opinión pública en busca de respuestas. El cristiano debe ir al Dios que instituyó el gobierno civil a ser  "ministro de Dios" para el bien de las personas (Romanos 13:4).

 Incluso los cristianos han sido engañados a creer que el gobierno civil se encuentra fuera del ámbito de la ley y la autoridad de Dios. Oímos mucho acerca de los derechos civiles, pero ¿alguna vez escuchamos que un mal moral no puede ser un derecho civil? Oímos mucho acerca de los derechos del hombre en una democracia para gobernar a sí mismo por sus propias leyes, pero ¿alguna vez escuchamos gobernantes civiles decir algo acerca de los derechos de soberanía de Dios y su ley moral sobre las naciones?

Dios no es moralmente neutral y no concede una llamada "libertad religiosa" en el ámbito civil para violar su ley moral (que se resumen en los Diez Mandamientos). Porque lo que es realmente un mal moral no puede ser nunca un derecho civil.

Me imagino la ley de Dios como la base del gobierno civil y del magistrado en los Estados Unidos, país en donde vivo, usted puede hacer lo mismo en el país en donde vive. Pienso en los últimos siglos en donde le gobierno junto con la corte Suprema de Justicia hicieron sus propias leyes y legalizaron esas leyes humanas: el derecho al aborto, el derecho a la sodomía, el derecho al matrimonio entre homosexuales, el derecho a no creer en Dios, ni leer la Biblia, ni orar en las escuelas públicas. El rechazo de la ley de Dios como el estandarte del bien y del mal, la moralidad, y reemplazarlo con la sabiduría humana y su aplicación en todas las aéreas de la vida  y actividad humana: educación, política, gobierno, trabajo, industria, artes, deportes, medios de comunicación, ciencia, etc., es la evidencia de cuán lejos estamos de la voluntad de Dios en lo que concierne al magistrado civil y su propósito.

El cristianismo popular evangélico ignora que la ley de Dios es un estandarte de obediencia, no es un estandarte para convertirse en Cristiano, pues un verdadero Cristiano es salvo por gracia a través de la fe aparte de las obras de la ley, y después de convertirse en Cristiano, el busca el obedecer los mandamientos de Dios como sumisión y gratitud. 

Pero no solo la ley de Dios es el estándar de vida del Cristiano, pero la ley civil de Dios es dado al estado, “el cual es el ministro de Dios para tu bien,” como un medio necesario de justicia y para restringir el mal, “pues no en vano lleva la espada para ejecutar la ira sobre el que hace lo malo.” Y lo malo es todo lo que viola la ley de Dios.

"Sujetaos a toda ordenación humana por causa del Señor; ya sea al rey, como a superior, 14 ya a los gobernadores, como por Él enviados para castigo de los malhechores y alabanza de los que hacen bien."
(1 Pedro 2:14)

Por Caesar Arevalo

Post a Comment