Sunday, January 20, 2013

LA DEPRAVACION TOTAL: PUEDE EL HOMBRE NATURAL VENIR A DIOS POR SI MISMO?





La verdad monergista de la salvacion esta siendo atacada y negada por aquellos que creen que el hombre tiene la "libertad" de decidir y creer en Jesus. La teologia Arminiana, que es la base de la gran mayoria del evangelicalismo, afirma que el hombre tiene la "capacidad" de "venir a Cristo"  y "aceptarlo como su salvador en su corazon."

La biblia sin embargo niega tal idea, Jesus y Pablo ambos afirman que el hombre es corrupto y depravado y esclavo del pecado, muerto  en delitos que es imposible que por si mismo busque a Dios. Es solo con el Espiritu de Dios regenerandolo es que el hombre puede venir a la fe.

Veamos lo que la Biblia dice en las palabras de Jesus y los apostoles.


"Nadie puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere y yo lo resucitaré en el último día" (Jn 6,44). La conexión se remonta al versículo 40 donde la idea es claramente la salvación.

"Y ésta es la voluntad del que me envió: Que todo aquel que ve al Hijo, y cree en Él, tenga vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero. "

 En el versículo 65, Jesús conecta la idea de la incapacidad de la razón de que algunos Judios no creen (tenga en cuenta  la conjunción  "por eso"). 

 "Y dijo: Por eso os he dicho que ninguno puede venir a mí, si no le es dado de mi Padre"

La enseñanza de nuestro Señor es clara. Nadie tiene la capacidad en sí mismo para venir a la fe salvadora.

"Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque le son locura para ellos, porque han de discernir espiritualmente" (1 Cor 2,14).. 

Por natural,  Pablo quiere decir dar a entender un no creyente. El contraste en este pasaje es entre aquellos que tienen el Espíritu y los que no lo tienen.  Judas describe al hombre natural como alguien que no tiene el Espíritu Santo (Judas 19), y es, por lo tanto esta de acuerdo con Rom. 8: 9, es un incrédulo.

"Porque los que viven conforme a la carne, ponen la mente en las cosas de la carne, pero los que viven conforme al Espíritu, en las cosas del Espíritu. Porque la mente puesta en la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz, ya que la mente puesta en la carne es enemiga de Dios, porque no se sujetan a la ley de Dios, porque no se incluso en condiciones de hacerlo, y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios "(Romanos 8,5-8). 

Aquellos a quienes Pablo llama "según la carne" son obviamente los incrédulos. Esto es muy claro en el versículo 9. Los incrédulos, según Pablo,  no pueden, y no tienen ningún deseo de obedecer la ley de Dios, no pueden agradar a Dios. La incapacidad de la humanidad es  declarada enérgicamente aquí por el apóstol Pablo.

"Y cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, en los cuales anduvisteis conforme á la condición de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia. Entre los cuales también todos nosotros en otro tiempo vivíamos en las pasiones de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de la mente, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás. Pero Dios, que es rico en misericordia, por el gran amor que Él nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia habéis sido salvados "(Ef 2,1-5).  

La palabra Griega que se traduce  naturaleza, significa "don natural o condición. "  Eso es lo que somos por el pecado original de Adán. Pablo no dice que nos convertimos en " hijos de ira.” El dice que éramos por naturaleza hijos de ira . No nacemos pecadores neutrales, convirtiéndonos en pecadores  sólo por el pecado personal. Somos pecadores por nacimiento. La frase "hijos de ira" es un modismo hebreo que significa objeto  de la ira. Tanto como muchos tiene aversión a esta verdad, Pablo está diciendo que todo el mundo nace en el pecado, y, por tanto, son objetos de la ira de Dios. Pablo explica en Romanos 5.12-19 que todos nacen objetos de la ira de Dios a causa de la imputación del pecado de Adán. 

"Para los puros todo es puro, pero para los corrompidos e incrédulos nada es puro, pero su mente y su conciencia están corrompidas" (TI. 1: 15).

"Pero sin fe es imposible agradar a Dios" (Heb 11: 6).

"La intención del corazón del hombre es malo desde su juventud" (Génesis 8: 21).

"Ciertamente he sido un pecador desde su nacimiento, pecador desde que me concibió mi madre" (Sal 51: 5 ).

"Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, fornicaciones, los robos, los homicidios, los adulterios, las avaricias, las maldades, y así como el engaño, la lascivia, la envidia, la calumnia, el orgullo y la insensatez. Todas estas cosas de dentro salen, y contaminan al hombre "(Mc 7: 21-23).

"De cierto, de cierto os digo, que el que no nace de nuevo no puede ver el reino de Dios" (Jn.3.3).

"Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente, estando oscurecer en su entendimiento, excluidos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón "(Ef 4: 17-18).

"Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el poder del maligno" (1 Jn. 5:19).

"¿Quién podrá decir: Yo he limpiado mi corazón, estoy limpio de pecado" (Prov. 20: 9).

"Allí el Señor vio que la maldad del hombre era grande en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo el mal (Gn 6: 5).

"No hay justificación ninguna, ni aun uno; No hay quien entienda, no hay quien busque a Dios, todos tienen a su vez desviaron, a una se hicieron inútiles; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno" (Romanos . 3:10-12).

Note que Pablo dice con toda claridad que no hay quien busque a Dios y que no hay nadie que  haga  el bien. Todo este pasaje demuestra la doctrina calvinista de la Depravacion Total.

 Los Arminianos sostienen a menudo acerca de los que nunca tuvieron la oportunidad de oír y responder al evangelio que si ellos responderían a la luz que Dios ha dado en la creación, Dios enviaría el evangelio. Olvidando que este sentimiento se carece de todo fundamento bíblico, Pablo dice claramente: 

NINGUNO busca a Dios.

"Y decía:" Por eso os he dicho que ninguno puede venir a mí, si no le fuere dado del Padre " (Jn. 6: 65).

"Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios" (Rom. 6: 23).

"Los corazones de los hijos de los hombres está lleno de mal y de insensatez en su corazón durante toda su vida. . . (Ec. 9: 3).

"¿Puede el etíope mudar su piel? O el leopardo sus manchas?  Entonces puede usted hacer bien, estando habituados a hacer el mal (Jer. 13,23).

"¿Quién puede hacer que  salga lo limpio de lo impuro? ¡Nadie! (Job 14: 4).

"Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas" (Jn.3: 1)


No comments: