Saturday, September 29, 2012

FUNDAMENTOS DE LA REFORMA (6): EN DEFENSA DE LA PREDESTINACION: CALVINO REFUTANDO A PIGHIUS



Calvino continua la defensa de la eleccion en base a la soberana voluntad de Dios en contra del ataque del teologo Catolico Pighius. En este extracto, Calvino hace uso del teologo Patrisico Agustin y del texto de Romanos 9. Calvino demuestra que la eleccion es una accion soberana de Dios y que el hombre caido no puede entenderlo pues es Dios el que decide escoger a unos y reprobar a otros



Ahora Pighius explica el caso solemne de esta manera: que la salvación no se debe a ningún esfuerzo de nuestra parte, ni a ninguna obra de los nuestros! por esta razón, porque Dios libremente nos llama a la salvación. Él se divierte con sus opiniones muy seguro, imaginando que él puede con una palabra de el mismo  acabar con toda la doctrina del apóstol a la vez. 

La conclusión de Pablo se deriva de esta manera: porque Dios elige a los que Él salva por su propia buena voluntad absoluta, y no de cualquier diferencia de las obras en la vida de los hombres, por lo que "no es del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia ", de manera que la salvación depende de la misericordia de Dios. Pero Pighius piensa que ha hecho una huida limpia cuando habla de la gracia que se extiende a todos, mientras que se debe a nadie. Y cuando dice que los que se hacen partícipes de la gracia que el Señor los encuentra bien dispuestos y obedientes a él, se ve obligado finalmente a recurrir a este reconocimiento, que tanto la "voluntad" y el "funcionamiento" de hecho aprovechan algo, pero que, puesto que no son suficientes por sí mismas, se debe, en efecto, tener en cuenta la misericordia de Dios.

Todos estos absurdos  son refutados por el mismo Agustín admirablemente: 

"si (dice él) Entonces Moisés dijo:" No es del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia ", porque procede de ambos - es decir, tanto de la voluntad del hombre y de la misericordia de Dios - esto es lo mismo que decir, la voluntad del hombre no es suficiente por si sola, a menos que la misericordia de Dios se añade a ésta, ni es la misericordia de Dios suficiente sin la del hombre. .. Más absurdo aún, por lo tanto, es la astucia de algunos de ellos, que se salen de estas preguntas importantes a una conclusión de que hay una especie de concurrencia, o una reunión a mitad de camino, entre la misericordia de Dios y de los esfuerzos del hombre. Como si Pablo quiso decir que los hombres pueden hacer un poco en correr con la ayuda de la gracia de Dios! Considerando que, el apóstol reduce todas las demás cosas a nada de lo que el puede dar lugar,  y situa el todo a la misericordia de Dios. Por dónde  va el principio de todo funcionamiento correcto? ¿Alguien puede, por sí mismo, ir al encuentro de Dios? ¿Puede hacerlo, hasta liderado y dirigido por el Espíritu Santo? "

Aquí, de nuevo, déjame adoptar el lenguaje de Agustín. "diariamente son atraídos a  Cristo (dice él) los que eran sus enemigos. " Nadie puede venir a mí (dice Cristo), si Mi Padre no le trajere." No dice 'lo llevan ", como si la voluntad del hombre, de alguna manera, precede, pues el que es traido ya no necesita tener la voluntad de ir.  Pero el que es elegido de Dios es atraído de una manera maravillosa por Él, que conoce cómo trabajar en los corazones de los hombres. No es que se pueden hacer creyentes en contra de su voluntad, contra su voluntad o por la fuerza, sino que pueden ser dispuestos los que antes no estaban dispuestos. Por lo tanto, vemos que la elección eterna de el hombre de Dios se demuestra por este correr a Dios, aunque así demostrado, que la misericordia de Dios solamente (que levanta a los que están abajo, y los trae de vuelta de el deambular de el camino, o mejor dicho, el que levanta las cosas muertas a la vida, y llama a ser que no lo son) tiene la preeminencia. "

Tenemos ahora que examinar los restantes miembros de la frase del apóstol acerca de los réprobos. De ellos Pablo nos presenta a Faraón como la señal  clara de ejemplo. Por tanto, Dios mismo habla de él, por medio de Moisés: "Y de hecho muy, por esta causa te he levantado, para mostrar en ti mi poder." Este pasaje: el apóstol ha prestado fielmente, dando, por así decirlo. palabra por palabra, lo siguiente: "Para esto mismo te he levantado, para que yo pueda mostrar en ti mi poder." El verbo usado es hiphil, derivado de la raíz AMAD, que significa Faraón, "de pie". por lo tanto se declara que se extendió abiertamente y de manera destacada como uno a quien Dios podría hacer un ejemplo memorable de su poder. Ahora, ¿de dónde (o de qué estado o condición) Dios recibir al Faraón, para que Él pueda ponerlo en esa posición? Pighius quisiera que Dios tuviera que sostener a Faraon por su poder para el momento de su muerte.  

..sin embargo, permanece fijo e inalterado, que los reprobados son apartados, en el propósito de Dios para el final, para que en ellos Dios puede mostrar su poder. Y que la paciencia de Dios es, en el presente caso, muy lejos de la mente del apóstol y el argumento se pone de manifiesto a partir de la inferencia inmediata, cuando observa "al que quiere endurecer, endurece." Él no habría añadido esto a menos que, en virtud de la expresión "te desperté", tenía la intención de comprender que el propósito de Dios por el cual el faraón  fue ordenado  fue para  ampliar por su obstinación  la redención del pueblo de Dios, Israel.

Pues  si alguien debería decir que Faraón se "levantó" significa su elevación desde arriba hasta la cima del majestuoso honor, es en realidad  una parte, pero no la totalidad, de la cuestión. Para los interpretes de la LXX  la expresión misma que usan en Griego es el verbo  hiphil , derivado del radical KUM ", a presentarse." Por otra parte, se dice que Dios "levanta " lo que Él causa por su brazo extendido, para cumplir el fin que Él ha ordenado. La Escritura aquí principalmente ve el principio, o la primera causa-, de lo que esta registrado,  que puede atribuirse del todo a Dios. De esta misma manera Dios también  dice que "levanta" profetas y ministros de la salvación, que ninguno pudie ampararse en ninguna de esas cosas en sí mismo sobre la base de su propio  trabajo. Por lo tanto, el significado de Moisés ha sido fielmente expresado por el término "levantado", si se quiere recibir, ni tampoco Pablo recibio lo contrario. Y sin duda la expresión "levantado" comprende, no menos claramente que sumariamente, lo que le había tocado tanto en lo relacionado a los elegidos y réprobos, ya que él está diciendo de Dios que el tiene el derecho y el poder  de tener misericordia de quien Él quiere y para endurecer a quien Él quiere, según su propio placer y propósito. El apóstol sostiene, pues, que el derecho de endurecimiento y de misericordia está en el poder de Dios, y que ninguna ley puede imponer a Él como una regla para sus obras, porque ninguna ley o regla puede ser pensado mejor, más grande, o más simplemente, que su propia voluntad!

Después de que el apóstol ha demostrado que Dios ha hecho una distinción entre los elegidos y réprobos por su incomprensible voluntad,  el hace ilustra el mismo contexto en esta inferencia: "Porque Él tiene misericordia de quien quiere  tener  misericordia, y al que quiere endurecer, endurece. "a lo que inmediatamente añade:   " ¿Quieres decir entonces  Por qué me culpa?                                                        
Pighius pretende decir que el Apostol Pablo declino dar una respuesta directa y profunda porque el pensaba que impropio el responder a personas impúdicas y que ellos deberían de aprender con humildad.  Así como en otros lugares de la lectura (dice él) que los Judios le preguntaron a Cristo con qué autoridad hace sus obras, fueron repelidos igualmente por solo una pregunta. Pero las palabras de Pablo es firme directamente contra tal suposición, porque él después frena la insolencia de todos aquellos que se entregan a una curiosidad audaz en el escrutinio de los secretos de Dios. Pablo sostiene, sin embargo,  el hecho de que los réprobos son los vasos de la ira de Dios, en quien Él muestra su eficacia.

Lo que Agustín dice en otro lugar es digno de mención. "Paul (observa que) no rompe el discurso de los adversarios por un reproche severo cuando ellos  están contendiendo en contra de  Dios con petulancia profana, como si la justicia de Dios requería una defensa solemne, pero se expresa en la forma en que pensaba más conveniente. Algunas personas necias consideran que el apóstol fracasó en su respuesta en esta ocasión, y que no tenia ninguna razón para dar, simplemente reprimió  la audacia de los oponentes. Pero las palabras del apóstol tienen un peso inconcebible. "¿Quién eres tú, oh hombre?" En cuestiones como éstas el apóstol arroja al hombre de nuevo a considerar lo que es, y lo que es en la capacidad de su mente. Esta es una razón poderosa, en pocas palabras, en verdad, y una realidad muy grande. Pues quien puede no entender esta apelación del Apostol  y responder a Dios? ¿Y quién que entiende no puede encontrar nada que responder? "
Por lo cual (dice Agustín en otro lugar), "Si estos argumentos de Pablo tiene ningún peso con nosotros como hombres, vamos a escuchar también gravemente al apóstol cuando apela a nosotros directamente, después, en esas palabras sorprendentes:" ¿Quién eres tú, oh hombre ? ", etc Porque aunque Dios no creó los pecados de los hombres, el ha creado la naturaleza de los mismos hombres,  de la cual estaba destinado que proceda los males y pecados, según el puro afecto de su voluntad, y, en muchos pecados, los cuales serian visitados con castigo eterno. Si se pregunta: ¿Por qué Dios creó tales naturalezas? La respuesta es, porque Él ha querido  crearlos. ¿Por qué Él lo hará? "¿Quién eres tú, oh hombre, que alterques con Dios? 'Si razonadores vanos no tienen más nada que decir, mira! una razon es dada aquí por el hombre! Una razón suficiente para él, y todo lo que se le debe, si es que va a recibir ni siquiera esto, ¿quién está dispuesto a luchar por la libertad de su propia voluntad, mientras que él mismo está bajo la esclavitud de su propia enfermedad. 

Pero si el deseo depravado a discutir con Dios todavía no molesta a nadie, permite que el tal (dice Agustín) hable  y oíga como conviene a hombre: "¿Quién eres tú, oh hombre?" Pero oiga y no desprecies. Y si alguien es un despreciador, que crea a sí mismo como "endurecido de Dios", para que pueda despreciar. Si alguien no desprecia, que crea que él es talentoso y con la ayuda de Dios que no puede despreciar. Pero el que cree que se ha endurecido de acuerdo con su desierto y  que el otro es ayudado por la gracia "Y que es el desierto del hombre?  Agustín lo demostro antes en estas palabras:" Todo pecador es inexcusable, ya sea por de su naturaleza original o pecado original, o de un acto adicional de su propia voluntad, si sabía que estaba pecando, o no lo sabía, si tenía un juicio sobre lo que es correcto, o si no lo sabia. Porque la misma ignorancia, en aquellos que no entienden, es sin duda el pecado, y en aquellos que no pueden entender la ignorancia es el castigo del pecado ".


Monday, September 24, 2012

EL PELIGRO DEL FALSO MOVIMIENTO MESIANICO EN EL EVANGELICALISMO-PENTECOSTAL




[FALSO APOSTOL-MESIANICO-PENTECOSTAL]

Un falso movimiento llamado "mesiánico" se ha apropiado de los grupos y sectas pentecostales, evangélicos y otros grupos independientes heréticos, todos estos desligados de toda herencia histórica Cristiana.

Lo curioso es que ellos no observan ninguna de las leyes que exigen la ley acerca de la pena de muerte. Por lo tanto, ellos msimos quebrantan la leyes de mandamientos y ordenanzas que pretenden mantener. El falso movimiento mesiánico no aplica la ley de la ley penal para los muchos adúlteros y fornicarios entre ellos. 


No ponen a la pena de muerte al que quiebra el dia de reposo. No ponen a muerte a las brujas. De hecho, no guardan ninguna de las Leyes de Moisés aunque ellos fingen hacerlo.

Son falsos pues en realidad ni son mesiánicos ni siguen al verdadero Mesías, Jesús.

Los primeros seguidores de Jesús fueron llamados "discípulos." No fue hasta que la Iglesia de los gentiles en Antioquía fueron llamados "cristianos." Ahora entendemos que “cristiano” es lo mismo que "Mesiánico." 

Significa  que los que siguen a Jesús como el Mesías pueden ser llamados así. Por lo tanto, los nombres "Mesías," "mesiánico," y "cristianos", no son malos. Es cuando estos son robados por falsos grupos cultistas y sectarios religiosos es que se conviertan cuestionables. 

La primera iglesia era en verdad "mesiánica." En Hechos capítulo 1 hasta el final a Hechos 15, el mensaje mesiánico de Jesús fue llevado por todo Israel y a las naciones gentiles. Había en ese momento los de los fariseos que llegaron entre los discípulos, pero en cuyo corazón no había un compromiso con el orden del Nuevo Testamento. 

Querían traer sus tradiciones, su legalismo, su custodia estricta de la ley mas sus tradiciones [TAMUD]. Pero los apóstoles no fueron enseñados por Jesús durante sus tres y medio años de educación espiritual, para que sean "ministros de la ley." 

No estaban escolarizados en la política del templo y legalismos religiosos. No fueron adoctrinados en estricta observancia de la ley y la aplicación de la pena de muerte. 

JESUS NO ENSEÑO A SUS DISCIPULOS A "SOPLAR" CUERNOS DE CARNEROS ! NI A DANZAR, O LLEVAR LA "ESTRELLA DE DAVID" O LA "BANDERA DE DAVID" !

En su lugar, Jesus introdujo el evangelio del Reino: la justificación por la fe en El, por su sacrificio en la cruz del calvario, para aquellos llamados por el Padre para ser hechos hijos de El. Y así, la ley se convierte no en el agente de salvacion, pues nunca pudo salvar a nadie, sino mas bien en el fundamento moral y de justicia.

En esto esta el gran peligro del falso movimiento mesiánico. Ellos creen que al regresar a la estricta observancia de la ley se acercan a Dios. Ellos creen que están santificados por guardar la ley  la cual, según ellos, la Sangre de Jesús no podía hacer por ellos. Por lo tanto, buscan su propia marca de santidad en guardar la ley, mientras que muchas de las mujeres son "Jezabeles" y muchos de los hombres son adúlteros. Estos legalistas atacan a su vez a todo aquel que se niega a estar bajo ese yugo de servidumbre.

Los fariseos fueron los originadores del falso  "movimiento mesiánico"  y de hecho dividieron la primera iglesia. Los fariseos fueron "descendientes de viboras" (Mateo 3:7).


Los fariseos enseñaban el diabólico TALMUD, lo que Jesús llamó la doctrina de los ancianos (Mateo 15:1-5)

Este espíritu de Satanás entró en la Iglesia de Antioquía. Se infiltraron en los gentiles, y dijeron a los hombres que tenían que ser circuncidados. Y una vez que fueron circuncidados se vieron obligados a seguir todas las leyes de Moisés.

 Ahora hemos de entender aquí que la Iglesia de Antioquía ya estaba llena de Espíritu Santo. Los miembros ya habían sido bautizados en el nombre de Jesús. Y eran ya un pueblo de santidad. Fueron salvos por gracia! Ellos habían sido salvos por la gracia mediante la fe (Hechos 2:38). Ahora aquí vienen algunos fariseos, "hijos del diablo" a hacerse pasar como “convertidos” recientemente y deciden hacerse cargo de la doctrina de la Iglesia y de usurpar la autoridad lejos de los Apóstoles.


Los ancianos [presbuteros] de la Iglesia de Antioquía eran muy sabios. No hicieron un cambio en la doctrina solo porque algunos hombres vestidos de judíos se acercaron y dijeron que ahora tenía que ser cumplidores de la ley o que no fueron salvos. 


Este es el gran peligro de los miembros del falso movimiento mesiánico. Para ellos la salvación por Jesús no es lo suficientemente buena. De hecho, una persona no puede ser salvo solo por Jesús. Incluso si una persona dice que son salvos, el falso movimiento mesiánico les dice que no lo son, hasta que vuelvan a guardar la ley. 

 Los presbíteros de Antioquía enviaron mensajeros a Jerusalén. Esto demuestra la sabiduría. No aceptaron la enseñanza de los fariseos a guardar la ley. Mantuvieron su doctrina de la Iglesia. 

Hechos 15 y el primer Concilio en Jerusalén trata acerca de las cosas de guardar la ley. Cualquier iglesia, pastor, o un grupo que vaya a guardar la ley y que no persevera en la doctrina apostólica de Hechos 15 son apóstatas. Se trata de un gran peligro para la Iglesia y la gente de las naciones.

En ninguna parte de Hechos 15 se les dijo a los gentiles a guardar la ley, o danzar el judaismo, o tocar el shofar, nada de eso. En ninguna parte se les dice a observar el día de reposo el séptimo día. En ninguna parte se les dijo que pusieran las prendas de vestir de estilo judío. En ninguna parte se les dice a usar la estrella de seis puntas de Remphan (ídolo), y no se les dice que deben guardar los días festivos de la antiguedad o ser circuncidados. Los peligros del falso movimiento mesiánico pueden ser vistos fácilmente.

El apóstol Pablo escribió el libro de Gálatas después de su conversión de Hechos 15. Algunos fariseos cumplidores de la ley habían entrado en esa región predicando a los gentiles que debían ser circuncidados y guardar la ley. Pablo ya sabía la doctrina de Jerusalén. Él sabía porque habían sido enviados a Antioquía. Así que el sabía cómo lidiar con el falso movimiento mesiánico que ponía énfasis en el legalismo y el mantenimiento de la ley.

Se cree por muchos estudiosos,  que este falso movimiento mesiánico, también llamados los "judaizantes", fue el nacimiento del grupo ebonita. Éstos finalmente adoptaron la  adoración de la serpiente y la danza como parte de sus rituales. Aquí es donde entra otra bandera “roja”  con el movimiento mesiánico falsa. Ellos van rápidamente a los rituales. Adoptan las danzas rituales que copiaron de  los Judios apóstata  creyendo que estos son de Dios.

No, los Judios actuales ortodoxos son del antiguo culto a Baal, Kabalistas. Les sugiero que hagan Google y busquen  "danzas circulares" y echen un vistazo a los movimientos del cuerpo mismo que se utilizan en la brujería entre estos falsos guardianes de la ley. 

Ellos comienzan a cantar oraciones rituales. Y cuando las mujeres se levantan para señorear en el grupo, el espíritu de brujería se canaliza en los llamados “profetas y profetisas.”  Los miembros están sometidos a los hechizos de culto de las amenazas, de la condenación, de muerte o excomunión. Los que se niegan a seguir los rituales y se niegan a participar en las danzas circulares, son expulsados. Toda una obra satánica.


Las familias se destruyen mientras el poder oculto se abre camino a través de los hombres, mujeres y niños. Este es un gran peligro del falso movimiento mesiánico.

¿Qué es lo que hace de este falso movimiento mesiánico una amenaza y un gran peligro para el evangélicalismo?

1) Se involucran en las oraciones rituales (tomados de las manos en un círculo), cantos y danzas circulares;

2) Rechazan el nombre de Jesús como el nombre de un dios cerdo y empiezan a utilizar palabras como "Yahweh," "Yahshua" o "Yeshúa;"

.3) Comienzan a observar el sábado y condenan a todos los que adoran en domingo;

 4) Comienzan a observar todos los días de fiesta Antiguo Testamento (en realidad es una observación defectiva)

 5) Comienzan tratando de vestirse como los que son judíos usando el talit y kipá;

.6) Ellos niegan la salvación es únicamente en Jesús, que una persona también tiene que guardar la ley para ser salvos;

7) Rechazan Pablo y lo llaman un falso apóstol;

. 8) Rechazan libros de Pablo: Romanos, 1 y 2 Corintios, Gálatas, Efesios, Filipenses, Colosenses, 1 y 2 Tesalonicenses, 1 y 2 Timoteo, Tito, Filemón y Hebreos.

9) Ellos predican otro evangelio que Pablo no predicó;

10) Ellos predican a otro Jesús que Pablo no predicó;

11) Ellos enseñan el Talmud y la Kábala (misticismo brujería);

12) Ellos colocan emblemas cabalísticos en toda sus lugares de reunión;

13) Son crueles y odiosos a los que se niegan a aceptar sus doctrinas hereticas;

14) Ellos enseñan como doctrinas los mandamientos de hombres (Talmud);

15) Dan a las mujeres autoridad sobre los miembros de la iglesia y les dan cierta autoridad que solo los hombres pueden tener.

16) Sustituyen el bautismo en el nombre de Jesús (Hechos 2:38), e introduzca el nombre de Yahweh, Yahshua, o Yeshua o algún otro nombre imaginario;

17) Ellos practican tanto la circuncisión masculina y femenina (mujer dependiendo de la clase de secta heretica);

18) Ofrecen sacrificios de animales (algunos no, pero hacen compañerismo con aquellos que lo hacen);

19) Celebran la comunión con el viejo emblemas de la Pascua y no con pan sin levadura y el vino (también lavamiento de los pies);

20) Ellos creen en la comunión y la poligamia o los que lo hacen (permitiendo el adulterio y la fornicación legalizada);

 21) Permiten que las niñas menores de 13 años se casen en secreto con los líderes religiosos;

22) Los hombres usan chales de oración con "talit" que representan a todas las leyes del Antiguo Testamento;

23). Ellos enseñan un vocabulario totalmente nuevo de palabras Hebreas para “embellecer” el guardar la ley que muchos de los que están fascinados por el judaísmo creen que están haciendo cosas que los primeros cristianos hicieron. Este es un gran engaño y un peligro. 

Estos rituales de oraciones y palabras no fueron utilizados por Jesús, los Apóstoles, o los primeros discípulos. Estan practicas hereticas son tan falsas como una misa católica con todas sus palabras en latín y rituales.

24.) Las mujeres y las niñas se ven obligadas a cubrirse la cabeza. Estos se convierten en un símbolo más de la sumisión al falso movimiento mesiánico. Es un gran peligro para las mujeres y las niñas que se les diga si no usan estos para cubrir la cabeza están malditos y Dios no escuchará sus oraciones o recibir su adoración;

 25) Hacen uso de todo tipo de vaca, carnero, cabra y cuernos 
falsos para soplar y actuar como si estuvieran siendo realmente bíblicos:

26) Adoran al tetragrámaton YHVH o YHWH sobre el nombre de Jesús;

 27) Muchos hombres usan ropa de todo tipo de nudos en franjas alrededor de la camisa;

28.) Hacen uso de la Menorah, pero lo hacen de una manera falsa. Este es un mal uso de un emblema. No lo usan para representar a Jesús;

29) En su mayor parte, estos guardianes de la ley no son gente de santidad. Son una mezcla de todo tipo de religión.

Recordemos las Palabras del apóstol Pablo:


“Me maravillo de que tan pronto ustedes hayan abandonado (desertado) a Aquél que los llamó por la gracia de Cristo (el Mesías), para seguir un evangelio diferente, 7 que en realidad no es otro evangelio, sino que hay algunos que los perturban a ustedes y quieren pervertir el evangelio de Cristo. 8 Pero si aun nosotros, o un ángel del cielo, les anunciara otro evangelio contrario al que les hemos anunciado, sea anatema (maldito). 9 Como hemos dicho antes, también repito ahora: Si alguien les anuncia un evangelio contrario al que recibieron, sea anatema.” ( Galatas 1:6-9)

Si ud. conoce a alguien que está involucrado en estas sectas peligrosas y heréticas anímele a que salga de allí..no son grupos sanos y enseñan mandamientos de hombres y por lo tanto una doctrina abominable. Son de origen Talmudicos, tradiciones de demonios.



Por Caesar Arevalo




Saturday, September 22, 2012

EL SEOL, EL HADES Y EL GEHENA: UN ESTUDIO LEXICOGRAFICO E INTERTESTAMENTARIO




LA VIDA DESPUES DE LA MUERTE: EL SEOL, HADES Y EL GEHENA

Una de las cuestiones más cruciales que determinan nuestra comprensión de lo que la Biblia enseña acerca de la muerte y el más allá es la interpretación adecuada de los términos clave tales como el Seol, Hades y Gehena. Ningún estudio de la muerte es completa sin una profunda comprensión de estos términos.

SEOL

La palabra hebrea Seol se encuentra 66 veces en el Antiguo Testamento. Aunque el Antiguo Testamento siempre se refiere al cuerpo como ir a la tumba, siempre se refiere al alma o espíritu del hombre como ir al Seol. La naturaleza del Seol y la condición de aquellos en que es crucial para nuestra comprensión de lo que la Biblia enseña acerca de lo que sucede al hombre después de la muerte.

MATERIAL LEXICOGRAFICO

El primer paso en la comprensión de cualquier palabra antigua o extranjera es comprobar los léxicos, diccionarios, enciclopedias, etc, que se ocupan de ese idioma. Brown, Driver y Briggs basaron su Léxico Hebreo e Inglés del Antiguo Testamento sobre la labor de Gesenius, uno de los más grandes eruditos hebreos que han existido. Ellos definen el Seol como: "el hombre desciende hacia dónde el inframundo en la muerte" (p. 982.). Ellos rastrean el origen del Seol a  “sha-al,”  que significa que el mundo de los espíritus a los que los espiritistas dirigen sus preguntas a los difuntos, o “al-sha,”  que se refiere al lugar hueco en la tierra, donde las almas de los hombres se fueron en la muerte. Hebreo / Inglés Langenscheidt Diccionario de al Antiguo Testamento (p. 337) define el Seol como:

"Inframundo, el reino de los muertos, Hades."

The International Standard Bible Encyclopedia en el vol. IV, p. 2761, define el Seol como:

"el mundo no visto, el estado o la morada de los muertos, y es el equivalente del griego Hades."

Keil y Delitzsch dicn que "Sheol denota el lugar donde las almas de los difuntos se reúnen después de la muerte. Es una forma de infinitivo sha-al, a la demanda, el demandante, aplicado al lugar que inexorablemente convoca a todos los hombres en su sombra."

La evidencia lexicográfica es tan clara que el gran erudito de Princeton, BB Warfield; afirmó con los modernos eruditos Hebreos,  

no hay duda,  para permitir con toda sinceridad que Israel desde el comienzo de su historia registra   la convicción más establecida de la persistencia del alma en vida después de la muerte. El cuerpo es colocado en la tumba y el alma sale al Seol "

George Eldon Ladd en el Nuevo Diccionario de la Biblia (p. 380), comenta.:

En el Antiguo Testamento, el hombre no cesa de existir al morir, pero su alma desciende al Seol.

La erudición moderna entiende el la palabra Seol para referirse al lugar donde el alma o el espíritu del hombre va en la muerte. 
 Ninguna parte de la literatura lexicográfica define al Seol como una referencia a la tumba o para pasar a la no existencia.

ESTUDIOS COMPARATIVOS

Con el fin de entender lo que significaba una determinada palabra en un idioma antiguo, a veces es útil para encontrar palabras paralelas en las demás lenguas de la época. Así, los estudios comparativos del Seol demuestran que el Seol en otros idiomas significa el lugar donde el alma del hombre va a morir. Ninguna investigación ha encontrado un lugar en paralelo que Seol significa la tumba o la no existencia. 
Por ejemplo, el ARS ugarítico y acadio “alu -su”  se refiere claramente al “mundo bajo.”    Los Babilonios, Asirios, Egipcios, Griegos,  paralelos al Seol significaba claramente “el lugar de los espíritus partidos.”   El etíope Si'ol no puede significar otra cosa que el infierno, el lugar de la vida consciente después de la muerte.

CONTEXTO HISTÓRICO

Lo que es importante acerca de los estudios comparativos es que ponen palabras bíblicas en su contexto histórico. La palabra Seol así debe ser entendida en términos de lo que significa en el idioma Hebreo y su paralelo en las demás lenguas de la época. 

¿Por qué?

Cuando Dios quería que Israel crea que es algo único y contrariamente a lo que creían las culturas circundantes, Él siempre claramente condeno y prohibió a las creencias paganas y luego hizo hincapié en la singularidad del nuevo concepto. Por ejemplo, con el fin de establecer el monoteísmo, Dios en varias ocasiones condenó claramente el concepto pagano de politeísmo y enfatizo el monoteísmo.

Mientras que Dios condena claramente el politeísmo en el 
Antiguo Testamento, en ningún momento dijo Dios jamás
que condenaba la creencia en una vida futura consciente. En ningún momento dijo Dios que enseñó  el concepto de “aniquilación o la no existencia como el destino del alma del hombre en la muerte.”

Además, cuando Israel tenía una creencia única y contraria, las sociedades paganas alrededor de Israel usarían esta creencia como la base para perseguir a los judíos. Así, los Judios fueron perseguidos por rechazar el politeísmo y abrazar la creencia en el monoteísmo. Los tres amigos de Daniel que fueron arrojados al horno de fuego son un excelente ejemplo de tal persecución.

Sin embargo, ¿cuando y donde la historia registra que las religiones paganas o sociedades persiguieron a los Judios porque negaban otra vida consciente? Pensar que los Judíos podrían ir en contra del concepto universalmente de una vida futura y consciente  y que los paganos no aprovecharian esto como un pretexto para la persecución es absurdo.

Dado que la universalidad de la creencia en una vida futura consciente es irrefutable, y no hay pruebas de que Israel se desvió de esta creencia, debemos suponer que el Antiguo Testamento enseña una vida futura consciente en el Seol como el destino del alma del hombre o el espíritu.

LA LITERATURA RABINICA

Es universalmente reconocido por los modernos estudiosos Talmúdicos que nunca el Seol significaba la tumba o la inconsciencia en la literatura rabínica. Ginzburg afirma que en los escritos rabínicos se encuentra una condena consistente en que "no existe después de este mundo un estado de felicidad o infelicidad de un individuo."  Guttman añade: "El Talmud, al igual que la literatura apócrifa, sabe de una especie de estado intermedio de el alma entre la muerte y la resurrección; retribución verdadera se dispensará sólo después de la resurrección de la carne. Pero junto a esto, también encontramos el destino en una retribución que viene inmediatamente después de la muerte y en una vida de bendición para el alma en el más allá "

La tradición rabínica, antes, durante y después del tiempo de Cristo describe el alma que sale del cuerpo y baja al Seol en la muerte.  Los rabinos siempre imaginaron al justo  y al impío como consciente después de la muerte. La evidencia es tan abrumadora que la clásico teólogo de Princeton, Charles Hodge, declaró: "Que los Judios creían en una vida consciente después de la muerte está más allá de dispute.

Los aniquilistas no han descubierto ninguna prueba de que la mayoría de los Judios creían que el alma se extingue con la muerte. No hay conflicto en la literatura rabínica sobre este tema.


EL SEOL Y LA TUMBA

La King James Version traduce Seol como "infierno" 31 veces, "sepulcro" 31 veces y "hoyo" tres veces. Debido a esta falta de coherencia de la traducción, grupos como los adventistas, Armstrongistas y "testigos de Jehová" han enseñado que el Seol significa la tumba. Todos los immortalitistas condicionales o aniquilistas tradicionalmente han abusado de la traducción del Seol como la "tumba"'

Por ejemplo, en “La Fe de Nuestros Padres”   (Vol. I, pp 162 y 298), El famoso aniquilista Froom declaró enfáticamente que tanto el Seol y Hades significaba la tumba. Es de lamentar que incluso algunas versiones modernas han continuado la tradición de traducir Seol como grave.

Dado que los immortalitistas enfatizan que Sheol significa la tumba, nos detendremos en este punto para demostrar que el Seol no puede significar la tumba.

En primer lugar, exegéticamente hablando, la aparición inicial del Seol en el Antiguo Testamento no puede significar la tumba. 

La palabra Seol se encuentra primero en Génesis 37:35. Después 
de que los hermanos habían vendido a José como esclavo, informaron a su padre que José había sido asesinado y devorado por una bestia salvaje. Como Jacob contenía los restos ensangrentados y destrozados de la túnica de José en sus manos, declaraba:

"Una mala bestia le devoró: Joseph seguramente ha sido despedazado." (V. 33)
Como resultado de la conmoción de la muerte de José, Jacob exclamó:
"Ciertamente yo tengo de descender al Seol en el duelo por mi hijo." (V. 35, lit. Heb.)

Hay varias cosas acerca de esta primera aparición del Seol que debe ser señalado.

1. Jacob asume que su hijo estaba vivo y consciente después de la muerte y que eventualmente se reuniría con su hijo después de su propia muerte. El comentarista Aleman Lange comenta:

“Una cosa está clara: [la muerte de José] no era un estado de no-existencia,  Jacob iba a estar con su hijo, él seguía siendo su hijo, había aún un enlace entre él y su hijo, que todavía se hablaba de una personalidad; él todavía considera que tiene un ser de alguna manera y en alguna parte.”

2. Cualquier otra cosa que puede significar el Seol, en este pasaje no puede significar la tumba de José, que Jacob creyó que José había sido devorado por un animal y no tenía tumba. Puesto que José no tenía tumba, es imposible que Jacob se refería a ser enterrado en una fosa común con su hijo.

3. Según el contexto, Jacob está hablando claramente de reunirse con su hijo favorito en el mundo terrenal, aquí llamado Seol. Incluso se habla de "bajar" a reunirse con su hijo, porque se suponía que el Seol era el lugar de los espíritus, probablemente un lugar hueco en el centro de la tierra.

La segunda razón para no identificar el Seol como el sepulcro es que cuando los autores bíblicos querían hablar de la tumba, utilizaron la palabra Kever. Ellos no consideraban Kever y Seol como sinónimos, esto se desprende de la forma en que estas palabras se utilizan en todo el Antiguo Testamento. Por ejemplo, en Isa. 14:19, el rey se había echado a su tumba (Kever) con el fin de ser arrojado al sepulcro donde los espíritus de los difuntos pueden reprenderlo (vv. 9, 10). En este pasaje, el Seol y Kever son opuestos, no sinónimos.

En tercer lugar, en la Septuaginta, Seol nunca se traduce como “mneema,” que es la palabra griega que significa tumba. Siempre se traduce como Hades lo que significaba el inframundo. Kever se traduce como mneema 36 veces y 45 veces como taphos. Pero Kever nunca se traduce como Hades, asi como el Seol nunca se traduce como mneema.

En cuarto lugar,  Kever, y el Seol nunca se usan en paralelismo poético hebreo como equivalentes. Siempre están contrastados y nunca igualados. Kever es el destino del cuerpo, mientras que el Seol es el destino del alma (Salmo 16:8-11).

En quinto lugar, el Seol es "debajo de la tierra", o "el infierno", mientras que las tumbas fueron construidas como sepulcros por encima de la tierra, o en cuevas o agujeros en la tierra. Seol es llamado el inframundo en Isa. 14:9. También se le llama "las partes más bajas de la tierra" (RV) de Ps. 63:9; Isa. 44:23, Ez. 26:20; 31:14, 16, 18; 32:18, 24. Seol es lo contrario de los cielos (Sal. 139:8). Hay que ir "hacia abajo" para llegar al Seol (Génesis 37:35).

En sexto lugar, mientras que los cuerpos están inconscientes en la tumba, es en el Seol los que son vistos están como siendo conscientes (Isaías 14:4-7; 44:23; Ezequiel 31:16;. 32:21).

En séptimo lugar, el examen de los usos de Kever y Seol revela que el Seol no puede significar la tumba. Los siguientes veinte contrastes entre Kever y Seol demuestra este punto:

1. Mientras que el kabar (para enterrar) se utiliza en relación con Kever, nunca se utiliza en relación con el Seol. Podemos 
enterrar a alguien en una tumba, pero no podemos enterrar a alguien en el Seol (Génesis 23:4, 6, 9, 19, 20, 49:30, 31, etc.)

2. Mientras Kever se encuentra en su forma plural "tumbas" (Ex. 14:11), la palabra Seol nunca se pluraliza.

3. Mientras que una tumba se encuentra en un sitio específico (Ex. 14:11), Seol nunca es localizada, ya que es accesible en todas partes la muerte no importa donde la muerte tiene lugar. Ninguna tumba es necesaria para ir al Seol.

4. Si bien podemos comprar o vender una tumba (Gen. 23:4-20), nunca la Escritura habla del Seol que se compra o se vende.

5. A pesar de que puede ser dueño de una tumba como propiedad personal (Gen. 23:4-20), en ninguna parte de la Escritura es Seol es propiedad por el hombre.

6. Si bien podemos discriminar entre tumbas y recoger el "sitio más selecta" (Génesis 23:6), en ninguna parte en la Escritura el Seol es una "elección" a un "pobre" Seol.

7. A pesar de que se puede dejar un cadáver en una tumba (Génesis 50:13), no se puede dejar a nadie al Seol.

8. A pesar de que se puede erigir un monumento sobre la tumba (Génesis 35:20). En Seol nunca se habla de como tener monumentos.

9. A pesar de que puede, con facilidad, abrir o cerrar una tumba (2 Reyes 23:16), el Seol nunca se abre o se cierra por el hombre.

10. A pesar de que se puede tocar una tumba (Núm. 19:18), nadie dijo nunca en la Escritura que se puede tocar Seol.

11. Mientras que tocar una tumba trae contaminación ceremonial (Números 19:16), nunca las Escrituras hablan de nadie que haya sido contaminada por el Seol.

12. Si bien podemos entrar y salir de una tumba o sepultura (2 Reyes 23:16), nadie dijo alguna vez de entrar y luego salir del Seol.

13. Si bien podemos elegir el sitio de nuestra propia tumba (Génesis 23:4-9), nunca se habla del Seol como algo que podemos escoger y elegir.

14. Si bien podemos eliminar o descubren los cuerpos o huesos de una tumba (2 Reyes 23:16), las Escrituras nunca hablan del hombre de descubrir algo en el Seol.

15. A pesar de que puede embellecer una tumba con tallas ornamentales o imágenes (Gén. 35:20), el Seol nunca es embellecido por el hombre.

16. Mientras tumbas puede ser robadas o contaminadas (Jer. 8:1, 2), nunca se habla del Seol como ser robado o contaminado por el hombre.

17. Mientras que una tumba puede ser destruida por el hombre (Jeremías 8:1, 2), en ninguna parte de la Escritura dice que es el hombre capaz de destruir el Seol.

18. Mientras que una tumba puede estar completa, el Seol nunca es completo (Prov. 27:20).

19. Aunque podemos ver una tumba, el Seol es siempre invisible.

20. Si bien podemos visitar las tumbas de nuestros seres queridos, en ninguna parte de la Escritura se le dijo al hombre que puede visitar el Seol.


SEOL Y SUS HABITANTES

Teniendo en cuenta el principio de la revelación progresiva, no es de extrañar que el Antiguo Testamento es vago en la descripción del Seol y la condición de las personas en ella. Mientras que los profetas del Antiguo Testamento dijeron  muchas cosas sobre el Seol, no exponen en ninguna medida a fondo sobre este tema. Otra razón de esta indefinición es que una vida futura consciente fue tan universalmente aceptada que fue asumido por los autores bíblicos como la creencia de cualquier persona que lea las Escrituras. Dado que no era un punto de conflicto, no se prestó gran atención a la misma.

Las siguientes cosas se dicen sobre Seol con la advertencia de que el lenguaje figurado fuera utilizado por los autores bíblicos en su descripción de Seol y las condiciones de las personas en ella. Mucho daño ha sido hecho por hacer literla aquello que estaba destinado a ser figurativo.

En primer lugar, se dice del Seol que tiene "puertas" por el que se entra y "barras" que mantienen adentro a uno (Job 17:16;. Isa 38:10). Tal lenguaje figurado transmite la idea de que el Seol es un ámbito del que no hay escapatoria posible.

En segundo lugar, el Antiguo Testamento describe el Seol de las siguientes maneras:

1. Seol es un lugar oscuro o el lugar de las tinieblas (Job 10:21, 22;. Salmo 143:3). Evidentemente, es otra dimensión que no está expuesta a los rayos del sol.

2. Se considera como "abajo", "debajo de la tierra", o en "las partes más bajas de la tierra" (Job 11:8; Isa 44:23; 57:9; Ezequiel 26:20; Amos 9..: 2). Estas figuras del discurso no debe ser literalizado en una absurda cosmología. Se limitan a indicar que el Seol no es parte de este mundo, pero tiene una existencia propia en otra dimensión.

3. Es un lugar donde uno puede reunirse con sus antepasados, tribu o pueblo (Gén. 15:15; 25:8; 35:29; 37:35; 49:33; Números 20:24, 28;. 31:2; Deut 32:50;. 34:5; 2 Sam 12:23). Esto no puede referirse a una fosa común común donde todo el mundo estaba enterrado. El Seol es el lugar donde las almas de todos los hombres van a morir. Es por eso que Jacob esperaba reunirse con Joseph en el Seol. Mientras que la muerte significaba la separación de los vivos, los profetas del Antiguo Testamento claramente entendieron que también significó la reunión con los difuntos.

4. Parece que el Seol tiene diferentes secciones. Existe un contraste entre "la parte más baja" y "la mayor parte" del Seol (Deut. 32:22). Este lenguaje figurativo implica que hay divisiones o distinciones en el Seol. Tal distinción tajante del Antiguo Testamento entre el justo y el malo en esta vida indica que esta distinción continúa en la otra vida. Así, el malvado se dice que en "la parte más baja", mientras que los justos están en "la parte superior" del Seol. Si bien esto no se establece claramente en el Antiguo Testamento, parece que hay algún tipo de distinción en el Seol. Más tarde los escritores rabínicos enseña claramente que el Seol tenía dos secciones. Los justos se encontraban en dicha parte en una sección mientras los malvados estaban en tormento en la otra parte.

En tercer lugar, la condición de aquellos en el Seol se describe en las siguientes maneras:

1. A la muerte del hombre se convierte en un Refaim, es decir, un "fantasma", "sombra", o "espíritu sin cuerpo", según Job 26:5; Ps. 88:10; Prov. 2:18; 9:18; 21:16; Isa. 14:9; 26:14, 19. En lugar de describir al hombre como pasar a la no existencia,  el Antiguo Testamento establece que el hombre se convierte en un espíritu sin cuerpo. El uso de la palabra Refaim irrefutablemente establece esta verdad.  El Diccionario Hebreo-Inglés de Langenscheidt para el Antiguo Testamento (p. 324) define Rephaim que se refiere a los "espíritus de los difuntos, sombras." Brown, Driver y Briggs (p. 952) Refaim definir como "sombras, ghosts”  de muertos en el Seol".  Keil y Delitzsch Refaim definir como una referencia a "los que están sin cuerpo en el estado después de la muerte" .

Del significado de Refaim, está claro que cuando el cuerpo muere, el hombre entra en un nuevo tipo de existencia y experiencia. Ahora existe como un ser espiritual y experimenta lo que los ángeles y los espíritus desencarnados otras experiencias. Así como los ángeles son seres desencarnados energía compuestas sólo de la "mente" o energía mental y son capaces de supra-dimensional actividad y tales cosas como el pensamiento y el habla, sin la necesidad de un cuerpo físico, así también una vez el hombre muere, él también se convierte en un incorpóreo supra-dimensional ser de energía y es capaz de pensamientos y el habla sin la necesidad de un cuerpo. Esto es por qué los muertos se describen como "espíritus" y "fantasmas" a través de las Escrituras.

Este concepto se lleva a cabo en el Nuevo Testamento en lugares como Lucas 24:37-39. La creencia en los "fantasmas" pasa necesariamente por la creencia de que el hombre sobrevive a la muerte del cuerpo.

2. Los que están en el Seol son representados como conversando unos con otros e incluso hacer juicios morales sobre el estilo de  vida de los recién llegados (Isaías 14:9-20; 44:23;. Ezequiel 32:21). Por tanto, son entidades conscientes, mientras que en el Seol.

3. Una vez en el Seol, todas las experiencias relacionadas exclusivamente a la vida física ya no son posibles. Los que están en el Seol no se casan y procrean hijos porque no tienen cuerpos. Tampoco planifican y ejecutan transacciones comerciales. Una vez en el Seol, no pueden asistir a la adoración pública en el templo y dar sacrificios o alabanza. No hay placeres corporales como comer o beber. Los que están en el Seol no tienen ninguna sabiduría o conocimiento sobre lo que está sucediendo en la tierra de los vivos. Están separados de los vivos. Ellos han entrado en una nueva dimensión de la realidad con su propio tipo de existencia (Sal. 6:5; Eccles 9:10, etc.).

4. El juicio de Dios sobre los malvados no cesa cuando el impío muere en sus pecados. Así, algunas de las experiencias en el Seol son las siguientes:

a. La ira de Dios (Deut. 32:22): ". Parte más baja del Seol" De acuerdo con Moisés, la el malvado experimenta el fuego de la ira de YHWH, Este pasaje no tendría ningún sentido si los malos son inexistentes y el Seol es la tumba.

b. Sufrimiento (Sal. 116:3): La palabra hebrea Matzar  se refiere a la angustia que se siente cuando se esta en el estrecho de una difficulta.16 Se encuentra en este sentido en Ps. 118:5. Asimismo, la palabra  chevel , que es el paralelo poético para Matzar, significa "cuerdas de aflicción" (2 Sam 22:6;.. Salmo 18:6) .

c. Retorciéndose de dolor (Job 26:5): La palabra Hebrea chool  significa “girar y girar en el dolor como una mujer dando nacimiento.”

Es evidente que la no existencia difícilmente puede experimentar ira, angustia o dolor. Por lo tanto, hay indicios en los pasajes anteriores que no todo el mundo experimenta la bienaventuranza en la otra vida.

Más allá de estos tres pasajes, el Antiguo Testamento no habla del tormento en el estado intermedio. Si bien se habla de la "humillación y el desprecio eterno", que espera a los malvados después de la resurrección (Dan. 12:2), el Antiguo Testamento nos dice muy poco acerca de los sufrimientos intermedios de los impíos en el Seol.

5. En el Antiguo Testamento, los justos y los impíos se fueron al Seol en la muerte (Gn. 37:35). Aunque esto es cierto, los santos del Antiguo Testamento no tenían una idea clara de qué esperar en el Seol. Ellos fueron constantemente con una mezcla de emociones cuando contemplaban su muerte. No tuvieron la experiencia de la alegría y la confianza audaz de que los santos en el Nuevo Testamento expresan  (Hechos 7:59). Mientras que los santos del Nuevo Testamento pensaban en la muerte como una "ganancia" (Fil. 1:21), los santos del Antiguo Testamento creían en él como "pérdida".

Teniendo en cuenta el principio de la revelación progresiva, los santos del Antiguo Testamento simplemente no tenian toda la información que se necesitaba para acercarse a la muerte con paz y alegría. Así como la falta de la revelación del Nuevo Testamento les impidió obtener una conciencia clara y plena certidumbre de fe (Hebreos 10:1-14), así es que no podían acercarse a la muerte con alegría. Que esto es así se puede establecer en varias líneas de razonamiento.

En primer lugar, el escritor del libro de Hebreos nos dice que los santos del Antiguo Testamento estaban en esclavitud al temor a la muerte y que Satanás lo utilizó para sus opresores.

Desde entonces los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, que mediante la muerte el poder de aquel que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo, y librar a los que por el temor de la muerte estaban sujetos a esclavitud durante toda la vida. (Heb. 2:14, 15)

Sólo después de que el Mesías viniera y le arrebató las llaves de la muerte y el Hades al Maligno entonces el pueblo de Dios experimentaría la libertad del temor a la muerte (Apocalipsis 1:18).

La esclavitud del miedo que se apoderó de los santos del Antiguo Testamento se manifestó de diferentes maneras. Tenían miedo de estar separados de sus seres queridos vivos. Tenían miedo de estar separados de las alegrías de la vida (Sal. 6). Rogaban ser libres de la muerte y el sepulcro, porque no esperaban la muerte (Sal. 13). Por eso se habla de los "dolores" (RV) y los "terrores de la muerte" (Sal. 18:4; 55:4; 116:3) en lugar del triunfo sobre la muerte que en el Nuevo Testamento los santos expresan (2 Tim 4. :6-8).

En segundo lugar, aunque el panorama general de muerte fue un tanto sombrío en el Antiguo Testamento, sin embargo, Dios había empezado a revelar a su pueblo de que serían conducidos a su presencia alegres después de la muerte. Sin duda, estos eran sólo recuerdos de gloria, pero insinuaban lo  que eran. La ascensión de Enoc y Elías al cielo indicó que los justos pueden estar en la presencia de Dios (Génesis 5:24, cf Heb 11:5;.. 2 Reyes 2:11). El verbo que describe la ascensión de Enoc y Elías (laqach) fue utilizado más adelante para describir el paso de la salida del Seol justos al cielo (Sal. 49:15;. Cf 73:24). Asaf expresó la esperanza de que iban a ir a vivir en el trono de la gloria en la muerte. Más tarde los escritores rabínicos constantemente hablaban de los justos yendo al trono de la gloria en la muerte.

"Sin embargo, yo siempre estuve contigo: Tú has tomado asimiento de mi mano derecha. Con tu guía abogado Tú quieres de mí, y después me recibirás en gloria. ¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti? Y fuera de ti nada deseo en la tierra." (Salmo 73:23-25)

Los santos del Antiguo Testamento esperaban reunirse con sus seres queridos difuntos (Gén. 37:35). Esto debe haber  haberles dado un poco de consuelo.

Además, los creyentes del Antiguo Testamento sabían que el Seol estaba abierto a los ojos de Dios (Job 26:6) y que todavía estaría en presencia y protección de Dios (Sal. 139:8).

Mientras que los patriarcas fueron en duelo al seol, en el momento de la literatura sapiencial, una nota más optimista estaba empezando a sonar. El avance del general Salmo 37:35 a Sal. 73:24 indica un cambio gradual de actitud hacia la muerte, que la revelación progresiva es posible. Mientras que los santos del Antiguo Testamento sabían que iban al Seol al morir, había indicios de que pudieran ser llevados al cielo para estar en el trono de Dios después de la muerte.

HADES

El segundo término clave en la comprensión bíblica de la muerte y el más allá es la palabra Griega hades. Esta palabra se forma un puente lingüístico que nos lleva desde el punto de vista del Antiguo Testamento de la muerte a la posición del Nuevo Testamento. La importancia de una correcta interpretación de esta palabra no puede ser exagerada.

En la Septuaginta, Hades se encuentra 71 veces. Es el equivalente griego para Seol 64 veces. Los otros siete veces que se han encontrado en la Septuaginta, que es la traducción de otras palabras hebreas, algunos de los cuales arrojan luz sobre lo que Hades significaba para los traductores de la Septuaginta.

En Job 33:22, Hades es la traducción de la palabra hebrea memeteim, o "ángeles destructores  que son comisionados por Dios para matar al hombre."  En este sentido se refiere a desencarnar criaturas espirituales.

También se usa en Job 38:17 como la traducción de la palabra hebrea, "el reino de los fantasmas o sombras"  .

Se utiliza para "las sombras de lo lugares bajos" en Prov. 2:18. Esto se refiere a los espíritus de los difuntos en el Seol, que son vistos como "los habitantes del reino de los muertos, como en Homero y Virgilio, y como la palabra latina Inferi, que significa el reino de las almas sin cuerpo" .

Ni una sola vez es Hades el equivalente griego de la palabra 
hebrea para tumba (Kever). Ni una sola vez significa inexistencia “pérdida del conocimiento.”  Las veces que palabras diferentes está claro que significa el mundo de los espíritus. Por lo tanto, no hay forma de escapar a la conclusión de que los traductores de la Septuaginta claramente entendian que Hades se refiere al reino de las almas o espíritus desencarnados, y, también hay que destacar, que los traductores de la Septuaginta no obtuvieron este concepto del pensamiento platónico griego sino desde el concepto hebreo del Seol en sí.

LA EVIDENCIA LEXICOGRAFICA

Cuando nos dirigimos al material lexicográfico, nos encontramos con que los autores de la Septuaginta fueron correctos en su uso de Hades como el equivalente griego del hebreo Seol.

Arndt y Gingrich basaron su Léxico Griego-Inglés del Nuevo Testamento en la obra de W. Bauer, uno de los más grandes eruditos griegos que han existido. Definen Hades como "el infierno el lugar de los muertos" (p. 16). Griego-Inglés de Thayer Lexicon (p. 11) afirma que Hades viene de dos palabras que unidas significan "invisible", o "no se ve." Por lo tanto, se refiere a "el receptáculo común de los espíritus desencarnados".

El l material lexicográfico es tan unánime en la definición de Hades como el mundo de las almas desencarnadas que el teólogo de Princeton, AA Hodge, declaró lo siguiente:

El Hebreo moderno y los eruditos Griegos se unen con casi unanimidad en afirmar que estas palabras (Seol y Hades) nunca en una sola ocasión en la Biblia significa el "infierno" o "la tumba", sino siempre y sólo el espíritu invisible mundo.

Los comentaristas modernos no dudan en definir Hades como el lugar de las almas desencarnadas.24 esta es la razón por la cual ningún erudito hebreo o griego define lka palabra  Hades como "la tumba" o el "estado de inconsciencia o la no existencia".

El contexto histórico de Hades y estudios comparativos o 
palabras paralelas en otros idiomas han establecido tan firmemente que Hades se refiere al lugar de las almas desencarnadas que no hay controversia sobre este punto entre los eruditos bíblicos. Los immortalitists condicionales, ya sea cultistas o neo-ortodoxos, simplemente ignoran este material lingüístico y lexicográfico.

EL HADES Y SUS HABITANTES

La KJV tradujo mal la palabra Hades en cada ocurrencia tal como lo hizo con palabra Seol. Se encuentra diez veces en el Nuevo Testamento griego. El texto griego subyacente a la KJV tiene una undécima vez en 1 Cor. 15:55, pero esta es una lectura corrupta.

Tal vez la mejor manera de aclarar lo que el Nuevo Testamento enseña sobre el Hades es, antes que nada aclarar lo que el  Hades no significa. Una vez que hemos aclarado cualquier concepto erróneo de esta palabra, entonces podemos presentar su significado en el Nuevo Testamento.

En primer lugar, Hades no significa la muerte, porque la palabra Griega thanatos es la palabra para la muerte en el Nuevo Testamento. Además, Hades y la muerte aparecen juntos en pasajes como Apocalipsis 1:18 donde no pueden ser vistos como sinónimos.

En segundo lugar, Hades no es tumba, porque la palabra Griega  mneema es la palabra para la tumba en el Nuevo Testamento. Además, todos los argumentos que demuestran que el Seol no puede significar la tumba se aplican por igual a Hades ya que  Hades es la equivalente de la palabra hebrea Seol. La dependencia del Nuevo Testamento en la Septuaginta demuestra este punto.

En tercer lugar, Hades no es el "infierno", es decir, el lugar del castigo final de los impíos, porque la palabra griega Gehenna es la palabra "infierno" en el Nuevo Testamento.

En cuarto lugar, Hades no es el "cielo", es decir, el lugar donde el alma del justo va a la muerte a la espera de la resurrección que viene, porque la palabra Griega ouranos es la palabra para el cielo en el Nuevo Testamento.

En quinto lugar, Hades no es el lugar de la felicidad eterna para los justos después de la resurrección, ya que los nuevos cielos y la nueva tierra o el reino eterno se refieren a este lugar (Mateo 25:34; Ap. 21:1).

Una vez aclarado lo que Hades no significa, podemos afirmar el significado del Nuevo Testamento de esta palabra crucial.

En primer lugar, hay que subrayar una vez más la importancia del principio de la revelación progresiva. Mientras que Hades se usa de manera habitual en la versión Griega del Antiguo Testamento como el equivalente Griego de la palabra Hebrea Seol, esto no quiere decir que Hades debe limitarse al significado del Antiguo Testamento del Seol.

El Nuevo Testamento comienza donde termina el Antiguo Testamento para desarrollar progresivamente el concepto de lo que sucede con el alma después de la muerte del hombre. Debemos esperar que la revelación más plena de Cristo y los apóstoles aclarará lo que era vago en el Antiguo Testamento (Hebreos 1:1-3).

Durante el período intertestamentario, el concepto judío del Seol había progresado hasta la etapa en que se creía que el Seol tenídos compartimentos distintos, o secciones. Una parte era un lugar de tormento para los impíos que fuimos mientras que el otro era un lugar de felicidad consciente, a menudo llamado "seno de Abraham" o "paraíso", a la que los justos fueron llevados por angeles.25  Los rabinos incluso discutian cuántos ángeles se necesito para llevar a los justos al seno de Abraham.

La comprensión rabínica de Seol es la base para la ilustración de Cristo en Lucas 16:19-31. Mientras se dice que sólo el hombre rico fue directamente "al infierno" (v. 23), la frase "seno de Abraham"  al cual los angeles llevaron a Lázaro (vv. 22, 23), debe interpretarse como la seccion del Hades reservada para el justo. El diálogo entre el hombre rico y Lázaro es un eco de historias múltiples en las que tales diálogos fueron descritos. Por lo tanto, inicialmente, la primera aparición de Hades en el Nuevo Testamento se refiere a un concepto de la otra vida que había evolucionado más allá del concepto del Antiguo Testamento del Seol y reflejaba  el progreso de la comprensión que se había logrado durante el período comprendido entre Malaquías y Mateo.

Que Hades tendría un significado rabínico intertestamentario al principio del Nuevo Testamento y luego que evolucione a 
significar más que la comprensión rabínica también es algo que se espera.

Es sobre esta base que todos los intentos de limitar la enseñanza del Nuevo Testamento sobre la vida futura en los materiales del Evangelio, como Lucas 16, se debe rechazar como una visión defectuosa. Este punto de vista se basa en la suposición de que lo que Hades significa en los Evangelios es lo que debe significar en las Epístolas. Se trata de un error en el  principio de la evolución de la doctrina, así como el principal de la revelación progresiva como se indica en el Nuevo Testamento itself.

También hay que señalar que cuando afirmamos que los santos del Antiguo Testamento y los judíos intertestamentario no tenían 
una idea clara y precisa de lo que ocurrió después de la muerte, esto no quiere decir que sus experiencias no fueron superiores a su comprensión. Negar que entendían a dónde iban en la muerte no significa que no llegarían alli!

Esto también nos lleva a evitar el innecesario debate sobre la conveniencia o no de la historia del hombre rico y Lázaro en Lucas 16 debe ser vista como un relato literal o como una parábola.

Muchos escritores ortodoxos tratan Lucas 16 como una historia literal.  Niegan que es una parábola sobre la base de que (1) el mendigo debe haber sido un personaje histórico real, porque se dio su nombre, (2) Abraham fue un personaje histórico real y (3) en parábolas nunca se dan nombres. Así, muchos escritores ortodoxos exigen que la historia del hombre rico y Lázaro se vea como un relato literal.

Otros escritores suelen tratar Lucas 16:19-31 como una parábola y terminan negando que enseña algo sobre la muerte o el más allá. Suelen dar interpretaciones que son bastante fuera de lugar y fuera del contexto.

El problema básico es que ambas partes asumen que si la historia de Cristo es una parábola, no tiene sentido, y si no lo es, debe ser un relato literal. Ambas partes dejan de reconocer que la enseñanza de Cristo era rabínica en la metodología y que a menudo parábolas rabínicas giraba en torno a personajes históricos reales.

La literatura rabínica, antes, durante y después de la época de 
Cristo está llena de parábolas que construyen historias imaginativas en torno histórica real characters.

Los ejemplos son múltiples en el Talmud y el Midrash acerca de las parábolas en las que Abraham tuvo diálogos con personas como Nimrod, con quien nunca hubiera podido hablar literally.30 Todo el mundo entiende que estas parábolas y diálogos literalmente no tienen lugar. Se entendía que los rabinos usaban historias imaginativas y diálogos como método de enseñanza. Se entendió por todo lo que nunca se llevó a cabo estos diálogos.

Por lo tanto, no nos debiera molestar en lo más mínimo al decir que Cristo utilizó una historia rabínica y el diálogo en Lucas 16:19-31 que no era "verdadera" o "real" en el sentido de ser literal. Es obvio que Lázaro no se sentó literalmente en el regazo literal de Abraham. El hombre rico no tenía labios literales que podría saciarse con el agua.

Lo que es importante para nosotros comprender es que Cristo usó las imágenes mentales evocadas por esta parábola rabínica para enseñar que, en el más allá, el malvado experimenta tormento y el justo la felicidad. Esto se desprende de las fuentes rabínicas de la que Cristo sacó esta parábola.

Dado que el diálogo entre el rico y Abrahán era una herramienta de enseñanza utilizado por los rabinos antes de Cristo, es evidente que Cristo no estaba tratando de enseñar de que vamos a hablar con los impíos en el más allá. Él simplemente estaba utilizando el método del diálogo para llegar al otro lado el concepto de que no hay escape de tormento, hay una segunda oportunidad, y debemos creer en las Escrituras en esta vida para la salvación.

Que las epístolas desarrollarían lo que sucede con el alma después de la muerte e ir más allá del material evangelio es algo necesario. Los apóstoles eran conscientes del hecho de que su entendimiento estaba nublado durante su estancia con Cristo (Juan 12:16). Fue sólo después de Pentecostés y las revelaciones finales otorgadas a los apóstoles que pudieron, por fin, hablar de la muerte y el más allá con claridad. Fue sólo después de que las últimas piezas del rompecabeza cósmico de la revelación se les fue dad que podían ver la imagen completa.

Antes de la ascensión de Cristo, los creyentes y no creyentes, se dice que entraban en el Seol o Hades. Después de la resurrección de Cristo, los creyentes del Nuevo Testamento los creyentes en Cristo entran a estar con Cristo (Fil. 1:23), que es mucho mejor que el Hades. Están presentes con el Señor (2 Cor. 5:6-8), adorando con las huestes angélicas del cielo (Heb. 12:22, 23) en el altar de Dios (Apocalipsis 6:9-11). Así, los creyentes no entran ahora en el Hades, pero inmediatamente ascender al trono de Dios.

En el Nuevo Testamento hay por tanto, un desarrollo de la comprensión que tuvo lugar después de la resurrección de Cristo. Antes de que Jesús resucite de entre los muertos, los apóstoles asumieron que todo el mundo iba al Seol o Hades. Este Hades tenía dos secciones, una para los justos y otro para los malvados. Pero la resurrección de Cristo cambió este panorama. Así, Pablo usa el lenguaje de la transición, cuando habla de Cristo tomando a los justos del Hades y llevarlos al cielo (Ef. 4:8, 9).

Que Cristo fue al Hades, es decir, al mundo más allá de la muerte, es claro en Hechos 2:31, mientras que en el Hades, Peter describe a Cristo como proclamando a "los espíritus encarcelados" la realización de Su expiación (1 Ped. 3:18 -22). Mientras que el "paraíso" en el relato del evangelio (Lucas 23:43) se refiere a la sección del Hades reservado para los justos, para el tiempo que Pablo escribió 2 Cor. 12:2-4, se suponía que el paraíso había sido sacado de Hades y se colocó ahora en el tercer cielo.

Según la enseñanza post-resurrección en el Nuevo Testamento, los creyentes ahora van al cielo al morir a la espera de la próxima resurrección y el estado eterno. Pero, ¿qué hay de los malos? Los malvados descienden a la muerte al Hades, que es un lugar de tormento temporal mientras esperan la futura resurrección y su castigo eterno.

En primer lugar, es evidente que las almas de los impíos son atormentados durante el estado intermedio en el Hades. El apóstol Pedro dijo esto en un lenguaje que no puede ser más clara:

Entonces el Señor sabe cómo rescatar a los piadosos de la tentación, y reservar a los injustos para ser castigados en el día del Juicio Final. (2 Ped. 2:9)

Primero, Pedro dice que los malos son "guardados" hasta el día del juicio. Esta palabra está en la forma actual, activo infinitivo, lo que significa que los malos se están en cautividad de forma continua. Si el malvado se limitan a pasar a la no existencia de la muerte, no habría nada más que ser "guardado" para el día de juicio. Obviamente, Pedro esta gramaticalmente viendo a los malos guardados como prisioneros en una cárcel hasta el día del juicio final.

En segundo lugar, Pedro dice que los malos son "ser atormentados." Esta palabra está en el presente, la forma pasiva, participio y significa que los malos son continuamente atormentados como una actividad en curso.

Si Pedro quiso enseñar que los malos reciben su castigo completo en la muerte por pasar a la no existencia, entonces él habría usado el tiempo aoristo.

En su lugar, utiliza los tiempos griegos, que eran los únicos disponibles para él en el idioma griego para expresar tormento consciente y continuo. La gramática del texto irrefutablemente establece que los impíos son atormentados mientras esperan el día del juicio final.

Cuando llegue el día del juicio llegue, Hades se vacíara de sus habitantes, y los impíos estaran ante Dios por su frase final 
(Apocalipsis 20:13-15). Por lo tanto, llegamos a la conclusión de 
que Hades es el estado temporal intermedio entre la muerte y la resurrección de los impíos donde están en tormento consciente. Hades se vaciará en la resurrección, y entonces los malvados serán arrojados al "infierno" (gehenna).


GEHENNA

El tercer y último término crucial es la palabra Gehenna. Esta palabra se encuentra doce veces en el Nuevo Testamento y se traduce correctamente en cada caso por la KJV como "infierno."  Es una palabra que describe el destino final de los impíos después de la resurrección general y el juicio. Mientras que el Seol y Hades describir la morada temporal de los muertos hasta la resurrección, Gehenna es el lugar de castigo futuro en el estado eterno.

LA EVIDENCIA LEXICOGRAFICA

La palabra Gehenna es el equivalente griego de "el valle de Hinom" (Jos. 15:8; 18:16;. Neh 11:30). Por lo tanto, se refería originalmente al valle de Hinom, que estaba justo fuera de la ciudad de Jerusalén. Según Griego-Inglés de Thayer Lexicon (p. 111), que era el lugar donde Judios idolatraban y ofrecian sacrificios humanos a las deidades paganas (2 Reyes 23:10, 2 Crónicas 28:3;. 33:6).

Debido a estas horribles prácticas idólatras, el Valle de Hinnom era odiado y considerado "sucio" por Judios piadosos. En los días de Cristo, este odio del Valle de Hinnom causó el valle de convertirse en el vertedero de la ciudad donde se tiraba toda la basura de Jerusalén. Cuerpos sucios, así como basura normal fueron arrojados en él. Debido a que la basura era constantemente arrojados al valle, la quema de fuegos nunca se detuvo y los gusanos nunca dejaron de comer.

Esta imagen de un vertedero de basura inmunda donde nunca los incendios y los gusanos se extinguían era en la mente judía una descripción precisa del destino final de todos los adoradores de ídolos. Gehenna llegó a ser entendido como el vertedero final, basura eterna donde todos idólatras serían lanzados después de la resurrección. Los impíos sufrirán en el infierno para siempre, porque el fuego nunca dejaría de quemarlos y los gusanos nunca dejaría de roerlos.

Arndt y Gingrich también señalan que la creencia judía, antes de Cristo, colocó el último juicio de los impíos en el Valle de Hinnom. Llegaron a la conclusión de que significa "el lugar del juicio."  La International Standard Bible Encyclopedia (Vol. II, p. 1182) afirma que la Gehena se refiere al "lugar de castigo eterno de los impíos." Enciclopedia de McClintock y Strong de bíblico, Literatura Teológica y Eclesiástica define Gehenna como "el lugar de castigo eterno." Tanto Coon y Mills definen el Gehenna como "el lugar de la eterna punishment.

LA LITERATURA INTERTESTAMENTAL

Los malos no descienden al infierno al morir, porque es el lugar final de castigo para los malvados después de la resurrection.33
En ese momento, el Señor retribuirá a las naciones del mundo con una gran retribución incesante, y lanzarlas a la Gehena, donde serán castigados por generación tras generación. (Gen. Mid. 908)

La literatura talmúdica afirma que hay dos clases de personas que descienden al infierno. Los desobedientes entre Israel descender al infierno por "doce meses" con el fin de ser purificados de sus pecados en su fuego. A continuación, ascienden al trono de la gloria al paraíso en donde los justos de Israel ya había ascendido a la muerte (Bab. Tal. RH64). Idólatras y blasfemos permanecen en el infierno "a ser castigados por todas las generaciones" (Bab. Tal. RH65).

El lenguaje figurado utilizado en la descripción rabínica de la 
Gehena, como "fuego" (Gen. Mid. 214), "gusanos" (Bab. Tal Shah 777, 778;. La Sabiduría de Sirac 7:17), "llorando" (Bab. Tal. ER129), "oscuridad" (Gen. Mid. 257), "juicio" (Bab. Tal. ER126), etc, son todos prorrogados por la enseñanza de Cristo y los apóstoles en el Nuevo Testamento. El lenguaje descriptivo de la literatura apocalíptica judía, como "fuego y tormento" (Macc cuarto. 12:12, 13), "fuego y azufre" (Enoc 67:6), "huecos negros del infierno" (Sibylline IV, p . 83), etc, son claramente utilizados por Pedro, Judas y Juan en sus descripciones del destino final de los impíos después de la resurrección.

Esta evidencia intertestamentario es tan fuerte y consistente que el gran historiador de la Iglesia Phillip Schaff dice:

"Castigo eterno de los impíos fue y será siempre la teoría ortodoxa. Se llevó a cabo por los Judios en los tiempos de Cristo, con la excepción de los saduceos, que negaban la resurrection."

Después de una extensa investigación de la literatura intertestamentario, el mayor estudioso del Talmud cristiano, Alfred Edersheim, un conocido hebreo cristiano, llegó a la conclusión de que la Gehena se entendía en la época de Cristo para referirse al lugar de castigo eterno, consciente de los malos después de la resurrection.

CRISTO Y EL GEHENA

La imagen mental de horrible tormento eterno en el fuego de la Gehena fue evocado en la mente de los primeros discípulos por el propio Maestro. De sus doce apariciones en el Nuevo Testamento, Gehenna se encuentra nada menos que once veces en los labios del mismo Señor Jesús.

Pensar que Cristo era ignorante de lo que significaba la Gehena a la gente común de su época, o asumir que se había equivocado en el uso de las descripciones rabínicas de Gehenna es hacer injusticia a Él, que fue el maestro más grande que jamás haya existido. En efecto, el mero hecho de que Cristo utilizó el lenguaje rabínico conectado con la Gehena, como "fuego que nunca se apagará" y "gusanos que nunca mueren", demuestra más allá de toda duda razonable a cualquier persona que deliberadamente usó la palabra Gehena para impresionar a sus oyentes que el castigo eterno espera a los malvados después de la resurrección. No otra conclusión es posible.

La enseñanza de Cristo acerca de Gehenna es la siguiente:

En primer lugar, Gehenna es el lugar del juicio (Mateo 23:33). Él incluso utilizó la expresión rabínica, "el juicio del Gehena" (Bab. Tal. ER126).

En segundo lugar, Gehenna se coloca siempre en el fin del mundo, después de la resurrección (Mateo 5:22; 23:33). Esto fue expuesto por Juan en Apocalipsis 20:1-15. Esta fue también la posición rabínica (Gen. Mid. 159).

En tercer lugar, Gehenna es el lugar donde el cuerpo y el alma es castigado (Mateo 5:22, 10:28, Marcos 9:43-48). Los rabinos  vieron que la resurrección de los impíos era necesaria para que ellos reciban su castigo completo en el cuerpo (Mid. Gen. 159; 211n4).

En cuarto lugar, Gehenna era el lugar de tormento consciente. Cuando Cristo usó la frase "fuego que nunca se apagará" y "que nunca muere gusanos" (Marcos 9:47, 48, paráfrasis del autor), Él estaba utilizando bíblica (Isaías 66:24), apócrifos (Judit 16:17), y talmúdica (Gen. Mid. 214) imágenes que significaba todo sufrimiento consciente.

Los “aniquilacionistas”  tienen un argumento contrario a este punto. Señalan que, literalmente hablando, mientras que los gusanos y el fuego vertedero pueden destruir un cuerpo muerto, no puede decirse que el cuerpo muerto se siente ningún tormento. Por lo tanto, concluyen que el lenguaje de Cristo debe ser interpretado que el malo será aniquilado y no atormentado.

 El problema con esta interpretación es que no tiene en cuenta  que cuando Cristo habló del infierno en términos tales como "gusanos y fuego," Él estaba claramente utilizando fraseología rabínica.

Por lo tanto, es más crucial para descubrir cómo estas palabras se entendían en la literatura rabínica que señalar a los vertederos de la ciudad moderna.

La literatura intertestamentaria es clara que los Judios creían que el difunto podía sentir lo que estaba sucediendo a su cuerpo muerto. De hecho, cuando los gusanos comienzan royendo el cuerpo  ", los gusanos son tan dolorosas para los muertos como una aguja en la carne de los vivos" (Bab. Tal. Shah. 777, 778).

Dado que los "gusanos roen" claramente significaba tormento consciente en el pensamiento rabínico, el argumento de los aniquilacionistas 'no es válido debido a su ignorancia del significado de tal terminología rabínica. Eso también enseña también Judith 16:17 el tormento consciente es claro.

En quinto lugar, los malvados son arrojadas al infierno y permanecerán allí por toda la eternidad (Mat. 5:29, 30). En Gehenna, los malos son "destruidos" (Mateo 10:28).

Que la palabra "destruido" (apollumi) no significa "aniquilar" o "para pasar a la no-existencia", se desprende del significado de la palabra rabínica, el lexicográfico significado de la palabra, y la forma en que la palabra se usa en el Nuevo Testamento.

El Lexio Griego-Inglés de Thayer define apollumi como "para ser entregado a la miseria eterna" (p. 36). Ya que Thayer mismo era un unitario que no creía en el castigo eterno, su definición, sólo puede ser el resultado de su conocimiento del significado de esta palabra Griega. No hay evidencia lexicográfica para la posición que apollumi significa "aniquilar" o "pasar a la no existencia."

Que esta palabra no puede significar "no existencia", se desprende de la forma en que es utilizado constantemente en el Nuevo Testamento (Mateo 9:17, Lucas 15:4, 6, 8, 9, Juan 6:12, 27; 2 Cor 4. : 9; etc.) ¿La gente se pasa a la no existencia cuando son asesinados por una espada (Mateo 26:52) o una serpiente? (1 Cor. 10:9). ¿La gente dejar de existir cuando tienen hambre? (Lucas 15:17). Las odres pasar a la no existencia cuando son destruidos por el estallido? (Mateo 9:17). ¿Es la comida aniquilada cuando se estropea? (Juan 6:27).

En todos los casos donde se encuentra la palabra apollumi en el Nuevo Testamento, significa algo más que la aniquilación descrito. De hecho, no hay un solo ejemplo en el Nuevo Testamento donde apollumi significa aniquilación en el sentido estricto de la palabra.

CONCLUSIÓN

Gehenna como un lugar de castigo final fue una enseñanza rabínica clara antes de que Cristo naciera. El Midrash, el Talmud de Babilonia y Jerusalén, y la literatura apócrifa se refieren a la Gehena cientos de veces. El Midrash solo se refiere a la Gehena más de setenta y cinco veces.

Las imágenes vívidas y sorprendente fraseología que se encuentra en la literatura intertestamentario describe Gehenna como el mejor lugar de tormento eterno para los malvados, este concepto se llevó claramente al Nuevo Testamento por la enseñanza de Cristo y los apóstoles.

La idea de la aniquilación, en el cual los impíos dejan de existir, de hecho se puede encontrar en algunos de los estudios intertestamentarios, especialmente aquellas obras que fueron influenciados por los saduceos o los estoicos. Sin embargo, la misma Escritura y un estudio lexicográfico e histórico muestra los contrario, el destino eterno de los malvados será eterno y de tormento conciente.



Caesar Arevalo