Saturday, June 30, 2012

DECIDIMOS NUESTRA SALVACION? ( 1 )




La idea de que el Espiritu Santo es el unico agente quien efectua la regeneracion de los Cristianos. Monergismo esta en oposicion a sinergismo, la idea de que existe una cooperacion entre Dios y el hombre en el proceso de la regeneracion.  

Las escrituras muestran que Dios el Padre entro en un pacto antes de la fundacion del mundo con su Hijo Eterno para que este entre a la historia humana y redimir su pueblo para si mismo a traves de su sangre:

“«Salmo de David» Jehová dijo a mi Señor: Siéntate a mi diestra, hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies. 2 Jehová enviará desde Sión la vara de tu poder: Domina en medio de tus enemigos. 3 Tu pueblo estará dispuesto en el día de tu poder, en la hermosura de la santidad: desde el seno de la aurora, tienes tú el rocío de tu juventud. 4 Juró Jehová, y no se arrepentirá: Tú eres sacerdote para siempre, según el orden de Melquisedec. 5 El Señor a tu diestra herirá a los reyes en el día de su furor: 6 Juzgará entre las naciones, las llenará de cadáveres; herirá las cabezas en muchas tierras. 7 Del arroyo beberá en el camino; por lo cual levantará la cabeza.”  ( SALMO 110)

“Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió.” ( Juan 6:38)

Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, el cual nos ha bendecido con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, 4 según nos escogió en Él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de Él, en amor ( Efesios 1:3-4)

 Porque los hombres ciertamente juran por el que es mayor; y el juramento para confirmación es para ellos el fin de toda controversia. 17 Por lo cual, queriendo Dios mostrar más abundantemente a los herederos de la promesa la inmutabilidad de su consejo, lo confirmó con juramento; ( Hebreos 6:16-17)

Entre las bendiciones de la redencion que se deriva de la obra completa en la cruz estan el llamamiento efectivo y el traer en forma supernatural de aquella misma gente a Cristo ( (Juna 6:37, 44, 63-65; 15:16, Hechos 13:48; Rom. 8:29; Efe. 1:4).

Cristo mismo fue escogido para que sea nuestra salvacion desde antes de la salvacion del Mundo ( 1 Pedro 1:20, Efe. 1:4) y completar esta salvacion para SU gente en los ultimos tiempos en su cuerpo de carne, cumpliendo asi las demandas de la Ley por ellos en su vida, muerte, y resurreccion fisica.

Es entonces a traves de la predicacion del evangelio que el Espiritu Santo aplica el trabajo de dar vida del Hijo a los  escogidos al levantarles de su muerte espiritual, abriendo sus ojos, y abriendo sus oidos sordos, desarmando sus naturaleza hostil y dandoles una nueva naturaleza por la cual pueden ver la verdad, belleza y excelencia de Cristo. ( Ezequiel 36:26; Romanos 10:17, 12:3; 1 Corintios 12:3; 2 Corintios 4:13; Efesios 6:23, Filipenses 1:29, 1 Tesal,. 2:13, y Hebreos 12:2). Dios entonces toma en cuenta la obediencia y la satisfaccion de Cristo para aquellos que estan unidos a el por el Espiritu Santo a traves de la fe.

Debido a la caida, la condicion natural del ser humano es de depravacion total, el cual significa que aparte del trabajo del Espiritu Santo aplicando el trabajo de Cristo, ninguna persona se someteria humildemente a los terminus del evangelio. A causa del pecado la voluntad, las afeccioens, y la mente y el cuerpo estan esclavizados al pecado y la corrupcion hasta que Cristo nos hace libres  (Sal 51:5; Mat. 15:19; Rom 7:14-15; Efe 4:17-19; Juan 8:36; Rom. 6:22).

Cualquier “obediencia” de parte del hombre natural que no se origina de un Corazon renovado que ama a Dios no le lleva a obtener el derecho a la vida eternal. El resultado de la depravacion humana es que el hombre natural es impotente para responder en fe a Dios  (Rom 8:7, 8; 1 Cor 2:14).

Ya que Dios conoce a sus ovejas por nombre, el amor de Dios por sus ovejas es ambas intensive y particular. Aquellos que no le siguen son los que no son de El. Jesus les dijo,:  “Pero vosotros no creéis, porque no sois de mis ovejas, como os he dicho.  Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, “ En otras palabras el ama a los suyos con un amor active y efectivo, el cual logra alcanzar lo que el decidio hacer y completar el trabajo.

Thursday, June 28, 2012

FUE EL CRISTIANISMO INFLUENCIADO POR EL HELENISMO?


Dr. Paul R. Eddy
Assistant Professor of Theology, Bethel College, St. Paul, MN

Una crítica común al histórico cristianismo ortodoxo es la afirmación de que el cristianismo primitivo fue corrompido por las fuerzas intelectuales del helenismo. " (Helenismo, por supuesto, se refiere a la influencia de la filosofía griega y la cultura, que se extendió por todo el mundo Mediterráneo tras las conquistas de Alejandro Magno en el siglo IV aC). En concreto, las doctrinas de la Trinidad y la deidad de Cristo han sido rechazadas como ideas anti-bíblicas que se introdujeron en el cristianismo a través de la influencia corruptora de la filosofía griega, en particular las ideas de Platón. 

Ya en el año 1531, en ​​su libro Sobre los errores de la Trinidad, Miguel Serveto criticó a los 'helenistas por los términos utilizados por los cristianos trinitarios para explicar su comprensión de Dios. Más recientemente, varios críticos del cristianismo ortodoxo - mormones, incluyendo, los Testigos de Jehová, musulmanes, seguidores de la Nueva Era, Falsos Mesianicos y los teólogos liberales-han argumentado que las interpretaciones bíblicas verdaderas de Dios Padre, Jesucristo y el Espíritu Santo fueron corrompidos en el siglos tercero, cuarto y quinto por la filosofía griega y el politeísmo pagano, el cual condujo al desarrollo de las doctrinas de la Trinidad y la divinidad de Cristo. 

Los siguientes ejemplos documentan este enfoque: 

1) Stephen E. Robinson, profesor de Escritura Antigua en la Universidad Brigham Young, y apologista Mormón escribe:". evangélicos han llegado a estas conclusiones [sobre la naturaleza de Dios] sólo cuando se trata de imponer sus supuestos platonicos y categorías sobre los SUD [Santos de los Últimos Días] la teología. . . . Los mormones están preocupados por el hecho de que el Dios de los cristianos "ortodoxos" es prácticamente indistinguible del Dios de los filósofos helenísticos. lo que respecta específicamente a la doctrina de la Trinidad," Robinson afirma que se basa en: "los intentos no bíblicos de los Concilios del cuarto y quinto siglo para definir exactamente cómo Dios es, al mismo tiempo uno y tres, mediante el uso de conceptos filosóficos griegos, categorías y condiciones ". Concluye diciendo: "No me fío de los intelectuales de la Iglesia helenística para descubrir exactamente cómo esto es así ...." .? 

2) Una popular publicacion de los "Testigos de Jehová," titulada "¿Debería usted creer en la Trinidad," explica el desarrollo de la doctrina de la Trinidad de la siguiente manera: "En todo el mundo antiguo, ya en Babilonia, la adoración de dioses paganos agrupados de tres en tres, o tríadas, era común. Esa influencia también fue frecuente en Egipto, Grecia y Roma en los siglos anteriores, durante y después de Cristo. Después de la muerte de los apóstoles, tales creencias paganas empezaron a invadir el cristianismo. . . . Mientras que [Platón] no enseñan la Trinidad en su forma actual, sus filosofías allanarón el camino para ello. 

3) los apologistas musulmanes de Mahoma Ata'ur-Rahim Ahmad y Thomson ofrece una crítica similar de la Trinidad:. "Así como la enseñanzas de Jesús se extendió más allá de la Tierra Santa, entró en contacto con otras culturas y en conflicto con las autoridades. Comenzó a ser asimilado y adaptado por estas culturas y también fue modificado para disminuir la persecución por parte de los gobernantes. En Grecia, sobre todo, se convirtió en metamorfosis, tanto que fue expresado en un lenguaje nuevo por primera vez, y por su alineación con las ideas y filosofías de esa cultura. Fue el punto de vista de muchos de los dioses de los griegos, que en gran medida contribuyeron a la formulación de la doctrina de la Trinidad, junto con la elevación gradual de Jesús. . . de ser un profeta de Dios que de alguna manera ser una parte separada pero indivisible de Dios."

 ¿Como respondemos a esta crítica? ¿Hay pruebas de la amplia extension del "helenismo" dentro de la iglesia primitiva? Si es así, ¿significa esto que las doctrinas centrales de la fe cristiana fueron corrompidas en el proceso?

Lo que sí sabemos es lo siguiente: "helenismo" era una fuerza cultural que tocó la mayoría de las áreas en el mundo mediterráneo antiguo. Por lo tanto, puesto que el cristianismo surgió en el mundo mediterráneo, no es de extrañar que los primeros cristianos tuvieron que hacer frente a sus efectos. 

Sabemos que hubo diversas reacciones a la filosofía helenística entre los primeros cristianos. Por ejemplo, Tertuliano afirma que el cristianismo y la filosofía griega no tienen nada en común a todos. Por otro lado, Justino Mártir se sentía bastante cómodo hacer comparaciones entre el cristianismo y la filosofía griega con el fin de atraer a los paganos helenísticos al Evangelio. 

Justin no estaba solo en el intento de crear puentes emtre la filosofía griega con el cristianismo. Al igual que Justin, muchos primeros cristianos estaban dispuestos a pedir prestado algunos términos e ideas del mundo de la cultura de su día con el fin de comunicar el Evangelio a los que les rodean.

¿Significa esto que, en el proceso, las ideas helenísticas se les permitió introducirse en el mensaje del Evangelio y distorsionar su verdadero significado? 

Aunque se trata de una crítica común de la cristiandad ortodoxa, se puede demostrar que, de hecho, es un argumento sin fundamento real. 

Los siguientes cuatro puntos sirven para revelar las debilidades de este punto de vista. 

1.) El mundo judío, en donde surgió el cristianismo, ya había sido tocado por el helenismo antes del nacimiento de Cristo. Los críticos que usan este argumento a menudo lo hacen parecer como si la vida y la cultura de Jesús y los primeros discípulos no fue tocada por el helenismo, y que sólo en los siglos posteriores se permitió "infectar" a la iglesia. Sin embargo, sabemos por la historia que esto simplemente no es el caso. En su estudio pionero, del judaísmo y el helenismo, Martin Hengel ha demostrado que, a partir de mediados del siglo III AC, Palestina judía ya había experimentado los efectos del helenismo de varias maneras. Por ejemplo: 

    (1) bajo el gobierno de Ptolomeo, los Judios se vieron obligados a hacer frente a las formas helenísticas de gobierno y administración, 
    (2) como habitantes de una tierra costera importante, Palestina fue una encrucijada para el comercio internacional, que reunió a muchos comerciantes a través helenizados la zona, 
    (3) el idioma griego - el idioma común del Imperio Romano - se convirtió en una parte de la cultura judía (y se convirtió en el idioma del Nuevo Testamento!), 
    (4) griega técnicas educativas fueron adoptadas, en parte, por los Judios. Por lo tanto, la idea de una virgen el judaísmo, sin tocar por el helenismo, dando lugar a un cristianismo primitivo igualmente virgen que más tarde fue "corrompido" por el helenismo no es más que un cuadro histórico falso. 

2). Estudios recientes han demostrado que la influencia del helenismo en varios de los pueblos en el mundo antiguo era en gran parte superficial, y sobre todo atrajo la clase dominante y los que tienen esperanzas políticas y administrativas. En su monumental estudio sobre el periodo helenístico, Peter Green demuestra que los efectos del helenismo en las culturas locales en el mundo antiguo opero como un obligado barniz cultural a través de una sana y distinta visión del mundo tradicional. GW Bowersock ha llegado a conclusiones similares: "la persistencia de todas estas tradiciones locales ha sugerido que no era más que una helenización superficial de gran parte de Asia Menor, el Cercano Oriente y Egipto. . . . [Helenismo] era un medio y no es necesariamente la antítesis de las tradiciones locales o indígenas. Por el contrario, proporcionó una nueva y más elocuente voz a ellos. Estas observaciones indican que el hecho de que el helenismo no tendio a infiltrar y "corrumpir"  las tradiciones locales religiosas del mundo antiguo. Más bien, la gente mantenia sus tradiciones religiosas, a pesar de la influencia helenística en otras áreas de sus vidas. Esto nos lleva a nuestra tercera observación. 

3). Aunque el judaísmo y el cristianismo primitivo se vieron afectadas por la cultura que los rodeaba, ellos con diligencia guardaban sus creencias y prácticas religiosas de las influencias paganas helenísticas, hasta el punto del martirio. 

Llegamos ahora a la meollo de la cuestión. La evidencia histórica y arqueológica muestra que tanto el judaísmo y el cristianismo primitivo cuidadosamente guardaron sus puntos de vista religiosos de la cultura  helenística que los rodeaba. 

Por ejemplo, en relación con el judaísmo, el trabajo arqueológico de Eric Meyers en la ciudad de Séforis en el primer siglo la Alta Galilea revela que, a pesar de la influencia helenística en varios niveles culturales, el pueblo judío mantuvo una estricta observancia de la Torá. 

Cuando se trata de los primeros cristianos, es evidente que las influencias religiosas son judías y no helenístico- pagano. La esencia del Evangelio cristiano no es más ni menos que el cumplimiento de todas las promesas del Antiguo Testamento del pacto a través del Mesías tanto tiempo esperado. 

Es el clímax de la historia de Yahvé-Dios tratando con el pueblo judío a través de una serie de convenios, que culmina en el Nuevo Pacto de Jesucristo. 

Se trata de una cosmovisión judía que domina el Evangelio, no la de paganismo. Las conclusiones de Gregory Dix sobre la cuestión de la helenización del Evangelio confirma esta afirmación: el núcleo central del evangelio consiste en "un monoteísmo judío y el mesianismo judío y una escatología judía, que se expresa en un patrón particular de adoración y de la moralidad." 

Esta conclusión entra en conflicto con lo que solía ser un punto de vista popular de los orígenes cristianos de los primeros del siglo XX. Este punto de vista, celebrada por un grupo de eruditos críticos conocidos como la "Historia de la Escuela de las Religiones", que afirmaba que muchas creencias y prácticas cristianas primitivas fueron tomadas en realidad de paganos helenísticos 'cultos de misterio. " 

En los últimos años, sin embargo, esta visión ha sido abandonada por el mundo académico. La evidencia actual demuestra que el cristianismo primitivo se entiende mejor como el resultado de el pensamiento judío. En su libro, el cristianismo y el mundo helenístico, el filósofo Ronald Nash se enfrenta a las pretensiones de la Historia de la Escuela de las Religiones. Sus conclusiones son dignas de mención: "el cristianismo primitivo era una fe sincrética? ¿El Cristianismo presto sus creencias y prácticas esenciales tanto de la filosofía helenística, o de la religión del gnosticismo? La prueba requiere que esta pregunta se responda en forma negativa. 

La conclusión de Nash se ajusta a los resultados de muchos otros. El trabajo de los historiadores y los estudiosos de la Biblia como N. T. Wright NT y David Flusser confirman que el judaísmo del primer siglo es el contexto adecuado  para entender el surgimiento del cristianismo primitivo. Es cierto que el cristianismo finalmente rompió con el judaísmo. A diferencia del judaísmo, el Cristianismo entiende a Dios como un ser trino, y el Mesías como divino y humano. Sin embargo, estas perspectivas teológicas tienen sus raíces en la experiencia de los primeros cristianos judíos que se registran en el Nuevo Testamento. 

Como Dix ha señalado, "el cristianismo dejó de ser judío, pero no por ello se convirtió en griego" .

 4) Muchos de los elementos centrales del Evangelio se opone diametralmente a la mentalidad helenística. Esta afirmación se puede demostrar ofrecinedo los siguientes ejemplos: 

En primer lugar, como el judaísmo, el Evangelio cristiano proclama que Dios creó de la nada "todas las cosas ('ex nihilo'). Esto es contrario a la visión griega de la materia preexistente eterna. 

En segundo lugar, desde que Dios creó todas las cosas, incluyendo la materia, el cristianismo (con el judaísmo) entiende la materia en general, y el cuerpo humano, en particular, como "muy bueno" (Gn 1:31). 

La visión del mundo helenístico entiende la materia como cuestionable en el mejor - si no totalmente mal. El cuerpo fue visto como algo parecido a una tumba poco natural, en el que estaba atrapada el alma humana eterna temporalmente hasta que sea liberado por la muerte.

Considerando que, con el judaísmo, el cristianismo proclama que para ser humano se tiene que tener un cuerpo, y por lo tanto que podría experimentar la resurrección del cuerpo (un cuerpo incorruptible!).

En la vida, la concepción griega de la vida después de la muerte era la libertad  del alma del cuerpo. 

Algunos han señalado similitudes entre ciertos sistemas griegos de la ética y las enseñanzas del Nuevo Testamento sobre la moralidad. Sin embargo, incluso aquí existen diferencias significativas. Si bien es posible identificar algunos rasgos comunes, como los estilos literarios y los códigos morales básicos, existen diferencias importantes en la motivación (los cristianos están motivados por lo que se refiere a Dios y a su llamado a la santidad; los griegos por la auto-evidente "razón") y los medios para vivir una vida moral (los cristianos son fortalecidos por el Espíritu Santo, los griegos se basan en su propia sabiduría innata y la capacidad). 

Por último, a diferencia del punto de vista filosófico griego, la esperanza del cielo es la base de los cristianos a perseverar bajo presión moral. 

Por último, debemos abordar la afirmación de que las doctrinas de la deidad de Cristo y la Trinidad son corrupciones paganas helenísticas desarrolladas más tarde del principio de los años primitivos del cristianismo. Dos respuestas son suficientes para mostrar las debilidades de estas afirmaciones. 

En primer lugar, las afirmaciones de aquellos que, como los mormones y los Testigos de Jehová que el cristianismo del Nuevo Testamento fue corrompido por la tarde la influencia helenística no tienen en cuenta el hecho de que se trata de los datos del Nuevo Testamento en sí, que llevaron a los primeros padres cristianos a confesar la divinidad de Cristo y de la Trinidad de Dios. 

Si bien las consideraciones de espacio no permiten una detallada defensa bíblica de estas doctrinas, se puede hacer referencia a una serie de importantes estudios que demuestran que estas doctrinas se basan en el testimonio del Nuevo Testamento de Jesucristo (ver nota al final de los recursos sugeridos). 

Segundo, las investigaciones recientes han demostrado con fuerza la idea de los primeros cristianos que la deidad de Cristo no se desarrolló en un contexto helenístico, sino en un pensamiento claramente judío del mundo.

Richard Bauckham, colaborador de este movimiento académico relativamente nuevo (a veces conocida como la "Nueva Historia de la Escuela de las Religiones") establece estas conclusiones sucintamente: 

"Cuando esta Cristologia del Nuevo Testamento se lee con este contexto teológico judío en mente, resulta claro que, desde los tiempos mas tempranos despues de la Pascua en adelante, los primeros cristianos incluían a Jesús, precisa e inequívoca, dentro de la identidad única del Dios único de Israel. . .  La primera cristología ya era la más alta cristología. . . ." 

En conclusión, aunque la afirmación de que la creencia cristiana y la práctica fue corrompida por influencia helenística que argumentan los críticos del cristianismo ortodoxo, la evidencia histórica no es compatible con esta afirmación. Más bien, al igual que el judaísmo de la que surgió, la fe cristiana rigurosamente ha vigilado su identidad religiosamente única en el medio de la diversidad religiosa y filosófica de la antigua cultura mediterránea.


BIBLIOGRAFIA

Craig L. Blomberg and Stephen E. Robinson, How Wide the Divide? A Mormon and an Evangelical in Conversation (Downers Grove, IL: InterVarsity, 1997), p. 92.
Blomberg and Robinson, How Wide the Divide?, p. 128.
Should You Believe in the Trinity? (New York: Watchtower Bible and Tract Society, 1989), p. 11.
Muhammad 'Ata'ur-Rahim and Ahmad Thomson, Jesus Prophet of Islam, 2nd ed. (London: Ta-Ha Pub., 1996), p. 2.
Martin Hengel, Judaism and Hellenism: Studies in their Encounter in Palestine during the Early Hellenistic Period, 2 vols., (trans. John Bowden; Philadelphia: Fortress, 1974). See also Hengel's Jews, Greeks and Barbarians: Aspects of the Hellenization of Judaism in the Pre-Christian Period (trans. John Bowden; Philadelphia: Fortress, 1980); and The 'Hellenization' of Judea in the First Century after Christ (trans. John Bowden; Philadelphia: Trinity, 1989).
Peter Green, Alexander to Actium: The Historical Evolution of the Hellenistic Age (Berkeley: University of California Press, 1990), pp. 312-335.
G. W. Bowersock, Hellenism in Late Antiquity (Ann Arbor: University of Michigan Press, 1990) 6-7.
Eric Meyers, "The Challenge of Hellenism for Early Judaism and Christianity," Biblical Archaeology 55 (1992) pp. 84-91.
Gregory Dix, The 'Hellenization' of the Gospel (Uppsala: Almqvist & Wiksells, 1953), p. 3 (emphasis in text).
Ronald Nash, Christianity and the Hellenistic World (Grand Rapids: Zondervan, 1984), p. 270.
See N. T. Wright, The New Testament and the People of God (Minneapolis: Fortress, 1992); David Flusser, Jewish Sources in Early Christianity (New York: Adama, 1987).
Dix, 'Hellenization' of the Gospel, p. 29.
For a more detailed discussion see Paul R. Eddy, "Christian and Hellenistic Moral Exhortation: A Literary Comparison Based on I Thessalonians 4," in Directions in New Testament Methods (ed. M. Albl, P. R. Eddy, and R. Mirkes; Milwaukee: Marquette University Press, 1993), pp. 45-51.
On the deity of Christ see: Murray J. Harris, Jesus as God: The New Testament Use of theos in Reference to Jesus (Grand Rapids: Baker, 1992); Robert M. Bowman, Jehovah's Witnesses, Jesus Christ, and the Gospel of John (Grand Rapids: Baker, 1989); Millard Erickson, The Word Became Flesh: A Contemporary Incarnational Christology (Grand Rapids: Baker, 1991). On the Trinity see: Robert M. Bowman, Why You Should Believe in the Trinity: An Answer to Jehovah's Witnesses (Grand Rapids: Baker, 1989); Gregory Boyd, Oneness Pentecostals and the Trinity (Grand Rapids: Baker, 1992).
Richard Bauckham, God Crucified: Monotheism and Christology in the New Testament (Grand Rapids: Eerdmans, 1998) vi-vii.

Wednesday, June 27, 2012

1948 NO ES EL CUMPLIMIENTO DE LA PROFECIA DE EZEQUIEL







Los dispensacionalistas han mantenido desde sus inicios que las profecías de  Ezequiel y Daniel referente a la futura restauración de Israel  fueron cumplidas en ese estado en 1948.

La pregunta es, ¿ES ESTO LO QUE LOS PROFETAS  HEBREOS TENIAN EN MENTE? 

Otra pregunta más inquisitiva seria, “¿SE CUMPLIERON LAS PROMESAS DE ABRAHAM EN EL MOVIMIENTO ZIONISTA EN 1948 o EN EL EVANGELIO DE JESUCRISTO?

Veamos la “profecía” de 1948:

Ezequiel profetiza, “Por tanto, así dice Jehová el Señor: Ahora volveré la cautividad de Jacob, y tendré misericordia de toda la casa de Israel, y me mostraré celoso por mi santo nombre” (39:25). 

Las profecías de Daniel son predicadas en el año 530 AD justo 55 años después de las profecías de Ezequiel, y al igual que la profecía de Ezequiel, también apunta a la futura restauración de la destruida nación de Israel. Durante el ministerio de Ezequiel, la nación de Israel sufre una de las peores invasiones de ese entonces, es desmantelada y todos sus tesoros fueron llevados a Babilonia, los Judíos son llevados en cautividad y ambos profetas ofrecieron al pueblo esperanza en el medio de la tragedia. Cien años más tarde, todas las promesas hechas a través de estos dos profetas son nulificadas cuando Nehemías y Esdras son permitidos regresar a Jerusalén, reedificarla con los exiliados liberados de Babilonia. Las paredes son reedificadas, el pueblo de Dios retorna, y aunque ellos son un satélite del imperio Babilónico,  los reyes Babilónicos usan los tesoros públicos para la reconstrucción de Jerusalén.

 Este evento está en línea con la profecía que Dios traerá a su pueblo del exilio a Jerusalén lo cual es el CUMPLIMIENTO DE LA PROFECIA DE EZEQUIEL Y DANIEL. Un nuevo Templo es aun construido con la ayuda del rey Persa. Todo esto fue cumplido dentro de 100 años después de la profecía. El templo fue reedificado, los sacrificios fueron renovados, la ciudad fue reedificada, y los exiliados vinieron a la tierra. Todo esto se cumplió antes de 1948.

            Claro hay otras predicciones hechas por Daniel, por ejemplo, que requiere cumplimiento más allá del retorno de Israel bajo Nehemías. Una de esas profecías es la de Ezequiel 34:23:

 “Y levantaré sobre ellas a un pastor, y Él las apacentará; a mi siervo David; Él las apacentará, y Él será su pastor.” 

Es esta profecía que Jesús mismo usa para designarse como el Buen Pastor en Juan 10. De manera que Ezequiel no es una profecía de un estado Sionista de 1948, pero más bien, acerca del retorno de los exiliados en 440 BC, y finalmente acerca de Jesús Cristo como el Hijo de David.

 ¿Que acerca de la destrucción del Templo?  ¿Acaso el Nuevo Testamento no registra que ha de haber una destrucción final del templo y de la ciudad? En verdad, así fue. “Y cuando Jesús salió del templo y se iba, vinieron sus discípulos para mostrarle los edificios del templo. 2 Y Jesús les dijo: ¿No veis todo esto? De cierto os digo: No quedará piedra sobre piedra, que no sea derribada.” (Mateo 24:1-2) 

Esta profecía se cumplió en el año 70, cuando los Romanos destruyeron Jerusalén y los Judíos y Cristianos fueron masacrados y dispersados, y el emperador Romano se proclamó así mismo dios, y se sentó en el lugar Santísimo, cumpliendo así la profecía de la “abominación desoladora” profetizada por Daniel. 

Esta profecía se cumplió en el tiempo de los Apóstoles, Jesús dijo: “Por tanto, cuando viereis la abominación desoladora, que fue dicha por el profeta Daniel, que estará en el lugar santo (el que lee, entienda). 16 Entonces los que estén en Judea, huyan a los montes. 17 El que esté en la azotea, no descienda a tomar algo de su casa; “ 

LOS APOSTOLES LO ENTENDIERON NO COMO ALGO EN EL FUTURO como dicen los dispensacionalistas, sino como algo que ocurriría en su generación. De manera que las profecías de Daniel y Ezequiel, no tienen su cumplimiento en 1948 o en otro periodo de la historia.

La segunda pregunta, sin embargo, tiene un aspecto que va mas allá del cumplimiento profético, es acerca de la identidad del pueblo Dios e Israel. La pregunta, ¿Es el moderno estado anticristiano Sionista de Israel el cumplimiento de Israel? Según el dispensacionalismo, Dios tiene un plan especial para Israel y que la Iglesia es solo un paréntesis (Chafer) en el soberano plan de Dios para salvar a Israel.

El Apóstol llama esta doctrina humana dispensacionalista la herejia Galaciana. “Así como Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia. 7 Sabed, por tanto, que los que son de la fe, éstos son hijos de Abraham. 8 Y la Escritura, previendo que Dios había de justificar por la fe a los gentiles, predicó antes el evangelio a Abraham, diciendo: En ti serán bendecidas todas las naciones. 9 Así también los de la fe, son bendecidos con el creyente Abraham. 10 Porque todos los que son de las obras de la ley están bajo maldición. Porque escrito está: Maldito todo aquel que no permaneciere en todas las cosas que están escritas en el libro de la ley, para hacerlas.” ( Galatas 3:6-11)

De manera que no existe dos planes de salvación, pues tanto 
Judíos y Gentiles están bajo maldición y pueden solo acercarse a Dios y recibir sus promesas por fe en JesuCristo. Sugerir o afirmar que las promesas de Dios son cumplidas en el Israel físico político, aparte de Cristo, es una herejía. De aquí que el año 1948 no tiene ninguna significancia Bíblica.

Entonces, ¿ Ha abandonado Dios a SU Pueblo?

Digo, pues: ¿Ha desechado Dios a su pueblo? ¡En ninguna manera! Porque también yo soy israelita, de la simiente de Abraham, de la tribu de Benjamín. 2 Dios no ha desechado a su pueblo, al cual antes conoció. ¿O no sabéis qué dice la 
Escritura de Elías, cómo hablando con Dios contra Israel dice: 3 Señor, a tus profetas han dado muerte, y tus altares han destruido, y sólo yo he quedado, y traman contra mi vida? 4 Pero, ¿qué le dice la respuesta divina? Me he reservado siete mil varones, que no han doblado la rodilla ante Baal. 5 Así también aun en este tiempo ha quedado un remanente escogido según la elección de gracia. (Romanos 11:1-5)

Dios tiene un remanente, ese remanente NO ES EL ESTADO FISICO POLITICO ANTI CRISTIANO DE ISRAEL, es el Pueblo escogido por Dios por gracia en Jesucristo, formado de Judíos y Gentiles: “Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús. 29 Y si vosotros sois de Cristo, entonces simiente de Abraham sois, y herederos conforme a la promesa.”   (Galatas 3:28-29)


Es importante notar que el establecimiento del moderno Estado de Israel, fue hecho por judíos incrédulos que rechazaron a Cristo. Esto es cierto pues la profecía no habla de un retorno de Judíos incrédulos, al contrario, el espíritu de arrepentimiento estuvo ya presente en el tiempo del retorno de la cautividad Asiria y Babilonia, veamos los siguientes pasajes:

“ Además de esto, el holocausto continuo, las nuevas lunas, todas las fiestas solemnes de Jehová, todo sacrificio espontáneo y toda ofrenda voluntaria a Jehová,  Cuando los albañiles del templo de Jehová echaron los cimientos, se pusieron en pie los sacerdotes, vestidos de sus ropas y con trompetas, y los levitas hijos de Asaf con címbalos, para alabar a Jehová, según la ordenanza de David, rey de Israel. 11 Cantaban, alabando y dando gracias a Jehová, y decían: «Porque él es bueno, porque para siempre es su misericordia sobre Israel.» Todo el pueblo aclamaba con gran júbilo y alababa a Jehová porque se echaban los cimientos de la casa de Jehová.” (Esdras 3:5, 10-11)

“ Los hijos de la cautividad, los que habían regresado del cautiverio, ofrecieron holocaustos al Dios de Israel: doce becerros por todo Israel, noventa y seis carneros, setenta y siete corderos, y doce machos cabríos por expiación, todo en holocausto a Jehová.” (Esdras 8:35)

“Porque Esdras había preparado su corazón para estudiar la ley de Jehová y para cumplirla, y para enseñar en Israel sus estatutos y decretos.” (Esdras 7:10)

Ahora, pues, dad gloria a Jehová, Dios de vuestros padres, haced su voluntad y apartaos de los pueblos de las tierras y de las mujeres extranjeras. 12 Toda la asamblea respondió en alta voz:—Hágase conforme a lo que has dicho. 13 Pero el pueblo es muy numeroso y estamos en tiempo de lluvias; además no podemos permanecer en la calle, ni es cuestión de un día ni de dos, pues somos muchos los que hemos pecado en esto. 14 Que sean nuestros jefes los que se queden en lugar de toda la congregación, y vengan en fechas determinadas todos aquellos que en nuestras ciudades hayan tomado mujeres extranjeras, acompañados de los ancianos y los jueces de cada ciudad, hasta que apartemos de nosotros el ardor de la ira de nuestro Dios a causa de esto. (Esdras 10:11-12)

“Cuando oí estas palabras me senté y lloré, hice duelo por algunos días, ayuné y oré delante del Dios de los cielos. 5 Y le dije: «Te ruego, Jehová, Dios de los cielos, fuerte, grande y temible, que guardas el pacto y tienes misericordia de los que te aman y observan tus mandamientos; 6 esté ahora atento tu oído y abiertos tus ojos para oír la oración de tu siervo, que hago ahora delante de ti, día y noche, por los hijos de Israel, tus siervos. Confieso los pecados que los hijos de Israel hemos cometido contra ti; sí, yo y la casa de mi padre hemos pecado. 7 En extremo nos hemos corrompido contra ti y no hemos guardado los mandamientos, estatutos y preceptos que diste a Moisés, tu siervo. 8 Acuérdate ahora de la palabra que diste a Moisés, tu siervo, diciendo: “Si vosotros pecáis, yo os dispersaré por los pueblos; 9 pero si os volvéis a mí y guardáis mis mandamientos y los ponéis por obra, aunque vuestra dispersión sea hasta el extremo de los cielos, de allí os recogeré y os traeré al lugar que escogí para hacer habitar allí mi nombre”. 10 »Ellos, pues, son tus siervos y tu pueblo, los cuales redimiste con tu gran poder y con tu mano poderosa. 11 Te ruego, Jehová, que esté ahora atento tu oído a la oración de tu siervo, y a la oración de tus siervos, quienes desean reverenciar tu nombre; concede ahora buen éxito a tu siervo y dale gracia delante de aquel hombre.” (Nehemias 4:11).

“En el primer año de Darío hijo de Asuero, de la nación de los medos, que vino a ser rey sobre el reino de los caldeos, 2 en el primer año de su reinado, yo, Daniel, miré atentamente en los libros el número de los años de que habló Jehová al profeta Jeremías, en los que habían de cumplirse las desolaciones de Jerusalén: setenta años  Volví mi rostro a Dios, el Señor, buscándolo en oración y ruego, en ayuno, ropas ásperas y ceniza.4 Oré a Jehová, mi Dios, e hice confesión diciendo: “Ahora, Señor, Dios grande, digno de ser temido, que guardas el pacto y la misericordia con los que te aman y guardan tus mandamientos, 5 hemos pecado, hemos cometido iniquidad, hemos actuado impíamente, hemos sido rebeldes y nos hemos apartado de tus mandamientos y de tus ordenanzas. 6 No hemos obedecido a tus siervos los profetas, que en tu nombre hablaron a nuestros reyes, a nuestros príncipes, a nuestros padres y a todo el pueblo de la tierra” (Daniel  9:1-11)

“Entonces Zorobabel hijo de Salatiel, y Josué hijo de Josadac, el sumo sacerdote, y todo el resto del pueblo oyeron la voz de Jehová, su Dios, y las palabras del profeta Hageo, tal como le había encargado Jehová, su Dios; y temió el pueblo delante de Jehová. 13 Entonces Hageo, el enviado de Jehová, habló por mandato de Jehová al pueblo, diciendo: «Yo estoy con vosotros, dice Jehová.”  (Hageo 1:12-13).

Por lo tanto, el cumplimiento de la promesa de la reunión y restauración de Israel de entre las naciones, no ocurrió en 1948, sino en los días de Esdras. De hecho Nehemías citó las amenazas del libro de Deuteronomio en sus oraciones para la re-edificación del templo (Neh. 1:8-9, 2 Cro. 36:17-23).

También, si la restauración de Israel fue el 14 de Mayo de 1948, ¿donde están Babilonia y Asiria? La profecía dice que Babilonia y Asiria serían castigados por sus iniquidades, sin embargo si aceptamos que la restauración de Israel fue en 1948, entonces Dios no cumplió su palabra, primero porque no hubo un castigo a Babilonia y Asiria; y segundo, porque ambas naciones no estuvieron presentes en 1948.

Por último, como ya se indico más arriba, para que la nación moderna de Israel hubiera cumplido la profecía de Ezequiel, entonces hubiera tenido que primero arrepentirse y retornar:
En un instante hablaré contra naciones y contra reinos, para arrancar, derribar y destruir. 8 Pero si esas naciones se convierten de su maldad contra la cual hablé, yo me arrepentiré del mal que había pensado hacerles, 9 y en un instante hablaré de esas naciones y de esos reinos, para edificar y para plantar. 10 Pero si hacen lo malo delante de mis ojos, no oyendo mi voz, me arrepentiré del bien que había determinado hacerles. (Jeremías 18:7-11)

Pregunto ¿ Se ha arrepentido la moderna nación de Israel en 1948? No, por lo tanto la nación moderna de Israel de 1948 no puede ser la nación resucitada y restaurada por la mano del Señor.  
¿Camina la nación de Israel en los estatutos de la ley de Dios? No, 
¿reconoce el moderno estado de Israel de 1948 a Jesús como el Mesías de Dios? No.

¿Encaja la moderna nación de Israel de 1948 con el pueblo de Dios arrepentido descrito en la Biblia? No y no. 

Conclusión, el moderno estado de Israel de 1948 no es el cumplimiento de la restauración de las profecías. 


Caesar Arevalo

Tuesday, June 26, 2012

GENESIS 12:3







Millones de "cristianos" han sido vilmente engañados por Satanás, el cual les ha hecho creer que el famoso pasaje bíblico que dice: "Bendeciré a los que te bendijeren, y maldeciré a los que te maldijeren" (Gen.12:3) se está refiriendo a todos los judíos. Según estos engañados por el Diablo, quien maldiga a los judíos, será maldito por Dios, y quien bendiga a los judíos, será bendecido por Dios. Veamos la falsedad espantosa de esa interpretación tan perversa:

Si leemos el contexto de ese pasaje bíblico vemos que el Señor se está refiriendo a la bendición de ABRAHAM Y SU DESCENDENCIA A TRAVÉS DE ISAAC, es decir, se refiere a la descendencia ESPIRITUAL de Abraham, o lo que es lo mismo: a los CREYENTES en el Mesías Jesús , ya sean judíos o gentiles, y todos ellos forman la IGLESIA DE DIOS, la cual es la DESCENDENCIA DE ABRAHAM (Ro.4:16).

El apóstol Pablo enseñó de forma muy clara que los descendientes o simiente de Abraham, y los herederos de la promesa que Dios le dio a Abraham, son solamente LOS QUE PERTENECEN AL MESÍAS JESÚS , es decir, los CRISTIANOS, ya sean de origen judío o gentil:  “Todos ustedes son hijos de Dios mediante la fe en el Mesías Jesús , porque todos los que han sido bautizados en el Mesías se han revestido del Mesías. Ya no hay judío ni griego, esclavo ni libre, hombre ni mujer, sino que todos ustedes son uno solo en el Mesías Jesús .


Y si ustedes pertenecen al Mesías, son la descendencia de Abraham y herederos según la promesa.” (Gal.3:26-29).

¿Lo ha leído bien?, el apóstol Pablo dijo bien claro que la descendencia de Abraham son los que pertenecen al Mesías, ya sean judíos o gentiles, es decir, la descendencia de Abraham es la IGLESIA DEL MESÍAS, LOS VERDADEROS CRISTIANOS, por lo tanto, ¡los judíos antiMesías o anticristo no son de ninguna manera descendencia de Abraham!, sino al contrario, ellos tienen por padre al Diablo, sin embargo, muchos engañados por Satanás quieren que creamos que estos judíos antiMesías son el pueblo escogido de Dios, ¡qué salvajada!,

los verdaderos hijos de Dios NO son los descendientes naturales de Abraham, sino los HIJOS DE LA PROMESA (Ro.9:8), y estos hijos de la promesa son los que CREEMOS EN EL MESÍAS JESÚS , el resto de judíos incrédulos que rechazan a Jesús  como Mesías e Hijo de Dios no son los verdaderos descendientes de Abraham, sino que son el anticristo (1Jn.2:22), e incluso el Mesías dijo que el padre de estos judíos incrédulos es el diablo (Jn.8:44), por lo tanto, si el padre de esos judíos incrédulos es el diablo, ¿como pueden ser estos judíos antiMesías parte del pueblo de Dios?, ¡es imposible!

Por consiguiente, cuando Dios dijo a Abraham que él bendecirá a los que le bendigan, y maldecirá a los que le maldigan, sencillamente se estaba refiriendo a la DESCENDENCIA ESPIRITUAL DE ABRAHAM, la cual son todos los que creemos en el Mesías Jesús , es decir, los CRISTIANOS, la verdadera IGLESIA DEL MESÍAS,

DIALOGO CON UN UNICITARIO


DISCUSION CON UN UNICITARIO ACERCA DE DIOS


Este diálogo comenzó después de que Matt hizo un comentario acerca del error de la teología unitaria en una sala de chat. Gary le respondió a Matt y tuvieron el siguiente diálogo.
Note por favor que durante el diálogo Matt intentó hacer que Gary viera cómo es su confusa posición en cuanto a la Divinidad. Recordemos que la teología unitaria enseña que Dios es una persona y no tres como enseña la Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo.
Matt inició el diálogo con preguntas diagnósticas tratando de determinar exactamente lo que cree Gary, tratando de recalcar en las respuestas de Gary buscando así, alguna inconsistencia.

Matt: En estos momentos, ¿es Jesús un hombre?
Gary: Sí. En la forma del Espíritu Santo, Jesús es hombre y al mismo tiempo es, Espíritu en el cielo.
Matt: ¿Tiene la persona Jesús en estos momentos las cicatrices en Sus muñecas y pies?
Gary: Sí. En forma glorificada en el cielo. ¿Alguna vez ha leído acerca de Tomás?
Matt: ¿En Juan 20:28? Sí. Donde Jesús es un hombre, ¿correcto? Por lo tanto, Él es una persona, ¿correcto?
Gary: Sí. Jesús es una persona; un hombre y más.
Matt: Entonces, si Jesús es una persona, ¿quién es entonces el Espíritu Santo?
Gary: Jesús.
Matt: ¿Entonces tiene el Espíritu Santo un cuerpo de carne y huesos con cicatrices en Sus manos y pies?
Gary: El Espíritu Santo no es un hombre. El Espíritu Santo describe un aspecto de Dios.
Matt: En la Biblia, el Espíritu Santo habla (Hechos 13:2), el Espíritu Santo ama (Romanos 15:30), el Espíritu Santo tiene voluntad (1ª Corintios 12:11). Exactamente como el Padre. Jesús le habla al Padre, el Padre habla a otros acerca del Hijo, mientras Jesús ¡está en la tierra!
Gary: El Espíritu Santo y el Padre son uno mismo.
Matt: Cada persona, Padre, Hijo y Espíritu Santo tienen voluntad propia.
Gary: Sí. Dios fue totalmente hombre y totalmente Dios.
Matt: El Padre y el Hijo, ¿son la misma persona?
Gary: Absolutamente sí.
Matt: Está bien. Ahora, permítame preguntarle. Una persona tiene voluntad propia, ¿correcto? Si el Hijo es en realidad el Padre, entonces esto significa que hay una sola voluntad, ¿correcto?
Gary: Tendría que estudiar más la definición de persona para responder adecuadamente a eso.
Matt: La fe es suficiente.
Gary: Está Dios en naturaleza divina, y Dios en la Forma de Cristo, así que sí: Ellos tienen una voluntad.
Matt: Una persona tiene “personalidad”. O sea, es consciente de sí misma: Habla, dice “Usted”, “De Ud., Uds.”, “yo”, “mío”, etc. Ahora bien, si ellos tienen una voluntad, ¿por qué la voluntad del Hijo  fue diferente a la del Padre? “Y él se apartó de ellos a distancia como de un tiro de piedra; y puesto de rodillas oró, 42 diciendo: Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.” (Lucas 22:41-42).
Gary: Sí, por supuesto. Pero esto es como cuando Usted hace ejercicio y su cuerpo le grita que se detenga, que estoy cansado, pero en su corazón de corazones Usted continúa en contra de la naturaleza de la carne.
Matt: Un momento. ¿Quiere decir que el cuerpo de Jesús le estaba hablando a Dios? ¿Que no era la persona de Jesús la que hablaba?
Gary: No, en absoluto. Podemos tener más que una voluntad: Mente, cuerpo, espíritu.
Matt: Pero si son la misma persona, entonces, ¿por qué está diciendo que la mente, el cuerpo y el espíritu tienen una voluntad? Sin embargo y debido a que son dos personas, vemos que la voluntad del Hijo era diferente que la del Padre.
Gary: Pienso que está confundido.
Matt: No. Pienso que Usted es el que está confundido. Me está diciendo que el cuerpo de Jesús le estaba hablando al Padre. Agrega además que el Padre, el cual es el Hijo, tiene dos voluntades diferentes en la misma persona al mismo tiempo.
Gary: Como Hijo Él tiene la voluntad de la carne.
Matt: ¿Me está diciendo entonces que la voluntad de la carne le estaba hablando al Padre? Entonces, ¿dónde estaba Jesús? ¿No era un hombre? ¿No tenía carne y sangre? ¿O fue el Espíritu de Dios en el cielo y en la tierra el hombre carne llamado Jesús?
Gary: Sí. Usted entiende bien mi punto.
Matt: Ya veo. Entonces, esto no fue una encarnación, ¿lo fue? Realmente no era Dios en carne. Sólo era carne.
Gary: Sí, seguro fue.
Matt: Si fue, ¿cómo puede ser esto? Usted divide a Cristo en dos: Arriba en el cielo en el Padre y abajo en la tierra en la carne. Esto no es encarnación.
Gary: No. Era Dios colocándose carne, verdadera carne y sangre.
Matt: Entonces, ¿era Jesús Dios en carne o no? Si Él era Dios en carne, ¿a quién entonces le estaba hablando en el cielo? Si Jesús es el Padre, ¿estaba entonces el Padre en el cielo y en el mismo cuerpo de Cristo al mismo tiempo? ¿Era el Padre quien estaba encarnado en el Hijo?
Gary: Era Dios en las limitaciones de forma humana, clamándole a Dios en Su naturaleza divina sin límites.
Matt: Usted no está respondiendo a mi pregunta. ¿Fue el Padre quien se encarnó en el Hijo?
Gary: No. Este fue DIOS encarnado en el Hijo. Es sólo como un sombrero que se usa. Usted se lo quita o se lo coloca.
Matt: Entonces, ¿es Dios el Padre, o el Hijo, o el Espíritu Santo?
Gary: Yo soy hijo y puedo ser un papá y más, pero soy solo uno.
Matt: Si Jesús es Dios, la totalidad de Dios, ¿quién era entonces el Padre que le estaba hablando a Jesús, cuando Usted afirma que el mismo Jesús era Dios? ¿Puede responder a esa pregunta?
Gary: Dios es Padre, Hijo, Espíritu y mucho más.
Matt: Pero Jesús le habló AL Padre. El Padre le habló AL Hijo. ¿Quiénes son ellos? ¿Lo mismo? ¿La misma persona?
Gary: Él es Dios, la misma persona.
Matt: ¿La misma persona hablándose a sí mismo en formas diferentes y con nombre diferentes?
Gary: Sí. Para nuestro beneficio.
Matt: ¿Y la misma persona en desacuerdo con ella misma?
Gary: Sí.
Matt: Así que el Padre quien era el Hijo estuvo en desacuerdo con el Hijo el cual es realmente el Padre, ¿correcto? Y el Hijo hizo la voluntad del PADRE la cual es diferente de la voluntad del Hijo, quienes realmente son la misma persona, ¿correcto?
Gary: Sí lo son.
Matt: Ya veo… Entonces el Padre y el Hijo son la misma persona, pero ellos tienen voluntades diferentes, ¿correcto?
Gary: Sí. Ellos podrían algunas veces tener voluntades diferentes.
Matt: ¿Ellos podrían? Lo que Usted me está diciendo es que Dios es realmente una persona, que se muestra a sí mismo como el Padre y el Hijo al mismo tiempo, quien realmente tienen UNA voluntad, pero muestra dos que no están de acuerdo entre sí, ¿correcto?
Gary: Sí. La carne no está de acuerdo con el espíritu.
Matt: ¡Espere! ¿Era el Padre la carne? Porque Usted dijo que el Hijo y el Padre son lo mismo. Si lo son, entonces el Hijo era un hombre y el Padre era la carne, ¿correcto?
Gary: Pienso que está confundido. Dios es el mismo.
Matt: No. Pienso que USTED está confundido. Sólo estoy repitiéndole lo que está enseñando. Usted mismo ve la confusión en lo que está diciendo. Eso es bueno.
Gary: No estoy enseñando algo. Veo a un adolescente engañándome.
Matt: Usted me está enseñando. Me está tratando de enseñar que el Padre y el Hijo y el Espíritu Santo son todos, la misma persona. Lo que estoy tratando de hacer es que vea que no tiene sentido lo que está diciendo. Usted tiene al Padre y al Hijo en la misma persona, los cuales no están de acuerdo entre sí, lo cual no es “entre sí”, ya que verdaderamente es en Sí mismo. Usted tiene a Dios como carne en desacuerdo con Dios como espíritu.
Gary: 1ª Timoteo 3:16: “E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne, Justificado en el Espíritu, Visto de los ángeles, Predicado a los gentiles, Creído en el mundo, Recibido arriba en gloria.” Pienso que está tratando de mezclar los títulos con Dios.
Matt: Si Jesús fuera carne en desacuerdo con el Padre, ¿cómo puede entonces una sola persona tener un desacuerdo consigo mismo y tener una conversación de acuerdo consigo mismo al mismo tiempo? Además, apelar en este punto al misterio solo me dice que Usted no puede explicar lógicamente su posición y ve que la misma es confusa.
Gary: Pienso que Usted no lo entiende. Pienso que está tratando de cortar a Dios y limitarlo a las cajas donde lo quiere poner.
Matt: No. Estoy tratando de que Usted vea que su punto de vista acerca de Dios no tiene sentido. No soy yo quien está cortándolo; es Ud. Usted lo tiene a él como una parte de carne, una parte de espíritu, una parte que es el padre, una que es el hijo y quienes todos no son verdaderamente diferentes sino que todos son la misma persona, que hablan consigo mismos pero que realmente no son ellos mismos, sino que es realmente él mismo. Usted tiene la carne de Dios encarnada en desacuerdo con el Espíritu de Dios en el cielo. Pero si eso es verdad, entonces eso no sería encarnación y el punto de vista suyo acerca del sacrificio de Jesús es inútil.
Gary: ¿Cómo así? Explique por favor.
Matt: Usted no tiene una encarnación real. De hecho, no tiene la persona del Dios encarnado.
Gary: Mi punto de vista de Dios tiene perfecto sentido.
Matt: ¿Perfecto sentido? Difícil de creer.
Gary: Dios es un Dios, el cual tiene muchas posiciones, pero sigue siendo un Dios.
Matt: Usted no puede aceptar que el Hijo le habla AL Padre. Ellos tienen voluntades diferentes, al mismo tiempo: La experiencia en la crucifixión que le mencioné anteriormente en el Huerto en Lucas 22:42.
Gary: Una persona con muchos sombreros. No veo cuál sea la confusión acerca de esto.
Matt: El Padre tiene una voluntad. El Hijo tiene una voluntad. Ambos tienen voluntades. Jesús no sólo es carne. Él es Dios encarnado, la Palabra encarnada, la Palabra que estaba CON Dios (Juan 1:1, 14). El Hijo le habla AL Padre. Ellos conversan; tiene identidades propias y separadas; pero no mezcladas. Usted tiene al Hijo como si fuera o no fuera Dios en carne. De alguna forma Él es la carne hablándole al espíritu como si la carne tuviera su propia personalidad que puede comunicarse. ¿Es Jesús espíritu y carne o no? Usted lo divide en partes y afirma que una parte le habla a la otra parte. ¿Es esto lo que significa ser un hombre? ¿Hacer que su carne realmente le HABLE a su ESPÍRITU que no se encuentra dentro de sí, sino que está en otro lugar? ¿En este caso, el cielo? Esto no tiene sentido.
A partir de este momento Gary dejó de publicar. Probablemente era porque se estaba sintiendo frustrado tratándome de explicarme lo mismo. Pero él, no pudo ver que lo que decía no tenía sentido. Solo trató de decir que Dios tenía sombreros diferentes.

Conclusión: En lo que Gary estaba diciendo no hay sentido, debido a que existen atributos innatos de la personalidad en cada uno de ellos que NO pueden confundirse y menos, mezclarse. El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo presentan rasgos de la personalidad. Y la personalidad es única en cada persona.

Por Caesar Arevalo

FUENTE:  
MINISTERIO DE APOLOGETICA E INVESTIGACION CRISTIANA

http://www.miapic.com/